La teoría de personalidad de Eysenck

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 21 enero, 2018
Sara Clemente · 21 enero, 2018

La teoría de personalidad de Eysenck es considerada como un verdadero paradigma, el más sólido que la Psicología ha ofrecido hasta nuestros tiempos. Es una de las teorías que mejor explican por qué cada persona tiene su propia personalidad.

Considera que existen 3 grandes dimensiones de rasgos o superfactores a partir de los cuales se pueden hacer pronósticos a nivel biopsicosocial. Los niveles de Psicoticismo, Extraversión y Neuroticismo de una persona son suficientes para formular predicciones fisiológicas, psicológicas y sociales.

La teoría de personalidad de Eysenck afirma que existen 3 grandes dimensiones de rasgos a partir de los cuales hacer pronósticos a nivel biopsicosocial.

El enfoque de Hans Eysenck

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, este psicólogo de origen alemán se vio obligado a migrar a Inglaterra. En Londres, ejerció como psicólogo de emergencias en el Mill Hill Emergency Hospital, donde se encargó del tratamiento psiquiátrico de los militares. Su bagaje profesional, sus investigaciones, sus más de 700 artículos publicados y sus estudios sobre personalidad le han garantizado un hueco entre los psicólogos más influyentes del s. XX.

Era profundamente escéptico respecto al uso de la psicoterapia y del psicoanálisis en los casos clínicos. Por el contrario, defendió la terapia conductual como el mejor tratamiento para los trastornos mentales.

Hans Eysenck

Los rasgos: scanner de la personalidad

Por ello, su enfoque se enmarca dentro de la teoría de los rasgos. Es decir, considera que el comportamiento humano está determinado por una serie de atributos. Estos rasgos genéticos son los fundamentos o unidades básicas de la personalidad, porque nos predisponen a actuar de una determinada manera.

Además, asume que estos rasgos varían entre los individuos, son coherentes a través de distintas situaciones y se mantienen más o menos estables en el tiempo. Asimismo, considera que aislando estos rasgos genéticos se consigue ver la estructura más profunda de la personalidad.

Eysenck y las diferencias individuales

Para este psicólogo, nuestros rasgos están influidos por la genética, fuente de diferencias individuales. Eso sí, Eysenck no descartó otro tipo de influencias ambientales o situaciones, que hace que estos rasgos pueden acentuarse o atenuarse al ponerse en contacto con el medio.

Por ejemplo, las interacciones familiares durante la infancia. El afecto, la comunicación que existe entre padres e hijos puede repercutir en un mayor o menor desarrollo de los mismos. Su enfoque es, por tanto, biopsicosocial, una mezcla de factores biológicos, psicológicos y sociales; como determinantes de la conducta.

Familia de papel unida por un pactos de silencio

La estructura de la personalidad según Eysenck

Este autor considera que la personalidad está jerarquizada en 4 niveles distintos. En la base, se encontrarían las respuestas específicas, aquellas que ocurren una vez y que pueden ser o no ser características de la persona. En un segundo nivel, las respuestas habituales, como las que suceden de manera más frecuente y en circunstancias similares.

En tercer lugar, los actos habituales ordenados por rasgos. Es decir, asociaciones de hábitos afines. Por último, en la cúspide de la pirámide se encuentran los súperfactores, en los que profundizamos a continuación.

“La noción de rasgo está íntimamente relacionada con la noción de correlación, estabilidad, consistencia u ocurrencia repetida de acciones, se refieren a la covariación de un número de actos comportamentales”

-Eysenck y Eysenck, 1987-

Su teoría bifactorial o modelo PEN

Partiendo de estas ideas, Hans Eysenck desarrolló su teoría bifactorial. Para ello, se basó a los resultados de las respuestas a sus cuestionarios de personalidad. El análisis factorial es una técnica estadística de reducción de datos y aglutinación de información en variables. En este caso, se trata de reducir la conducta a una serie de factores con unos atributos comunes, los súperfactores. Cada conjunto de factores se agrupa bajo una dimensión.

Eysenck identificó 3 dimensiones independientes de Personalidad: Psicoticismo (P), Extraversión (E) y Neuroticismo (N), por lo que se denomina modelo PEN. Para este autor, estos 3 súperfactores son suficientes para describir la personalidad de manera adecuada.

Mujer sosteniendo dos caras

Las 3 dimensiones de la teoría de personalidad de Eysenck

Neuroticismo (estabilidad-inestabilidad emocional)

Eysenck entiende neuroticismo como el más alto grado de inestabilidad emocional. Con esta dimensión quiere explicar la razón por la que unas personas son más propensas que otras a padecer ansiedad, histeria, depresión u obsesión ante distintas situaciones. Las define como aquellas que reaccionan de forma exagerada más frecuentemente y les cuesta volver a un nivel normal de activación emocional.

En el otro extremo de la dimensión, se encuentran las personas estables emocionalmente, calmadas, ecuánimes, que tienen un alto grado de autocontrol.

Extraversión (extraversión-introversión)

Las personas con mayores puntuaciones en extraversión tienen rasgos mayores de sociabilidad, impulsividad, desinhibición, vitalidad, optimismo y agudeza de ingenio. Por otra parte, los más introvertidos dan más muestras de tranquilidad, pasividad, poca sociabilidad, reflexividad o pesimismo.

No obstante, la teoría de personalidad de Eysenck considera que la diferencia principal entre ambos factores, es fisiológica: su nivel de excitación cortical.

Caras sonrientes de color amarillo

Psicoticismo

El grado de psicoticismo de una persona refleja su nivel de vulnerabilidad a conductas impulsivas, agresivas o de baja empatía. Estas personas suelen ser insensibles, inhumanas, antisociales, violentas, agresivas y extravagantes.
Si su puntuación es alta se relaciona con diversos trastornos mentales, como la psicosis.

A diferencia de las otras dos dimensiones, el psicoticismo no tiene un extremo opuesto o inverso, porque es un componente presente en distintos niveles en las persona.

La personalidad es uno de los temas más interesantes, estudiados y esenciales de la Psicología. Se ha estudiado en profundidad, con el objetivo de explicar por qué una persona es como es. Una de las más importantes es esta teoría de personalidad de Eysenck, que se ha convertido un auténtico paradigma. Además, en su momento, sentó las bases para el estudio científico de la personalidad y del comportamiento humano.