La Princesa Fiona, su propia heroína - La Mente es Maravillosa

La Princesa Fiona, su propia heroína

Camila Thomas 2 junio, 2018 en Cine, series y psicología 0 compartidos
Princesa Fiona

Shrek es una serie de películas animadas que comenzó en 2001 con la película del mismo nombre. Creada por la productora Dreamworks Animation y basada en el libro de William Steig, Shrek se ha convertido en un éxito de taquilla a nivel mundial. La princesa Fiona es la protagonista de esta emblemática y querida saga de películas. Un ejemplo de dedicación y valentía retratan a Fiona como una heroína poco convencional.

En la actualidad, la franquicia de Shrek cuenta ya con 4 películas que construyen su trama principal. Estas películas son Shrek (2001), Shrek 2 (2004), Shrek Tercero (2007) y Shrek: Felices para siempre (2010). Además, se han producido varios especiales de navidad y, por supuesto, la película El gato con botas.

El personaje de Shrek se presenta, en principio, como un ogro gruñón y malhumorado que habita en un pantano. Su pantano es su refugio, y allí vive en completa soledad. Un día, el rey decide mudar a todos los personajes de cuentos de hadas al pantano de Shrek. En este momento, el ogro se ve obligado a emprender un viaje para rescatar a la Princesa Fiona. Su compañero durante esta travesía es Burro, un animal muy parlanchín.

shrek sorprendido

Una princesa poco habitual

La princesa Fiona es una hermosa joven que está encerrada en una torre custodiada por un temible dragón. Nadie sabe cuál es la razón por la que sus padres decidieron exiliarla desde su infancia a esa lejana torre. De acuerdo con la leyenda, sólo un valiente caballero a lomos de un noble corcel será capaz de rescatarla.

Sin embargo, Fiona guarda un terrible secreto. Ella es víctima de un hechizo: cada noche se convierte en un ogro, y vuelve a ser humana al amanecer. Como en muchos cuentos de princesa, este hechizo solo puede romperse con el beso del verdadero amor. Fiona sabe que el caballero que venga a buscarla será capaz de romper su maldición. Por esto, se siente muy decepcionada cuando ve a Shrek y a Burro llegar a su torre a rescatarla. Él es, después de todo, un feo ogro.

A pesar de parecer tan distintos, Fiona y Shrek tienen mucho en común. Mientras avanza la historia, Fiona se da cuenta que Shrek es su verdadero amor. Al final de la primera película, Fiona y Shrek ambos confiesan su amor. Y de esta manera, Fiona decide ir a vivir en un pantano, con el ogro de su vida.

En las siguientes películas, los creadores exploran esa dicotomía entre las vidas de la princesa Fiona y Shrek. Mientras que Fiona creció entre riquezas, Shrek siempre ha vivido sin grandes lujos.

Aunque las películas están centradas en Shrek, es importante entender que Fiona es una mujer increíblemente valiente. Ella decide constantemente cuál es el rumbo de su vida. Por ejemplo, ella se niega a casarse con el Príncipe Encantador o el Rey Farquad. También decide vivir en el pantano, aunque podría vivir en un castillo. Fiona renuncia a privilegios en favor de su propia felicidad e independencia.

La Princesa Fiona en Felices para siempre

Quizá la película en que se hace más evidente como la Princesa Fiona es dueña de su destino es Felices Para Siempre. En esta película, Shrek es un padre primerizo, cansado de la rutina A través de un hechizo, Shrek hace que el pasado cambie.

En esta nueva realidad, Shrek jamás nació y, por supuesto, jamás pudo rescatar a Fiona. Desesperado, Shrek busca a Fiona y la encuentra en medio del bosque. Sin embargo, Fiona no es la damisela en apuros que él conoció la primera vez. La princesa es ahora la líder de una rebelión de ogros: la resistencia contra el malvado rey Rumpelstiltskin.

Sin importar el hechizo que aún la atormenta, Fiona logró superar sus límites. Ella misma se liberó del dragón y escapó de la torre. Además, logró reunir una inmensa fuerza de ogros para derrocar al rey. Fiona no necesitó de un caballero de brillante armadura para cambiar su destino: ella misma se salvó.

Fiona

Mujer independiente, ¿negada al amor?

A pesar de todos sus logros, la princesa Fiona aún es víctima de su maldición. Sólo puede romperla al encontrar a su verdadero amor y besarlo. Sin embargo, es esta realidad paralela, Fiona jamás se enamora de nadie. En su esfuerzo por ser independiente, Fiona se niega al amor.

Muchas mujeres en la actualidad piensan que amar a otros las limita. Piensan que el amor coartará su libertad y su independencia. Sin embargo, amar y ser amado no tiene que ser una limitante. El amor convierte a las personas en equipos, y el trabajo en equipo puede lograr muchas cosas.

Conviértete en tu propia heroina

Las mujeres deben atreverse a desafiar sus límites. Al igual que la princesa Fiona, no podemos esperar a ser rescatadas por un príncipe. Cada mujer tiene la capacidad de ser su propia heroína.

Al mismo tiempo, cada mujer debe entender que el amor no la hace menos valiente o independiente. Los lazos de cariño te hacen más fuerte, pues tienes el apoyo de otras personas para lograr tus metas.

Camila Thomas

Joven impetuosa, lectora incansable. Estudiante e investigadora.

Ver perfil »
Te puede gustar