La teoría del doble vínculo de Gregory Bateson - La Mente es Maravillosa

La teoría del doble vínculo de Gregory Bateson

Francisco Pérez 6 febrero, 2018 en Teorías 167 compartidos

La teoría del doble vínculo fue acuñada y desarrollada por el antropólogo Gregory Bateson y su equipo de investigación en Palo Alto, California (1956). Está enmarcada en la perspectiva sistémica y hace referencia a aquellas situaciones comunicativas en las que se reciben mensajes contradictorios.

Esta teoría se formuló para explicar el origen psicológico de la esquizofrenia, dejando a un lado las disfunciones cerebrales e hipótesis orgánicas. Y es la esquizofrenia sigue siendo una de las enfermedades mentales más desconcertantes. De hecho, se han postulado varias teorías acerca de cómo se origina, unas de carácter orgánico o biológico y otras de carácter social. Veamos en mayor profundidad en qué consiste la teoría del doble vínculo.

Breve reseña sobre Gregory Bateson

Gregory Bateson nació en Grantchester, Reino Unido, el 9 de mayo de 1904. Fue un antropólogo, científico social, lingüista y cibernético cuyo trabajo tuvo repercusión en muchos otros campos intelectuales. Algunos de sus escritos más notables se plasman en sus libros Pasos hacia una ecología de la mente (1972), Espíritu y naturaleza (1979) y El temor de los ángeles: epistemología de lo sagrado (1987).

Bateson y algunos de sus colaboradores como Jay Haley, Donald Jackson y John Weakland fueron pioneros en el desarrollo de la perspectiva sistémica. De hecho, en los círculos académicos se le reconoce como una figura de culto cuyo atractivo incluye su oscuridad, excentricidad y diversidad de logros. Sin embargo, el creciente interés en el holismo, los sistemas y la cibernética ha impulsado naturalmente a educadores y estudiantes a publicar su trabajo. 

La comunicación para Bateson era lo que hacía posible las relaciones humanas, es decir, algo así como su soporte. Desde su mirada, esta incluye todos los procesos a través de los cuales una persona influye en otras. Desde esta perspectiva, los medios de comunicación se convierten en un componente determinante de la estructura social que merece la pena ser analizada.

Así, Bateson decía que había que eliminar el doble vínculo que aparece esporádicamente en la comunicación. Incluso, afirmaba que en la televisión se ve constantemente este fenómeno. Por ejemplo, en un programa se pregona un valor moral y en el otro se viola, lo que genera conflictos en la mente del televidente, sobre todo si son niños o personas con un bajo sentido crítico.

Gregory Bateson autor de la teoría del doble vínculo

¿Qué es un doble vínculo?

Según Bateson, un doble vínculo es un dilema comunicativo por la contradicción entre dos o más mensajes. De esta forma, da igual lo que se haga porque cualquier elección supone una equivocación. Una situación comunicativa que causa sufrimiento y puede derivar en algún trastorno psicológico.

Veámoslo mejor con un ejemplo. Un niño trata de relacionarse con su madre, la cual sufre de dificultades afectivas. Esta le expresa cuánto lo quiere pero a nivel gestual, al niño solo le llegan señales de rechazo. Por lo tanto, el mensaje que la madre expresa verbalmente no coincide con el mensaje que su cuerpo envía a su hijo. De esta forma, este se encuentra atrapado en una contradicción que implica afecto y rechazo.

Otro ejemplo sería la famosa afirmación “sé espontáneo”. Un mensaje doble de imposible cumplimiento: si la persona no es espontánea, no cumple con el mandato, pero si lo cumple, de algún modo también lo está incumpliendo porque no es espontánea como tal, ya que obedecer implica no espontaneidad.

La teoría del doble vínculo

La teoría del doble vínculo se basa en el análisis de las comunicaciones, y específicamente en la teoría de los tipos lógicos de Rusell. A partir de esta teoría y de observaciones realizadas a pacientes esquizofrénicos se deriva la situación denominada “doble vínculo”. Como hemos visto, en esta situación, una persona, haga lo que haga, no puede ganar.

Bateson decía que alguien apresado por el doble vínculo puede llegar a desarrollar síntomas esquizofrénicos. La tesis central de la teoría del doble vínculo es que existe una discontinuidad entre una clase y sus miembros, ya que la clase no puede ser miembro de sí misma. Tampoco uno de los miembros puede ser la clase, dado que el término empleado para la clase es de un nivel de abstracción diferente.

