La inteligencia en el mundo animal: los cuervos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 3 octubre, 2018
Valeria Sabater · 3 octubre, 2018
La inteligencia en el mundo animal nos revela datos fascinantes. Los cuervos, por ejemplo, son aves con conciencia de sí mismas, son capaces de planificar, construir herramientas y resolver problemas de forma lógica

Dentro de la inteligencia en el mundo animal, destaca una figura singular: los cuervos. Su capacidad para planificar, para crear herramientas o inhibir sus impulsos para conseguir mayores beneficios, sitúan su desempeño cognitivo al mismo nivel de los grandes simios. De este modo, los córvidos se alzan sin duda como esas criaturas enigmáticas y fascinantes que desafían nuestra lógica.

Cuando Edgar Allan Poe publicó en 1845 su poema El cuervo eligió situar a su profético animal sobre el busto de Pallas Atena, la diosa de la sabiduría, la estrategia y las ciencias. La imagen no era casual y consiguió por tanto crear una de las composiciones poéticas más reveladoras y llamativas de la historia de la literatura.

De hecho, si durante siglos hemos relacionado a los cuervos con un animal de mal agüero no se debe solo a su negro plumaje. Lo que más inquietud nos suscita es su innegable inteligencia. Y no solo eso, una parte de los córvidos también son capaces de articular algunas palabras. Esas que aprenden por mera imitación cuando están en contacto con los humanos.

Cuando Lewis Carroll escribió Alicia en el País de las Maravillas planteó en boca del Sombrero Loco una de esas preguntas sin respuesta que decía lo siguiente: ¿en qué se parece un cuervo a un escritorio? A día de hoy seguimos sin tener la respuesta. Sin embargo, Carroll hubiera acertado mucho más si hubiera planteado otro tipo de cuestión más interesante: ¿en qué se parecen los cuervos a los humanos?

En este caso, lo que podríamos descubrir nos dejaría sin duda sin palabras…

Según nos revelan los científicos, los cuervos tienen conciencia de sí mismos, son capaces de resolver problemas de manera lógica y pueden construir herramientas.

cuervo con soldado simbolizando la inteligencia en el mundo animal

La inteligencia en el mundo animal: los cuervos y sus fascinantes cerebros

Dentro de la inteligencia en el mundo animal destacan sin duda los grandes primates. Ahora bien, si hay algo que durante siglos ha comprobado el ser humano al compartir espacios comunes con los cuervos es que muchos de sus comportamientos son equiparables a la inteligencia de las personas. De hecho, tal y como nos revela un estudio publicado en la revista Sciencie y llevado a cabo en la Universidad de Lund, los cuervos muestran procesos cognitivos muy similares a los de un niño de 8 años.

La cultura córvida y las relaciones sociales complejas

El cuervo es de los pocos animales que tienen plena conciencia de sí mismos. Es más, dentro del grupo de los córvidos, las urracas siempre han llamado la atención de los científicos por un aspecto clave: se reconocen ante el espejo. La Universidad de Goethe, por ejemplo, aplicó una pequeña pegatina en las plumas de estas aves, y en cuanto descubrieron esa “anomalía” al ver su imagen reflejada, procedieron de inmediato a retirarse dicho elemento extraño.

Aún más, se sabe también que los cuervos forman complejos grupos sociales donde hay claros líderes y en los que a su vez, se llegan a tomar decisiones en conjunto para resolver problemas, buscar alimentos e incluso para cometer “asesinatos”. En ocasiones, el grupo puede decidir eliminar a algún miembro si consideran que no es respetuoso o útil para esa pequeña sociedad córvida.

Funciones ejecutivas y planificación

Dentro de la inteligencia en el mundo animal, la del cuervo es una de las que más estudios acapara. El Instituto de Neurobiología de la Universidad de Tübingen, por ejemplo, publicó hace unos años una serie de datos muy relevadores sobre el cerebro de estas aves.

Así, y a pesar de que no dispongan de un neocórtex como el nuestro, poseen un área denominada nidopallium caudolaterale que tiene grandes similitudes con nuestra corteza prefrontal. La densidad neuronal de esta estructura es inmensa. Todo ello demostraría que los cuervos poseen un pensamiento muy afinado y la capacidad para realizar funciones ejecutivas.

De hecho, un ejemplo muy clásico es el que se viene observando en Japón. En este país los cuervos han aprendido a realizar lo siguiente: llevar nueces a los pasos de cebra cuando los semáforos están en verde, esperan a que los coches las aplasten y vuelven a por ellas cuando vuelve a estar en verde. El propio David Attenborough habló de ello en un documental.

Construcción de herramientas

A la hora de entender la inteligencia en el mundo animal siempre aparecen las mismas cuestiones: ¿qué entendemos realmente por inteligencia? ¿Es inteligente un animal solo por mostrar conductas originales a la hora de encontrar comida? Bien, los científicos establecen que además de las funciones ejecutivas deben existir dos dinámicas más: la habilidad para construir herramientas y la capacidad para reprimir los instintos.

Por llamativo que nos parezca, los cuervos muestran estas capacidades. Por ejemplo, se ha podido observar que estas aves tienen una gran capacidad de autocontrol. Reprimen sus instintos y aplazan el cobro de las recompensas si saben que a la larga pueden conseguir otras mayores. Aún más, en un estudio publicado en la revista Science se mostró como los cuervos construyen herramientas “sofisticadas” para conseguir alimentos: hacen ganchos, poleas, saben utilizar cuerdas…

Lo que más fascina a los investigadores es que no necesitan aprender por ensayo y error. Los cuervos observan y tienen muy claro qué hacer desde un principio. Es algo sorprendente. De hecho, uno de los mayores expertos en inteligencia córvida, el doctor Joshua Klein, ha visto a muchas de estas aves guardar monedas que han encontrado para introducirlas en las máquinas de vending con el fin de obtener comida.

Cuervo haciendo un test de inteligencia

Para concluir, destacar que todavía hay mucha oscuridad en nuestro conocimiento de la inteligencia animal. Hablamos de un área repleta de maravillosas y admirables informaciones con las cuales saber mucho más sobre algunas de esas especies que conviven con nosotros. Los cuervos son esas aves que nos atienden desde las alturas, observándonos y aprendiendo en silencio sobre nuestros comportamientos para obtener beneficio.

Savage, C. (1997). The intelligence of crows, ravens, magpies and jays. New York: Greystone Books