¿Cómo es la evolución del bebé de 9 meses? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo es la evolución del bebé de 9 meses?

Alicia Garrido Martín 7 noviembre, 2017 en Psicología educativa y del desarrollo 0 compartidos
Bebé de 9 meses

La evolución del bebé no cesa. El bebé de 9 meses se encuentra ante una etapa de aventura y descubrimiento. Cada día es un paso más, un progreso acumulado para llegar a la cumbre. Una cumbre que supone que nuestra criatura pueda andar, hablar, jugar con los demás, relacionarse, aprender… En fin, toda esa infinidad de logros que adquirimos los seres humanos, sobre todo cuando contamos con un entorno que nos facilita este progreso.

Como ya hemos comentado en anteriores artículos, estos hitos de la evolución del bebé son aproximados en su localización en el tiempo. Es importante recalcar que cada bebé tiene su propio ritmo. Quizá unos tarden más en hacer algo que otros ya han empezado a hacer de forma prematura.

Pero ello, no debe alarmarnos ni llevarnos a forzarles en la consecución de estos logros. El pediatra será el profesional que nos acompañe en este camino y será el que nos ayude a resolver todas aquellas dudas que tengamos en cuanto al crecimiento de nuestro bebé.

El bebé de 9 meses y el explorador que lleva dentro

Cuando los bebés han alcanzado el noveno mes de vida podemos encontrar en ellos a un auténtico explorador. Explorador del mundo, de la casa, de las personas que le rodean. Nos encontramos ante una criatura que todo lo quiere ver, tocar y no dejar un rincón sin recorrer.

El ir en brazos ya no es cosa de ellos. Ahora el bebé de 9 meses quiere explorar el mundo desde el suelo, palpándolo con sus propias manos. El gateo se convierte en su forma de moverse. A veces incluso con una velocidad que sorprende. Pero ser una criatura “libre”, exploradora y que gatea a sus anchas puede hacerles, a veces, un poco temerarios.

Por ello hay que tener especial cuidado en esta fase del crecimiento de nuestro bebé. Hay que estar atento y vigilante ante sus andanzas. Es importante también acondicionar la casa para que sea un lugar más seguro, ya que nuestro bebé querrá recorrerlo entero.

Bebé de 9 meses gateando

Ser explorador conlleva unos riesgos que hemos de minimizar

Dado que pueden levantarse buscando apoyos, o a veces incluso sin apoyo, hemos de extremar la precaución. Por supuesto, deberemos tapar los enchufes. Podemos poner los objetos de valor, o que puedan romperse si él los alcanza, en lo alto de nuestros muebles.

Si tenemos escaleras será necesario poner puertas. Hemos de tener cuidado con los cajones que estén a su altura, ya que los abrirán y podrán sacar lo que hay en ellos sin mayor problema.

También nos encontraremos a un gran charlatán e imitador de sonidos. Es divertido ver como imitan nuestros tonos de voz. Como modulan cada sonido que hacen hasta el punto en que realmente pareciera que están manteniendo una conversación bastante interesante.

Imitan nuestros tonos de voz y les divierte jugar con los sonidos

Nuestro pequeño podrá emitir su primera palabra en este momento de su evolución… si no lo ha hecho ya. A veces esa palabra no es ni mamá ni papá y es cualquier otra. Pero es una palabra que tiene sentido y que él ha conseguido aprender y emitir.

Sus “conversaciones” se llenan sonidos que imitan a sus padres o a animales, chillidos, pedorretas… Les gusta jugar con su voz y con las posibilidades que esta permite. Aprecian aún más los estímulos sonoros y visuales.

El bebé es como una esponja. Y nosotros somos su mayor referencia, su modelo. (¡Qué honor y qué responsabilidad tan grande!). Por ello, a su vez podemos ayudarles en su crecimiento, estimulando toda esta explosión de habilidades y capacidades que nos muestra día a día.

Bebé sonriendo

Cómo estimular a tu bebé de 9 meses

En lo que respecta al habla, podemos señalarle objetos o animales y decir su nombre en alto mientras nos bebé nos mira. De esta manera puede imitar los movimientos que hacemos con la boca y asociarlos más fácilmente al objeto que estamos señalando.

Todos los juegos que tengan que ver con sacar e introducir objetos en recipientes les encanta. Ello les ayuda en lo que respecta sus nociones espaciales. También estaremos potenciando las relaciones causa-efecto que tanto les ayudarán a predecir lo que ocurre en su entorno.

Como podemos observar, nos encontramos ante un mes muy rico en lo que respecta a su evolución y un mes cargado de un inmenso potencial para ayudarles en su crecimiento. ¡Este bebé de 9 meses no hace más que sorprendernos! Y esto es solo el comienzo…

Alicia Garrido Martín

Psicóloga humanista y habitante de este mundo. Amante de todo lo que ayude a expresar lo que el corazón siente y grita. La música, el dibujo y la escritura son mis vehículos favoritos para satisfacer esta necesidad.

Ver perfil »
Te puede gustar