¿Qué es la psicología ambiental?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 enero, 2018
Pedro González Núñez · 5 enero, 2018
La psicología ambiental busca mejorar la sociedad a través de la identificación de problemas en esos entornos físicos donde cohabitan los seres humanos

Escuchar voces tan autorizadas como la de Terri Swearingen, quien afirma que “vivimos en la Tierra como si tuviéramos otra a la que ir”, da que pensar. Así es como entendemos por qué la psicología ambiental aumenta su popularidad día a día.

En este sentido, cabe recordar que Kurt Lewin fue uno de los primeros psicólogos en estudiar este mismo tema. Se alzó como es pionero capaz de hacernos ver por primera vez, la influencia que podía tener el medio en en nuestro comportamiento. De ahí realidades como el estrés, la mayor o menor productividad e incluso en bienestar.

Para entender qué es exactamente la psicología ambiental podemos imaginar por ejemplo, en una oficina y todas las dinámicas que allí se dan. Si hay armonía, respeto y motivación, los empleados se sentirán bien y la empresa alcanzará sus objetivos. Ahora bien, si el clima ambiental es opresivo, rígido y habitado por emociones negativas, el malestar será evidente.

Lo cierto es que en los últimos años este tema ha crecido en importancia y reconocimiento. Por eso en este artículo nos hacemos eco de sus postulados, sus objetivos, sus enfoques y usos prácticos.

“Una casa es el lugar donde uno es esperado”

-Antonio Gala-

¿Qué es la psicología ambiental?

La psicología ambiental es la encargada de analizar la relación de las personas con el entorno. En este caso, se distinguen dos tipos de entornos: los naturales y los creados por el ser humano. Es decir, que su campo teórico tiene carácter interdisciplinar y se focaliza en las variables conductuales y psicológicas relacionadas con nuestra interacción en los diversos ambientes que nos rodean.

De este modo, estudios como los llevados a cabo por el doctor Robert Gifford  profesor de psicología de la Escuela de Estudios Ambientales de la Universidad de Victoria, en Canadá, nos señala lo siguiente:

  • Esta ciencia focaliza su  estudio en examinar los procesos fundamentales como la percepción de los paisajes y edificios por parte de una persona o grupos de personas.
  • Se analiza también los procesos relacionales, la personalidad, actitudes, emociones las cogniciones.
  • Es importante tener en cuenta aspectos como el hacinamiento, el entorno construido, la existencia o no de espacios naturales.

Es comprensible que el interés de este campo de estudio sea máximo, puesto que la relación entre personas y medios es inseparable. Así, se pueden analizar situaciones como el rendimiento escolar de un niño según el aula en que se encuentre o el estado psicológico de una persona en una ciudad contaminada, por poner un par de ejemplos fáciles de entender.

Mano sujetando parte de la naturaleza para representar la psicología ambiental

Este campo psicológico trata de predecir modos en los que las variables del entorno físico van a influir en las personas. De la interacción de ambos actores se puede extrapolar un componente ético, que busca fórmulas para encontrar soluciones globales en diversos ámbitos, desde el empresarial hasta el personal.

¿Cómo se aplica esta disciplina?

Dado que cada vez el ser humano está más concienciado con el cuidado del planeta y el entorno, esta disciplina psicológica ha ganado en popularidad. De hecho, ha crecido mucho su implantación desde el punto de vista ecologista.

No obstante, también en términos de rendimiento ha crecido mucho esta clase de psicología. Hoy en día se buscan entornos arquitectónicos que promuevan ciertas conductas, como una elevada productividad, un aumento del rendimiento, un estado de ánimo más relajado, etc.

  • También en aspectos públicos, como la planificación urbanística, se tiene en cuenta esta disciplina.
  • Se busca un mayor bienestar del individuo en un ambiente más sociable y cómodo.
  • En cuanto al ámbito empresarial, como bien hemos citado anteriormente, la búsqueda de un mayor bienestar del empleado suele redundar en una elevada productividad. Así pues, también su aplicación tiene interesantes consecuencias.

Enfoques de la psicología ambiental

Una vez sabemos qué es y en qué consiste la psicología ambiental, merece la pena profundizar en sus enfoques de trabajo actuales.

1. Solución a los problemas ambientales

Por lo general, el principal campo de actuación se enfoca hacia la identificación y resolución de problemas ambientales. Se trabaja en la actuación del ser humano para trazar un plan que pueda solventar la acción del hombre a la hora de corregir errores.

En este sentido, la disciplina se centra mucho en la habitabilidad de las ciudades y el cuidado de los entornos naturales. Para ello, se trabaja en la reducción de los niveles de contaminación de manera global.

“El mundo no va a sobrevivir mucho más tiempo como cautivo de la humanidad”.

-Daniel Quinn-

2. Análisis de factores sociales y psicológicos

Suele ser usada con frecuencia en programas de integración social. Se debe a su capacidad para analizar factores psicológicos y sociales en zonas concretas. Así, expertos en el tema como el psicólogo ambiental Harold Proshansky nos señala que esta ciencia tiene a su vez un fin muy claro basado en los valores.

Su compromiso, al fin y al cabo, es mejorar la sociedad a través de la identificación de problemas.

Mujer observando la naturaleza

4. Influencia del pasado

Otro enfoque habitual de esta disciplina se relaciona con la influencia de factores pasados en problemas actuales en un lugar concreto. Se analiza la evolución y las variables durante un tiempo para estudiar la posible relación.

“Una de las penas de una educación ecológica es que uno vive solo en un mundo de cicatrices”.

-Aldo Leopold-

5. Enfoques interdisciplinares

También encontramos un enfoque interdisciplinar, ya que se suelen integrar con otros campos de estudio, como la psicología cognitiva, del desarrollo o incluso organizacional. Como ya hemos comentado, la psicología ambiental se aplica también en el diseño, la arquitectura, la economía, la planificación, la política, etc.

No cabe duda de que esta es una disciplina tan desconocida como apasionante. Los seres humanos somos producto de un planeta que nos ve nacer y morir. De ahí que nuestra relación con el ambiente y el entorno sea básica para definirnos como especie.

  • Gifford, R. (2012). Environmental Psychology. In Encyclopedia of Human Behavior: Second Edition (pp. 54–60). Elsevier Inc. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-375000-6.00150-6
  • Holahan. J. Charles (2005) Psicología Ambiental. Madrid: Limusa
  • Moser, Gabriel (2017) Psicología ambiental: Aspectos De Las Relaciones Individuo-Medio Ambiente. Ecoe Ediciones