La anandamida, un neurotransmisor que incide en la felicidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 16 julio, 2018
Edith Sánchez · 16 julio, 2018

La anandamida es un compuesto que fabrica nuestro organismo. Curiosamente, esta sustancia tiene unas propiedades muy similares a las del THC, que es el principio activo de la marihuana. Por eso, muchos dicen que este neurotransmisor es una “marihuana natural” que produce el cuerpo humano.

La anandamida ejerce un efecto similar sobre el cuerpo al de la marihuana. Su acción es básicamente relajante. Calma y regula el sistema cardiovascular. También genera una sensación de felicidad. De hecho, su nombre se deriva de la palabra “ananda”, que significa “portador de paz y felicidad interna”, en sánscrito. Está en el cerebro humano y también en el chocolate.

Fue descubierta en 1992. Se le definió como una molécula débil con efectos de corta duración en el organismo. Además de sus efectos sedantes, también mejora el funcionamiento del sistema respiratorio e influye en el rendimiento de nuestras funciones cognitivas.

La felicidad frecuentemente se cuela por una puerta que no sabías que estaba abierta”.

– John Barrymore-

La acción de la anandamida

La anandamida se sintetiza en el cerebro. Básicamente en las mismas zonas que están asociadas con la memoria, los procesos cognitivos superiores, la motivación y el control del movimiento. Se ha descubierto que es capaz de atenuar la sensación de dolor. Además, interviene en la regulación del apetito y en los sentimientos de recompensa y placer.

En el año 2017 se realizó un estudio con ratones. A estos animales se les inyectó una dosis de anandamida. Su comportamiento cambió al recibir la sustancia. Enfrentados a problemas cognitivos, se mostraron más interesados en encontrar una solución y más hábiles al hacerlo.

Se piensa que la ciencia todavía no ha sido capaz de identificar todas las propiedades y efectos de este neurotransmisor. Se ha sugerido que podría ser una buena ayuda terapéutica para los adictos a psicoactivos. Sin embargo, a esta tesis todavía le falta evidencia que la respalde.

mujer con los brazos en la cabeza feliz por el efecto de la anandamida

Efectos de la anandamida

El efecto de la anandamida es de corto plazo y muy intenso. Así, influye de manera positiva sobre diferentes funciones del organismo.

Los principales efectos son:

  • Homeostático. Contribuye a potencializar los efectos regenerativos del cuerpo y a mantener el equilibrio del sistema nervioso.
  • Analgésico. Al igual que la marihuana y todos los cannabinoides, tiene poderosos efectos para modular y disminuir el dolor.
  • Neuroprotector. Ayuda a regular los procesos de excitación del sistema nervioso, por lo cual genera efectos protectores frente a la excitotoxicidad.
  • Regulador del apetito. Se ha comprobado que la anandamida regula los ciclos de apetito y saciedad, modulando la sensación de hambre.
  • Antiemético. Esto quiere decir que contribuye a inhibir el vómito. En este caso, actúa en interacción con la serotonina.
  • Regulador del deseo sexual. Los estudios señalan que la anandamida en pequeñas cantidades estimula el deseo sexual. A su vez, en altas cantidades, lo disminuye.
  • Incidente en la gestación. Se sabe que esta sustancia interviene para favorecer la implantación del embrión en el útero durante el embarazo.
  • Motivador natural. Mejora y hace más rápida la toma de decisiones, predispone a la acción y aumenta la confianza.
  • Funciones cognitivas. La anandamida ayuda a formar nuevas conexiones entre las neuronas. Esto facilita los procesos de pensamiento, aprendizaje y memoria.
  • Sedación y bienestar. Otorga sensación de paz, relajación y felicidad. Distorsiona de manera positiva la sensación temporal.
  • Anticancerígeno. Este efecto está en vías de comprobación. Todo parece indicar que inhibe la proliferación de células cancerosas, especialmente en melanomas.
chocolate con anandamida

Incrementar los niveles de anandamida

La manera más sencilla de incrementar los niveles de anandamida es comiendo chocolate negro. Este alimento contiene una importante proporción de teobromina.

Se supone que esta sustancia estimula la producción del neurotransmisor en el cerebro. Al mismo tiempo, se cree que ralentiza su descomposición en el organismo. El chocolate negro contiene mayores índices de teobromina. Además, los efectos son todavía mejores si masticamos la cascarilla del cacao.

Por otro lado, en 2015 un equipo de investigadores alemanes realizó un estudio relacionado con el tema que tratamos hoy. En este lograron encontrar indicadores de que el ejercicio facilita la producción de anandamida. A su vez, concluyeron que es ese neurotransmisor y no las endorfinas lo que produce una sensación de felicidad tras haber realizado actividades físicas.

Las trufas negras son otro de los alimentos que contiene anandamida natural. Así mismo, se ha corroborado que los estados de meditación contribuyen a la producción natural de diversas sustancias como anandamida, serotonina, dopamina y endorfinas.