En la patología de las comunicaciones reales esta discontinuidad se quiebra de manera continua e inevitable. Del mismo modo, se produce una patología en el organismo humano cuando se dan ciertos patrones formales de esta quiebra en la comunicación entre madre e hijo. Así, esta patología es clasificada como esquizofrenia, un trastorno mental grave, de tipo psicótico, que cursa con alteraciones del pensamiento y del lenguaje.

Mujer con trastorno mental grave

Ingredientes necesarios para que manifieste el doble vínculo

Los ingredientes necesarios para que tenga lugar una situación de doble vínculo son los siguientes:

  • Dos o más personas. Una de ellas es la “víctima”. No se supone que el doble vínculo sea infligido sólo por la madre. Puede serlo por la madre sola o por alguna combinación de madre, padre y/o hermanos.
  • Experiencia repetida. El doble vínculo es un tema recurrente en la historia de la víctima. No se trata de una experiencia traumática única, sino de una experiencia tan reiterada que la estructura de doble vínculo pasa a ser una expectativa habitual.
  • Un mandato primario negativo. Este puede presentar una de estas dos formas: “No hagas eso, o te castigaré” o “Si no haces eso te castigaré”. El contexto de aprendizaje se basa en la evitación del castigo y no es un contexto de búsqueda de la recompensa. El castigo puede consistir en el retiro del amor o en la expresión de odio o cólera. Más devastador aún es que también puede consistir en el tipo de abandono que resulta de la expresión de la impotencia extrema del progenitor.
  • Un mandato secundario en conflicto con el primero en un nivel más abstracto reforzado por castigos o señales que anuncian un peligro para la supervivencia. La verbalización del mandato secundario puede revestir gran variedad de formas. Por ejemplo: “No consideres esto un castigo” o “no te sometas a mis prohibiciones”. Hay otros ejemplos cuando el doble vínculo es inflingido por dos individuos. Por ejemplo, un progenitor puede negar en un nivel más abstracto el mandato del otro.
  • Un mandato negativo terciario que prohíbe a la víctima escapar del campo. Quizá sea innecesario clasificar este mandato como un elemento separado. Si los dobles vínculos han sido impuestos durante la infancia, es naturalmente imposible escapar.

Según la teoría del doble vínculo, este conjunto completo de ingredientes deja de ser necesario cuando la víctima ha aprendido a percibir su universo bajo patrones de doble vínculo. Casi cualquier parte de una secuencia de doble vínculo puede resultar suficiente para precipitar el pánico o la cólera.

Niña preocupada

El efecto del doble vínculo

El efecto del doble vínculo sugiere que se producirá un colapso en la capacidad del individuo para discriminar entre Tipos Lógicos o modos comunicacionales cada vez que se presenta una situación de doble vínculo. Esta situación tiene una características generales:

  • El individuo está envuelto en una relación intensa. Siente que en la relación es muy importante discriminar acertadamente qué clase de mensaje se le está comunicando.
  • El individuo está atrapado en una situación en la que las otras personas que intervienen expresan dos órdenes de mensajes y uno de ellos niega al otro.
  • La persona es incapaz de comentar los mensajes que se expresan para corregir su discriminación del orden de mensajes al cual ha de responder. Es decir, no puede formular una enunciación metacomunicativa.

La teoría del doble vínculo de Bateson no ha sido sólida como explicación de la causa de la esquizofrenia, pero ha puesto de relieve la importancia de los patrones comunicativos y familiares en la salud mental. Aunque la hipótesis del doble vínculo ha quedado obsoleta en este sentido, ha sido determinante para la evolución de la terapia sistémica.

Referencias bibliográficas

Bateson, G., Jackson, D. D., Haley, J. & Weakland, J. Hacia una teoría de la esquizofrenia. 1956.

Bateson, Gregory (1972). Pasos hacia una ecología de la mente: colección de ensayos en antropología, psiquiatría, evolución y epistemología. Ballantine Books.

Francisco Pérez

Psicólogo General Sanitario. Director del centro Supera Psicología. Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la U.C.M.

Ver perfil »
Te puede gustar