La terapia de alivio del trauma

01 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera
La terapia de alivio del trauma es una terapia no verbal que busca a través del arte estimular el hemisferio derecho. Se ha utilizado con víctimas del atentado de las torres gemelas.
 

La terapia de alivio del trauma de Robert Cicione es un proceso diseñado para reducir o eliminar los efectos negativos de la exposición a eventos traumáticos. En esta terapia se guía a un superviviente de un trauma a través de una serie de movimientos para estimular el hemisferio derecho del cerebro.

La terapia de alivio del trauma se utilizó con éxito en Nueva York para tratar a los supervivientes del 11 de septiembre. También en Rhode Island para tratar a los supervivientes del incendio del Club Nocturno Station. En todos los casos, utilizaron una evaluación psicosocial inicial para identificar síntomas y establecer una línea de base para el tratamiento.

En la terapia se utilizan pruebas como el Inventario de síntomas de trauma de John Briere antes y después de las pruebas y mediciones. Un segundo flujo de datos procede de informes semanales de pacientes.

Antes y después del tratamiento, se realizan comparaciones de las puntuaciones de las pruebas y los informes de los pacientes para medir la reducción o extinción de flashbacks, pesadillas, ataques de ansiedad, episodios violentos y otros síntomas.

Mujer haciendo la terapia de alivio del trauma
 

¿Qué es la terapia de alivio del trauma?

Aunque técnicamente no es Art Therapy, se derivó de ese modelo. En lugar de los dibujos de Art Therapy, en la terapia de alivio del trauma se guía al paciente a través de una serie de movimientos o ejercicios. Todos están predeterminados para activar el hemisferio derecho del cerebro.

Es una incorporación relativamente reciente a la gama de modelos existentes de psicoterapias. Se desarrolló por Robert Cicione a mediados de la década de 1990.

Cicione creía que el arte podría ser valioso para rejuvenecer la mente y el cuerpo, además de para para aliviar el estrés y la ansiedad.

Una terapia no verbal

La metodología se deriva en gran medida de la terapia de arte, pero se ha diseñado para producir resultados mucho más rápidos. A diferencia dela TCC y la terapia EMDR, no se basa en los intercambios verbales o el procesamiento del hemisferio izquierdo para lograr resultados.

La terapia de alivio del trauma es esencialmente no verbal. Su valor terapéutico parece residir en su capacidad para estimular sobre todo las conexiones del hemisferio derecho. No se ha investigado a fondo la base neurológica exacta de su efectividad.

Aplicaciones de la terapia de alivio del trauma

Puede ser efectiva para aliviar los síntomas del trauma, independientemente de la cantidad y el rango de episodios traumáticos. También afirma ser beneficiosa si el trauma ocurrió en el pasado o recientemente.

Si bien la mayoría de las personas tratadas han experimentado personalmente al menos un incidente traumático, los testigos de eventos traumáticos también han sido tratados.

 

La terapia se ha utilizado para tratar a sobrevivientes de una amplia gama de eventos traumáticos, que incluyen:

  • Abuso físico.
  • Abuso sexual.
  • Robos.
  • Accidentes automovilísticos.
  • Accidentes industriales.
  • Explosiones.
  • Tiroteos.
  • Desastres naturales.
  • Ataques terroristas.

Efectividad de la terapia de alivio del trauma

La terapia de alivio del trauma ha demostrado ser exitosa en la reducción o eliminación de los síntomas clásicos del estrés postraumático, que incluyen pesadillas, flashbacks, arrebatos de ira y ataques de pánico.

La evidencia que respalda la efectividad de terapia proviene de dos fuentes: las propias observaciones de Cicione de las personas que ha tratado y un par de estudios, uno de ellos de corte experimental.

Uno de ellos fue publicado en la revista Trauma and Loss: Research and Interventions. Según las observaciones personales de Cicione, las personas que han sufrido abusos durante años pueden experimentar alivio de los síntomas de su trauma después de solo unas cuantas sesiones.

Evidencia empírica

Para proporcionar evidencia empírica de la eficacia de la terapia de alivio del trauma, Cicione realizó un estudio piloto en 2000. Se empleó un diseño previo y posterior con 10 niños de entre 8 y 14 años que habían experimentado múltiples episodios traumáticos.

Cada individuo recibió tres sesiones de terapia de alivio del trauma de 45 minutos. Los síntomas del trauma se midieron utilizando un instrumento de autoinforme y un formulario de entrevista con el terapeuta.

 

Los resultados revelaron una reducción significativa en el estrés postraumático y los síntomas relacionados después de las tres sesiones de tratamiento.

La frecuencia con la que se experimentaron los síntomas disminuyó drásticamente de un promedio de 8.58 por semana antes del tratamiento a 0.4 por semana después de las sesiones de tratamiento.

Segundo estudio con diseño experimental

Cicione realizó un segundo estudio para demostrar aún más el valor terapéutico de la terapia de alivio del trauma. En este estudio, se utilizó un diseño experimental de grupo de control con una muestra más grande de adultos.

Los participantes habían experimentado al menos tres episodios de trauma. Todos experimentaban síntomas de estrés postraumático antes de su participación en el estudio.

Al igual que en el proyecto piloto, se utilizaron un instrumento de autoinforme y un formulario de entrevista con el terapeuta para medir los síntomas del trauma.

Una comparación de las puntuaciones previas y posteriores a la prueba reveló una disminución significativa en los síntomas del trauma y ​​un seguimiento de cuatro meses indicó que estos resultados se habían mantenido estables.

Mujer con los ojos cerrados
 

Beneficios de la terapia de alivio del trauma

A la persona en terapia se le dan marcadores de colores, un bloc de dibujo y el terapeuta le guía a través de movimientos específicos de la mano con los marcadores. Gran parte del método es no verbal, evitando al superviviente la necesidad de contar traumas emocionalmente perturbadores.

Las secuelas del tratamiento también son bastante benignas, con casos poco frecuentes de fatiga o confusión leve. Estos efectos a corto plazo generalmente desaparecen en 12-15 horas después del tratamiento. Cicione diseñó la terapia para producir resultados rápidos.

Los estudios longitudinales y de seguimiento no solo reducen la posibilidad de efectos placebo, sino que también demuestran cómo se mantienen los efectos de la terapia en el tiempo.

El crecimiento y la salud mejorados del superviviente del trauma continúan mucho después de que se haya concluido el tratamiento.

Quizás el mayor impacto potencial de esta forma de terapia es que puede ser útil para romper el ciclo generacional de abuso. Dado que el objetivo de la intervención es eliminar los síntomas y sentimientos asociados con el trauma, una consecuencia probable es que se minimice el riesgo de que se repita el abuso.

Por último, señalar que la terapia no es efectiva en personas con adicciones y se ha demostrado que tiene una utilidad limitada con la personalidad límite.