La teoría del agotamiento del ego

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 18 noviembre, 2018
Pedro González Núñez · 18 noviembre, 2018
La teoría del agotamiento del ego es una especie de sinónimo del agotamiento físico, pero asociado a la mente.

Cuando estamos tan agotados que no conseguimos controlar nuestras emociones, ¿es porque hemos perdido todas nuestras habilidades sociales? No es que suceda esto de una manera tan drástica, pero sí en parte, y esto es lo que expone la teoría del agotamiento del ego.

Si te has dado cuenta, después de una discusión, una ruptura de pareja o de haber vivido una situación con mucho estrés, cuesta muchísimo tomar decisiones, realizar tareas, ser agradable e incluso educado. Esto no es para siempre, pero dependiendo del tiempo en el cual la persona haya estado expuesta a esa situación estresante, durará más o menos.

Y esto es lo que diversos psicólogos han estudiado, el porqué suceden estos hechos en estas circunstancias, lo que ha dado lugar a una interesante teoría que explica los motivos por los que suceden estos hechos. Lo mejor de todo es que cuando se sabe el porqué, también se está un paso más cerca de la solución.

¿Qué es la teoría del agotamiento del ego?

Según esta, cuando una persona sufre un desgaste de energía mental muy intenso y/o prorrogado en el tiempo, se pierde capacidad de autorregulación durante un período temporal. Es decir, que la persona no es capaz de controlar totalmente sus emociones, sus impulsos y por ende su conducta, ya que capacidades tan importantes como la culpa, la asertividad y la empatía se ven realmente afectadas.

Mujer con estrés

El ego, es decir, el “yo”, es esa parte de nuestra psicología que debe adaptarse a las situaciones externas. Por eso es tan importante que sepa reaccionar cuando surgen deseos, caprichos, situaciones tensas, etc. De él va a depender que nos lancemos a la piscina o sepamos mediar con nosotros mismos para gestionar las situaciones de una manera adecuada.

Pero, ¿qué sucede cuando por la dureza de la situación o por el tiempo que dura, ese ego está contenido a niveles extremos? Pues sucede que cuando el yo está duramente reprimido durante mucho tiempo o en un momento extremadamente sensible, se agota y ya no puede funcionar al cien por cien durante un tiempo. Al igual que le sucede al cuerpo después de correr una maratón, este está tan agotado físicamente por el esfuerzo que durante un tiempo hasta el movimiento más simple le cuesta muchísimo.

Por tanto, después de una fase de agotamiento mental y psíquico, nuestro yo dispondrá de menos energía para ejercer la autorregulación, de acuerdo a lo estudiado por la teoría del agotamiento del ego.

Baumeister y su concluyente estudio respecto a la teoría del agotamiento del ego

El primero en desarrollar dicha hipótesis es Roy Baumeister, un reputado psicólogo. Según él, cuando el yo no está en la forma que debe estar, puesto que ha agotado bastantes recursos que se suelen utilizar cotidianamente, la consecuencia directa es que no puede desempeñar determinadas funciones, como son las siguientes:

  • Modificación de conductas perjudiciales para la persona.
  • Tomar decisiones.
  • Ejercer la autorregulación.

Esto significa que la persona no se va a conducir psicológicamente de manera óptima, pero no porque no quiera, sino porque no puede al haber agotado parte de sus recursos, motivo por el que se dejará llevar por apetencias, caprichos, emociones, etc.

Métodos de curación según la teoría del agotamiento del ego

Aunque las consecuencias para la autorregulación de las emociones de la persona, según la teoría del agotamiento del ego, son bastante importantes, la recuperación no es difícil y se puede lograr de una manera relativamente sencilla. Seguirá los siguientes pasos:

  • Apartarse de la situación que genera estrés.
  • Descansar.
  • Dormir.
  • Regalarnos experiencias que resulten positivas emocionalmente.

Hombre descansando en la playa

El agotamiento físico es algo que consideramos totalmente normal, al igual que el descanso, por ese motivo, prueba a descansar también tu ego para curar o prevenir el agotamiento y poder resolver las situaciones cotidianas de una manera óptima. Serás más feliz y harás más felices a los demás, al tiempo que tu estado físico y tus relaciones mejorarán de manera notable. No te agotes en ningún sentido, y si lo haces, que sea de reír.

“La habilidad de hacer una pausa y no actuar por el primer impulso se ha vuelto aprendizaje crucial en la vida diaria”.

-D. Goleman-

  • Baumeister, R. y Vohs, K. (2007). Self-Regulation, Ego Depletion and Motivation. Social and Personality Psychology Compass.
  • Bejarano, T. (2010). Autorregulación y libertad. Thémata. Revista de Filosofía.