Las 5 mejores frases de conciencia plena

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 14 marzo, 2018
Edith Sánchez · 14 marzo, 2018

Las frases de conciencia plena provienen en su mayoría del budismo, ya que es precisamente en esa doctrina filosófica y religiosa donde nace ese concepto. A la conciencia plena también se le conoce como atención plena o como conciencia pura.

La conciencia plena se define como un estado espiritual de concentración absoluta en el presente. Implica un enfoque de todos los sentidos hacia la realidad que se vivencia y es fruto de la meditación. Supone una conexión con el silencio, con el interior de uno mismo desde un estado consciente.

Sé el testigo de tus pensamientos”.

-Buda-

Las frases de conciencia plena pretenden explicar los pormenores de ese particular estado. Su objetivo es principalmente didáctico debido a que se trata de un concepto complejo que en realidad solo llega a entenderse cuando se vive. De cualquier modo, las afirmaciones de los grandes maestros ayudan a esclarecer el tema.

1. El abandono del pensamiento

Osho fue un filósofo y místico muy conocido en el mundo. A él debemos varias de las grandes frases de conciencia plena. Aunque fue una figura controvertida, sus famosas reflexiones han dado lugar a buena parte de la literatura contemporánea sobre la conciencia plena.

Este texto de Osho describe muy bien el estado de conciencia plena: “Solo al ser consciente, los pensamientos comienzan a desaparecer. No hay necesidad de pelear. Tu conocimiento es suficiente para destruirlos. Y cuando la mente está vacía, el templo está listo. Y dentro del templo, el único dios que vale la pena colocar es el silencio. Entonces esas tres palabras que debes recordar: relajación, desconsideración, silencio. Y si estas tres palabras no son más palabras para ti sino que se convierten en experiencias, tu vida se transformará”.

2. Una de las frases del Dalai Lama sobre la conciencia plena

Esta es una de las frases de conciencia plena pronunciadas por el Dalai Lama en persona. Dice así: “Por eso, no podemos contratar un seguro; la compañía de seguros está dentro de: la autodisciplina, la autoconciencia y una clara comprensión de las desventajas de la ira y los efectos positivos de la bondad”.

Sin duda, es una hermosa sentencia. Pronunció estas palabras en un discurso acerca de la seguridad y las garantías en la vida. La forma de prever las catástrofes y los grandes males. El texto, entonces, recuerda que esto depende, finalmente, de lo que llevamos dentro y no de las circunstancias externas. Tiene particular importancia la última parte, donde se enfatiza en los efectos negativos de la ira y los positivos de la bondad.

3. La compasión

La compasión es otro de esos valores que está en el corazón del budismo. Buena parte de esa filosofía está dedicada al cultivo de la bondad y la fraternidad. Se les considera virtudes superiores porque encierran dentro de sí a muchas otras y solo son fruto de un largo y constante trabajo.

Manos rodeando el sol representando las frases de conciencia plena

Esta frase de Thomas Merton describe muy bien la idea de compasión budista y su relación con la conciencia plena. Dice así: “Toda la idea de la compasión se basa en una aguda conciencia de la interdependencia de todos estos seres vivos, que son parte uno del otro y todos están involucrados el uno en el otro”. La conciencia plena también consiste en comprender, aceptar y respetar esa interdependencia mutua.

Es de recordar que en esta filosofía todas las formas de vida son dignas. Desde la de un simple insecto, hasta la vida humana. Por lo tanto, la compasión no solamente se ejerce entre pares, sino también con toda forma de vida que haya en la naturaleza.

4. Los actos cotidianos y la conciencia

La conciencia plena no se alcanza retirándose a meditar en un monasterio por años. Sean cuales sean las circunstancias, siempre se puede acceder a esta plenitud, a través de los más simples actos cotidianos. Así nos lo hace ver Osho en un texto que incluye varias frases de conciencia plena, las cuales resultan bastante ilustrativas.

Al respecto, señala: “Camina, pero camina meditando, conscientemente y respira, deja que tu respiración se convierta en una meditación constante; respira a sabiendas. La respiración entra: mírala. El aliento sale: míralo. Come, pero coma con plena conciencia. Dale un mordisco, mastica, pero continúa mirando. Deja que el observador esté presente en todo momento, sea lo que sea que esté haciendo”.

Ese permanecer en el presente y agudizar todos los sentidos para captar el instante que se está viviendo, comienza por hacer conciencia hasta del más mínimo acto. Es lo que pide Buda: ser observadores permanentes de nosotros mismos.

5. La conciencia y la felicidad

La conciencia plena es fruto de la observación constante, del esfuerzo perseverante por apartar los pensamientos, los sentimientos y los impulsos, dedicando toda la voluntad solo a contemplar. En la contemplación uno se encuentra con el universo. Y ese encuentro genera armonía y felicidad.

nenúfares representando las frases de conciencia plena

Osho lo dice de esta manera: “La conciencia es la mayor alquimia que hay. Solo sigue haciéndote más y más consciente, y encontrarás que tu vida cambia para mejor en todas las dimensiones posibles. Te traerá una gran satisfacción”.

Mientras que muchos filósofos occidentales asumen la conciencia como fuente de desdicha, la filosofía budista ve en ella exactamente lo contrario. Esto se debe a que la conciencia occidental está basada en la razón, mientras que la oriental se sustenta en la espiritualidad, el silencio y la ausencia de pensamiento.

Todas estas frases sobre conciencia plena nos muestran que aún tenemos mucho que aprender de las filosofías orientales. También que hay otras maneras de alcanzar el bienestar, diferentes a las del éxito personal. Bienvenidas son esas enseñanzas que nos traen luz.