La fuerza y los límites del amor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 17 junio, 2015
Edith Sánchez · 30 noviembre, 2014

 

“Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo?…”

Fernando Pessoa

 

No es fácil definir el romanticismo. Fue una escuela literaria y artística, pero también una actitud del ser humano ante la vida y, muy especialmente, ante el amor. Lo que sí es claro es que el romanticismo ha trascendido épocas y modas. En el mundo actual, con todo y su pragmatismo, siguen existiendo muchas personas que miran la realidad con un profundo aire romántico.

Esto se observa con mayor nitidez en el terreno de la pareja. No es gratuito que precisamente al amor entre un hombre y una mujer se le haya bautizado precisamente como “amor romántico”. Esto no tendría trascendencia si no fuera porque se trata de una perspectiva en la que se idealizan los afectos y, con el tiempo, suele conducir a grandes decepciones.

Aquí te contamos cuáles son esos mitos del amor romántico que, finalmente, te impiden ser feliz en pareja.

 

Mitos sobre el poder del amor

 

Existe la idea de que el amor todo lo puede, todo lo consigue, todo lo logra. Desafortunadamente, rara vez ocurre algo así. El amor de pareja, como todo sentimiento humano, tiene sus límites y unos alcances precisos. El amor no lo puede todo.

Sostener ese mito puede ser perjudicial en muchos casos. Por ejemplo, cuando alguien piensa que puede cambiar a otra persona, gracias al amor. Obviamente que el amor incide para que nuestro comportamiento se modifique en alguna medida; pero lo cierto es que una relación de pareja no va a alterar la esencia última de nadie. A lo sumo, pule algunas aristas de nuestro ser.

El amor por sí solo tampoco es capaz de superar todos los obstáculos, ni tolerar todos los errores, ni perdonar todas las ofensas. Por más amor que haya, existen límites que no se pueden trasgredir. Si ese amor no incluye respeto, tolerancia y buena comunicación, es posible que se perpetúe el lazo, pero no el sentimiento como tal.

 

amor

 

Mitos sobre lo sobrenatural del amor

 

Muchas veces cuando se habla de amor se le asocia con algunas ideas mágicas. Se habla de destino o predestinación, de “química” inexplicable, de un único y verdadero amor de la vida, o de eternidades e infinitos que la mayoría de las veces solamente quedan en palabras.

Hay quienes desean ver el amor a través del cristal de lo sobrenatural. Quieren que sea una fuerza incomprensible, que llegue a la vida sin saber cómo o por qué y transforme la paja en oro. Ese ideal del amor es un deseo tan fuerte, que difícilmente van a encontrar atractivo en relaciones más terrenales.

Suponen que si hay dificultades en su relación de pareja es porque aún han encontrado a su verdadera “media naranja”. Suponen que de hallarla, no habrá necesidad de hacer ningún esfuerzo, pues todo fluirá, como si estuviera escrito de antemano.

El contraste entre una relación imperfecta, de carne y hueso, y la relación que idealizan los románticos, es muy fuerte. Por supuesto, la relación real siempre saldrá perdiendo. ¿Cómo se podría comparar un aquí y ahora lleno de imperfecciones, desencuentros y malos olores, con un más allá en el que solo hay armonía y dicha?

En realidad, quien pierde en últimas es la persona que busca ver plasmado en la realidad algo que solamente existe en la imaginación inflamada del romanticismo. Una y otra vez verá frustrado su anhelo de encuentro absoluto y de armonía total.