Otro ladrillo en el muro de la educación

Otro ladrillo en el muro de la educación
Rafa Aragón

Escrito y verificado por el psicólogo Rafa Aragón el 07 julio, 2021.

Última actualización: 07 julio, 2021

El compositor Roger Waters, miembro fundador del famoso grupo británico Pink Floyd, se basó en su experiencia personal para escribir una de las canciones más representativas y escuchadas de todos los tiempos. Estoy hablando de “Another Brick In The Wall”, cuya traducción sería: “Otro ladrillo en el muro”.

Rogers waters compuso “Another Brick In The Wall” con la intención de hacer una crítica al sistema educativo. La canción nos habla de la seriedad, el rencor y la tristeza de las clases en el aula del colegio, del abuso de la autoridad de los profesores y del poco margen con el que cuentan los alumnos para desarrollar toda su potencialidad.

Analizamos la letra de la canción “Another Brick In The Wall”, una obra maestra que contiene reflexiones muy valiosas e interesantes para que hagamos un trabajo de conciencia. Un ladrillo más en el muro, representa una educación que oprime, limita nuestras potencialidades y frena el desarrollo de nuestra creatividad, con el fin de que aprendemos a no pensar por nosotros mismos.

“La cuestión  es que la mayoría de los sistemas educativos de masas se crearon hace relativamente poco, en los siglos XVIII y XIX, y se diseñaron para responder a los intereses económicos de aquellos tiempos, marcados por la Revolución Industrial  en Europa y Norteamérica”

-Ken Robinson-

No necesitamos que controlen nuestros pensamientos

Muchas eminencias en el campo de la educación, como Noam Chomsky, Ken Robinson y Howard Gardner, son críticas y muestran un descontento generalizado hacia la educación que existe en la actualidad. Piensan que lejos de evolucionar, se ha vuelto más controladora: menos flexible y más dictatorial.

Todos estos autores coinciden en el hecho de que la educación se ha convertido una fábrica de individuos a los que se les enseña a no cuestionar ni pensar por su cuenta. Esta triste realidad es la base actual de la educación. Por eso Ken Robinson habla de cómo las escuelas están matando la creatividad.

“La creatividad es tan importante en la educación como la alfabetización”

-ken Robinson-

Determinando qué es lo que debemos pensar y cómo están frustrando nuestra creatividad, nuestra capacidad crítica y de razonamiento. Con ello impiden que tomemos decisiones propias, basadas en nuestros valores, que puedan contrariar a las impuestas por el sistema. Para el sistema educativo enseñarnos a no pensar es la mejor manera de generar autómatas en masa que no se rebelen y sean productivos. En definitiva, Es la mejor manera de tener personas que no “den problemas”.

No necesitamos la “no educación”

La “no educación” es la falta de comprensión acerca de lo que necesitamos para desarrollarnos como individuos libres. No teniendo en cuenta nuestra individualidad, potencialidades y necesidades. La educación en masa sistematizada no es capaz de respetar ni valorar al individuo, ya que es tratado como un número más, sin tener en cuenta su identidad.

No todas las personas tenemos los mismos intereses, no aprendemos de la misma manera y no tenemos los mismos ritmos y capacidades. Es por ello que se basa en unas premisas generales, sin tener en cuenta al individuo y esto, como es natural, provoca desmotivación, desilusión y frustración en los alumnos.

“El objetivo principal de la educación en las escuelas debería ser la creación de hombres y mujeres que son capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres y mujeres que son creativos, inventivos y descubridores, que pueden ser críticos, verificar y no aceptar, todo lo que se les ofrece”

-Jean Piaget-

Necesitamos valores y respeto

Nuestra sociedad es producto a su vez de la educación que hemos recibido. Por ello es tan importante crear un sistema educativo que se aleje de los intereses políticos y económicos, que sea más humano y se interese por las necesidades del conjunto de personas que conformamos la sociedad.

Que cultive la memoria, pero también las emociones. Que hable de geografía, pero también de que la gente que sufre no está tan lejos de nosotros como pensamos. Que haga preguntas y muestre que muchos de los interrogantes no tienen una única respuesta.

niños cantando a coro

Educar en valores significa dar la oportunidad a nuestros hijos para que aprendan a quererse, a respetarse y, sobre todo, a motivarse y esforzarse por aquello en lo que creen. Apostando por su propio crecimiento y desarrollo personal, por su propio bienestar y cuidado. En definitiva, dejar que puedan responsabilizarse de sus propias vidas sin estar atados a la dependencia y las adicciones.

“La educación para la libertad debe comenzar exponiendo hechos y enunciando valores y debe continuar creando adecuadas técnicas para la realización de los valores y para combatir a quienes deciden desconocer los hechos y negar los valores por una razón cualquiera”

-Aldous Huxley-

Un ideal de modelo educativo

En el mundo existen modelos educativos ejemplares. Uno de ello es el de Finlandia, el cual se ha catalogado como uno de los mejores en el mundo ¿Cuál es su metodología? ¿Qué es lo que ha garantizado su éxito?

Para responder estas preguntas, hay que empezar recalcando que en Finlandia los profesores del colegio no transmiten información, enseñan a pensar. La metodología ha dejado atrás las memorizaciones típicas del sistema educativo de la Ilustración y hace énfasis en el desarrollo de la curiosidad, la creatividad y la experimentación.

Por su parte, las clases distan mucho de ser magistrales y unidireccionales. En su lugar, es un espacio donde se abre la oportunidad para un debate abierto entre estudiantes y profesores.

Los profesores finlandeses trabajan mucho en grupo con sus alumnos, buscando retroalimentación de los mismos y realizando clases participativas, donde el ambiente es relajado y tolerante.

Además, cada escuela tiene autonomía para organizar su programa de estudios. La autonomía de los colegios se enmarca dentro de un sistema en el que la educación se concibe como algo gratuito e igual para todos. Los niños tienen acceso a centros de enseñanza similares y no pagan por el material.

De esta forma, las escuelas proporcionan libros, ordenadores e incluso la comida. La planificación educativa es consensuada entre los profesores y los alumnos. Los adolescentes dan su opinión sobre las propuestas de los docentes, informan de sus intereses y participan en la organización del curso.

Dicho esto, vemos la posibilidad de crear un sistema educativo que sea accesible para todos, y que fomente la creatividad e individualidad de todos los estudiantes. Finlandia sería un excelente ejemplo para aquellas sociedades cuya educación no es la más idónea.

Te podría interesar...
Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto

Educar en emociones permite que se desarrolle un yo sano que determine la liberación y la madurez emocional, obteniendo sensaciones de autorrealiza...