La autoestima sexual: ¿qué relación tiene con el placer?

20 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
¿De qué hablamos cuando hablamos de autoestima sexual? ¿Qué relación tiene este concepto con el sexo, el placer y el orgasmo? ¡No te quedes con las dudas!

Hablamos mucho de la autoestima, pero, ¿qué ocurre con la autoestima sexual? ¿Conocías este concepto? Como se puede intuir por su nombre, hace referencia al terreno sexual o íntimo y a la confianza que desarrollamos en este ámbito.

¿Quieres saber más sobre ella? ¿Cómo sabemos si tenemos una buena autoestima sexual? ¿Cómo podemos mejorarla? ¿Qué relación tiene todo esto con el placer? No te pierdas este artículo donde ahondaremos en todas estas cuestiones.

La autoestima sexual: ¿qué es?

La autoestima sexual es un concepto que hace referencia a la seguridad y confianza en la intimidad sexual. Va más allá de la autoestima “clásica” y es una de las condiciones necesarias para que podamos sentirnos seguros y, por lo tanto, disfrutar manteniendo relaciones sexuales, ya sea con uno mismo o con los demás. Es decir, tiene mucho que ver con los siguientes elementos: seguridad, confianza, bienestar y amor propio.

Cuando nos sentimos seguros en una relación íntima, podemos experimentar con mayor libertad, tanto en beneficio de nuestro placer y como del placer compartido. De eso trata la autoestima sexual: de sentirnos a gusto con nuestro cuerpo y de las experiencias que vivimos a través de él en un terreno psicoafectivo.

Hombre preocupado en la cama

¿Cómo sé si tengo autoestima sexual?

La realidad es que todos, en mayor o menor medida, tenemos autoestima sexual. Es decir, es algo intrínseco a uno mismo, lo que pasa es que hay personas que la tienen más elevada y también momentos de la vida en los que esta es mayor. Ten en cuenta que se trata de algo modificable y que se puede mejorar, igual que la autoestima “clásica”.

¿Cómo sabemos si tenemos una buena autoestima sexual? Para descubrirlo, te proponemos responder a la siguientes preguntas, adaptadas de una escala que elaboró en 2016 un grupo de españoles y colombianos para categorizar el concepto de autoestima sexual:

  • ¿Te sientes seguro contigo mismo cuando practicas sexo?
  • ¿Consideras que tus habilidades sexuales son buenas?
  • ¿Sientes que tienes confianza en ti mismo como pareja sexual?
  • ¿Te sientes cómodo con tu sexualidad?
  • ¿Estás satisfecho con la calidad de tu vida sexual?
  • ¿Eres feliz con tu vida sexual?

Respondiendo a estas preguntas, podrás tener una idea aproximada de cómo anda tu autoestima sexual. Cuantos más “síes” hayas contestado, mayor será.

Como dato aclaratorio, cuando hablamos del concepto de autoestima sexual y de sus posibles connotaciones, no nos referimos a habilidades sexuales “mejores o peores” o a tener o no “buen” sexo. Nos referimos más bien a cómo nos sentimos durante estos momentos de intimidad, ya sea con nosotros mismos y con el otro. Es decir, es algo bastante subjetivo e individual de cada uno.

¿Cómo aumentarla?

¿Cómo podemos aumentar la autoestima sexual? Os dejamos algunas ideas para empezar a trabajar en ello:

  • Valórate: no existe un cuerpo perfecto, pero sí podemos mirar el nuestro con el amor que se merece.
  • Trabaja para potenciar tu autoestima: en este artículo encontrarás 5 ideas para mejorarla.
  • Cuida tu imagen íntima (es decir, tu higiene corporal).
  • Prueba a tomar la iniciativa en tus relaciones: eso te puede ayudar a ganar confianza.
  • Experimenta con tu cuerpo: esto te ayudará a explorarte y a conocerte mejor en el terreno íntimo.
  • Solicita ayuda si sientes que la necesitas: acudir al psicólogo te puede ayudar a combatir miedos e inseguridades que dificulten una buena autoestima sexual.

¿Y qué hay del placer?

¿Qué relación tiene la autoestima sexual con el placer? Es probable que, a mayor autoestima sexual, ¿mayor placer? Podría ser. Lo que está claro es que cuanto más seguros nos sintamos en la esfera íntima y sexual, más libres nos sentiremos para experimentar placer.

“Ahora que no tenía nada que perder, ella era libre”.

-Paulo Coelho-

Sexo y conciencia plena

¿Sabías que la actividad sexual rítmica influye en los ritmos cerebrales? Así lo afirma un estudio (2016) desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad de Northwestern (EEUU) y publicado en la revista Socioaffective Neuroscience and Psychology, que sugiere el hecho de practicar sexo rítmico (por ejemplo con música) podría alterar la conciencia.

Pero esto no es todo. Según otro estudio, publicado en Journal of Sex & Marital Therapytener buen sexo está relacionado con la concentración plena. Según el propio estudio, las personas que meditan afirman tener mayor facilidad para la excitación, la lubricación, el orgasmo y el deseo.

“El sexo es comunicación. Es dar placer a otra persona para generar placer en nosotros mismos”.

-Dalmiro Sáenz-

Pareja en la cama

Una escala para estudiar el orgasmo

Del placer vamos directamente al orgasmo, que sería la cúspide del placer. Un equipo de investigadores de la Universidad de Granada, liderado por Ana Isabel Arcos-Romero, publicó un estudio (2018) en la revista Journal of Sexual Medicine, en el que adaptaban a una versión española el cuestionario Orgasm Rating Scale (ORS).

La ORS es un cuestionario que evalúa la experiencia psicológica del orgasmo, formado por 25 adjetivos distribuidos en 4 dimensiones (afectiva, sensorial, intimidad y recompensa). A través de su estudio, analizaron una muestra de 842 participantes (310 hombres y 532 mujeres), los cuales contestaron a una batería de autoinformes online sobre su experiencia orgásmica más reciente.

Según los autores del estudio, la herramienta desarrollada permite identificar a personas con dificultades en la capacidad orgásmica que podría llegarse a usar en la práctica clínica. Así, las personas con menores puntuaciones en la misma podrían tener ciertas dificultades en este terreno.

En definitiva, la autoestima sexual va más allá del aspecto físico e incluso de la propia autoestima y se sumerge en la esfera más íntima de cada uno de nosotros: la sexual. Cultivarla y potenciarla nos permitirá disfrutar con mayor libertad de las relaciones sexuales con los demás y con nosotros mismos, y además nos permitirá hacerlo de forma más saludable y gratificante.

“No es el sexo el que nos da placer, sino el amante”.

-Marge Piercy-

  • Arcos-Romero, A.I., Moyano, N. & Sierra, J.C. (2018). Psychometric Properties of the Orgasm Rating Scale in Context of Sexual Relationship in a Spanish Sample, J Sex Med, 15(5): 741-749.
  • Safron, A. et al. (2016). Orgasm: Neurophysiological, Psychological, and Evolutionary Perspectives. Socioaffective Neuroscience and Psychology.