La teoría polivagal: cómo escaneamos las señales de peligro

Sonia Budner · 19 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 19 agosto, 2019
¿Alguna vez has sentido la sensación de amenaza sin un motivo que la justificase? La Teoría polivagal del Dr. Porges sugiere que poseemos un sistema de escaneo inconsciente que interpreta las señales de peligro que percibimos sin darnos cuenta.

Son muchos los procesos que pueden ocurrir en nuestro cuerpo y en nuestras mente de los que no somos siempre totalmente conscientes. La teoría polivagal intenta dar explicación a uno de estos procesos que, a menudo, podemos considerar como intuitivos.

En este sentido, quizás hayamos experimentado la sensación de estar en peligro sin encontrar un motivo que lo justifique. En ocasiones, nos sentimos amenazados, aunque nadie a nuestro alrededor parezca afectado ni molesto por nada en particular.

Caminamos por el mundo leyendo multitud de señales sociales. Cuando interactuamos con otros recogemos inconscientemente expresiones faciales, movimientos corporales y tonos de voz. Al mismo tiempo que nuestro cerebro y nuestro cuerpo interpretan estas señales, nuestro sentido del yo está siendo moldeado por ellas y por nuestro entorno.

La información que nuestros cuerpos procesan a través de estas señales nos dice en quién podemos confiar y en quién no. Interpretamos quién o qué puede ser un peligro para nosotros, adoptando una posición u otra como respuesta.

Mujer pensando en silencio

Neurocepción y teoría polivagal

El Dr. Porges desarrolló la teoría polivagal que describe el proceso por el que los circuitos neurales son capaces de leer indicios de peligro en nuestro entorno como neurocepción. Sería esta neurocepción la que nos hace experimentar el mundo explorando involuntariamente las personas y el entorno para determinar si son seguras o si, por el contrario, suponen alguna amenaza para nosotros.

Este es un proceso totalmente inconsciente que se produce en nuestro sistema nervioso autónomo, de la misma manera que respiramos sin tener que hacer ningún esfuerzo voluntario para ello. Es un sistema de escaneo automático que busca las señales de peligro.

Escaneando nuestro entorno

Este escaneo involuntario en busca de las señales de algún peligro potencial ocurre desde que nacemos y tiene una importancia extrema en nuestra supervivencia. Nuestros cuerpos están diseñados desde que venimos a este mundo para observar, procesar y responder.

Los bebés responden a los sentimientos de peligro, de seguridad o de cercanía con sus padres y cuidadores. Ocurre desde el instante mismo en que nacemos y pasamos el resto de nuestra vida escaneando inconscientemente estas señales de peligro o de seguridad.

Las tres etapas de desarrollo de respuesta

Dentro de la teoría polivagal, Porges describe tres etapas evolutivas involucradas en el proceso. La teoría polivagal considera la interacción entre el sistema nervioso simpático y parasimpático no es solo una cuestión de equilibrio. Porges considera que existe una jerarquía de respuestas integrada en nuestro sistema nervioso autónomo que se da en tres pasos.

  • Inmovilización. La vía más básica. La respuesta de inmovilización ante señales de peligro involucra al nervio vago, cuya parte dorsal responde a las señales de peligro extremo y provoca que nos quedemos totalmente inmóviles. Es casi como si nuestro sistema nervios parasimpático se activará a toda velocidad y la respuesta corporal nos congelara.
  • Movilización. Se produce desde el sistema nervioso simpático, que es el que nos ayuda a movilizarnos en situaciones de peligro y de esta manera combatir la amenaza. La teoría polivagal sugiere que esta vía se desarrolla como una jerarquía evolutiva.
  • Compromiso social. Esta sería la última adquisición que el ser humano a desarrollado en la jerarquía de respuestas. Responde al lado ventral del nervio bajo que es la parte de este nervio que responde a los sentimientos de seguridad y conexión. El compromiso social es un proceso que nos permite sentirnos anclados en sentimientos de compromiso, seguridad y tranquilidad.

Cerebro con mecanismos

El impacto del trauma

En las personas que han experimentado un trauma, en especial aquellos en los que la inmovilización fue parte importante del mismo, se puede dar una distorsión severa en la capacidad de escanear el entorno en busca de señales de peligro.

Una de las funciones de este sistema es que la persona no vuelva a situarse en una posición vulnerable por lo que el cuerpo hará lo que sea necesario para evitarlo. Esto puede aumentar mucho la sensibilidad, interpretando como falsos positivos señales que son neutras.

Así, muchas de las señales que se interpretan como inofensivas, incluso benignas por otras personas, encuentran una lectura de amenaza en personas que han sufrido algún trauma anterior. Un cambio en una expresión fácil, un tono particular de voz o ciertas posturas corporales pueden devolverlas de manera inconsciente a una respuesta de protección.

El nervio vago y la teoría polivagal

Nuestro nervio vago está ramificado por muchas áreas de nuestro cuerpo. Tiene un papel fundamental en la influencia de los nervios craneales que regulan el compromiso social a través de la expresión facial y la vocalización.

Como seres humanos, anhelamos los sentimientos de seguridad y confianza en nuestras interacciones con los demás y aprendemos rápidamente a interpretar las señales que nos dicen que no estamos seguros. Precisamente por esto, a medida que vamos afianzando nuestras relaciones con otras personas, podemos establecer más fácilmente unos vínculos más sanos y experimentar una intimidad de mayor calidad con los demás.

Clarke, Jodi (2019) Polyvagal Theory and How It Relates to Social Cues. How the Body and Brain Are Impacted by Your Environment. Verywell Mind Porges S. W. (2009). The polyvagal theory: new insights into adaptive reactions of the autonomic nervous system. Cleveland Clinic journal of medicine, 76 Suppl 2(Suppl 2), S86–S90. doi:10.3949/ccjm.76.s2.17 Maercker, A., & Hecker, T. (2016). Broadening perspectives on trauma and recovery: a socio-interpersonal view of PTSD. European journal of psychotraumatology, 7, 29303. doi:10.3402/ejpt.v7.29303