La hipótesis del marcador somático de Antonio Damasio

¿Conoces la hipótesis del marcador somático? Se trata de una idea que dio forma a uno de los libros que más impacto ha tenido en la rama de las neurociencias. Por esta, entre otras razones, hoy queremos hablar de ella.
La hipótesis del marcador somático de Antonio Damasio
Leticia Aguilar Iborra

Escrito y verificado por la psicóloga Leticia Aguilar Iborra el 12 marzo, 2021.

Última actualización: 12 marzo, 2021

La hipótesis del marcado somático ha sido una de las teorías más influyentes en el campo de las neurociencias. En ella, se ahonda en la influencia que pueden tener las emociones sobre el proceso de toma de decisiones.

El neurólogo y médico Antonio Damasio es el que propuso esta hipótesis, rechazando la propuesta por Descartes. De esta manera, se entiende que el ser humano es un organismo complejo que actúa condicionado por un buen abanico de factores.

Los orígenes de la hipótesis del marcador somático

Antonio Damasio, médico y neurólogo, publicó en 1994 un libro llamado El error de Descartes. En este libro, se sostuvo por primera vez la hipótesis del marcador somático, sosteniendo que la toma de decisiones depende o está guiada por cambios homeostáticos en el organismo. Según Damasio, esto se traduce en que los cambios físicos repentinos que el cuerpo genera disminuyen la carga del proceso de racionalización.

La hipótesis del marcador somático rompió con el dualismo mente-cuerpo. Es decir, terminó con la idea de que el cerebro es una parte diferenciada, o tan diferenciada, del cuerpo. En cuanto a las decisiones que se toman, Damasio destaca el valor de la experiencia. Así, en circunstancias parecidas, es probable que la persona repita las estrategias con las que obtuvo éxito.

Mujer preocupada

¿Cómo se manifiestan los marcadores somáticos?

Según Damasio, los marcadores somáticos pueden manifestarse, por ejemplo, a través de la sudoración, aumento de la tasa cardíaca, agitación, dolor abdominal, etc. Esta reacción del organismo se produce en ausencia de esfuerzo físico o potencial estresor universal en el ambiente. En este sentido, se contemplan estas reacciones por la presencia de algún tipo de emoción o reminiscencia asociada a una emoción.

Es como si el organismo reaccionara en presencia de algún tipo de peligro inexistente. Es decir, sin la presencia de una amenaza real, el cuerpo reacciona de la misma manera que si el peligro estuviera presente, preparando al individuo para las respuestas más típicas (lucha o huida).

Inductores primarios y secundarios en la hipótesis del marcador somático

Los marcadores somáticos pueden generarse a partir de dos eventos: inductores primarios e inductores secundarios. Los inductores primarios son estímulos de origen innato o adquiridos a través del aprendizaje. De este modo, si un estímulo aparece que induzca una respuesta innata o adquirida a través del aprendizaje, se llevará a cabo una respuesta emocional en torno a ella.

Los inductores secundarios sin embargo son aquellos estímulos que se evocan a partir del recuerdo personal o hipotético. Es decir, recordar o imaginar una situación que provocará una respuesta en función del agrado de agradabilidad de esta.

El papel de la amígdala y otras regiones cerebrales

De acuerdo al modelo y a los inductores primarios y secundarios, la amígdala constituye el factor clave en la hipótesis del marcador somático. Es la región por la que se procesan los inductores primarios, disparando las señales emocionales, que son generadas a nivel del hipotálamo y tronco cerebral.

De esta manera se consolidan algunos estados afectivos y determinados patrones de aprendizaje, dando lugar a la aparición de los inductores secundarios. El córtex orbitofrontal es el responsable principal de la generación de marcadores somáticos asociados al inductor primario.

Amígdala iluminada en el cerebro de un hombre

¿La hipótesis del marcador somático está relacionada con la toma de decisiones?

De acuerdo con el modelo de la hipótesis del marcador somático, la toma de decisiones puede estar guiada por las emociones. De esta manera, debe de haber un vínculo entre la capacidad para experimentar y percibir emociones y la capacidad para tomar decisiones adaptativas.

Los procesos de toma de decisiones constituyen mecanismos complejos. Se ha visto que, individuos con dificultades de aprendizaje, personas con trastornos adictivos o con lesiones cerebrales, muestran más dificultades en la toma de decisiones.

La hipótesis del marcador somático no ha estado exenta de críticas. En este sentido, se ha investigado si la hipótesis del marcador somático realmente es necesaria en el proceso de tomas de decisiones. De un modo u otro, es innegable la influencia que ha tenido esta hipótesis en el campo de las neurociencias.

Te podría interesar...
Neurobiología de la toma de decisiones: ¿qué ocurre en el cerebro cuando tomamos decisiones?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Neurobiología de la toma de decisiones: ¿qué ocurre en el cerebro cuando tomamos decisiones?

En la toma de decisiones intervienen diversas áreas de nuestro cerebro. Por ejemplo, la orbitrofrontal, que además está asociada a otros procesos.



  • Morandin - Ahuerma, F. (2019). La hipótesis del marcador somático y la neurobiología de la toma de decisiones. Escritor de psicología, 1 (12), (versión online) Márquez, M.R., Salguero, P., Paino, S. & Alameda, J.R. (2013). La hipótesis del marcador somático y su nivel de incidencia en el proceso de toma de decisiones. Revista Electrónica de Metodología Aplicada, 18(1), 17 - 36.