La lectura también ofrece sentido a mi existencia - La Mente es Maravillosa

La lectura también ofrece sentido a mi existencia

Valeria Sabater 14, Octubre 2015 en Emociones 9683 compartidos

Yo soy muchas cosas, soy alguien que aprende a vivir con humildad enriqueciéndome cada día. Soy también quien camina por un sendero complejo llamado existencia intentando aprender de mis errores, de mis triunfos…

Me rodeo de los míos, aprecio el aquí y ahora, me doy licencias, caprichos y abrazo con fuerza mi realidad, a la vez que me deleito de mis noches de lectura para vivir otras vidas, para calzarme otros zapatos. Porque también los libros forman parte de mi existencia.

La lectura es una forma de felicidad que está solo al alcance de las mentes más libres. Aquellos capaces de desvestirse de sus preocupaciones diarias para atravesar la cerradura del conocimiento, de la pasión, del deleite y el más sublime de los misterios.
Compartir

Quien ama la lectura adora el olor de los libros, y quien adora leer siempre cierra con tristeza la última página de ese ejemplar que acaba de terminar. Ahora bien, esa pena no es permanente, porque por cada novela terminada hay mil mundos esperándonos en esas páginas teñidas por mares de letras.

Eres tus experiencias y todas tus lecturas

joven leyendo en una taza

¿Lo dudabas? Como ávido lector que sin duda eres, debes saber que tu identidad, tu personalidad y tu razón de ser, no se ha forjado solo por todas tus experiencias. Tus horas de lectura también te han esculpido hasta formar la persona auténtica que eres ahora.

La lectura es una mansión con múltiples ventanas. Quien es curioso y se atreve a asomarse a todas ellas para observar con calma, obtendrá ese aprendizaje de la vida que no deja marcas de dolor, sino huellas de conocimiento.
Compartir

Si hay algo que también tenemos claro es el modo en que llegamos a los libros. Puede que te aficionaras porque lo veías en casa, porque tus padres fueron tu referente. También es muy posible que quedarás envenenado para siempre de un título en particular, y que de alguna forma, te abriera las puertas hacia ese placer indiscutible que es la lectura.

De hecho, es común que recordemos con especial cariño esas primeras novelas de infancia o adolescencia. Descubrimientos inolvidables que forjan lo que somos. Sabemos que nos gusta leer, que nuestra casa se ha quedado ya pequeña ante todos esos torreones de novelas donde el tiempo y el polvo no les resta brillo alguno, pero… ¿Te has parado a pensar en todo lo que hacen por ti los libros?

  • La lectura es una forma de libertad cotidiana que nos ofrece refugio ante el estrés o las preocupaciones.
  • Leer es un modo muy efectivo de acumular reserva cognitiva. El día de mañana dispondremos de un cerebro lleno de múltiples conexiones tan fuertes como el mejor de los músculos,capaz de disminuir el impacto de posibles demencias.
  • El placer de la lectura es la mejor herencia que podemos ofrecerles a nuestros hijos.
  • Los libros nos roban lágrimas, sonrisas e incluso nos infunden el placer del terror… No obstante, agradecemos todas estas emociones intensas porque es también una forma de vida. Parte de nuestra existencia.
  • Muchos piensan que quien se pasa el día leyendo huye de la realidad. No es cierto. Quien no lee huye del propio conocimiento y es esclavo de sus propias limitaciones.

niña paseando con libro en la mano

La lectura es una excelente terapia en el día a día

Todos sentimos vacíos, todos atravesamos instantes difíciles y experimentamos esas dudas existenciales que quienes nos rodean, no siempre nos pueden resolver. Los libros son una fuente accesible a muchas de esas cuestiones que pueden servirnos como auténticas herramientas terapéuticas.

Si sientes dudas, si deseas adquirir conocimiento, no te limites a encontrar respuesta en un único libro. Acude a todos los que estén a tu alcance y afina el sentido crítico. En ocasiones, no hay una única verdad, sino la que nosotros necesitamos en un momento dado y obtengamos.
Compartir

La lectura es una forma de cuestionarnos a nosotros mismos. En ocasiones, ponernos en la piel de otros personajes nos ayuda a plantearnos situaciones, comentarios y actitudes.

  • La vida nos ofrece experiencia y aprendizajes, pero los libros son baúles de conocimiento cotidianos desde los cuales, contrastar información, datos y sobre todo, emociones.
  • Toda emoción experimentada en la hoja de un libro es una huella en nuestro cerebro capaz de perdurar para siempre. Nos enseñan, nos sacuden y nos obligan a veces a ver la realidad con otros ojos.
  • Leer es también una invitación a la vida. Y ahí está una de sus maravillas terapéuticas. Nos puede sacar de nuestras tristezas cotidianas para hacernos sentir curiosidad por cosas que hasta entonces, no nos habíamos planteado.

Los libros ayudan a los niños a madurar y a los adultos a ser niños de nuevo. Son una llave sencilla que poder guardar en el bolso cuando cogemos el autobús, son nuestros amigos de mesilla, y los compañeros idóneos en noches de tormenta.

niña leyendo rodeada de animales

La lectura abre tus ojos, enciende tu mente y hace vibrar tu corazón, es el legado más noble que la humanidad ha dejado a los suyos y que a su vez, debemos trasmitir a los nuestros. Es una aventura apasionante que nunca termina.

Imágenes cortesía de Jonathan Bean, Vittorio Giardino

Valeria Sabater

Soy psicóloga y escritora. La curiosidad por el conocimiento humano es mi cerradura particular, la psicología mi llave, la escritura, mi pasión.

Ver perfil »