Las 4 personalidades de los vampiros emocionales

Paula Díaz · 2 marzo, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 15 marzo, 2018
A menudo hemos oído hablar de las personalidades tóxicas y los vampiros emocionales. ¿Quiénes son? ¿Cómo actúan? ¿Qué podemos hacer frente a ellos?

Un buen ambiente social es aquel formado por personas que nos transmiten emociones positivas y buenos valores. Sin embargo, desgraciadamente no todas las personas nos aportan experiencias positivas. Lo cierto es que a veces entre ellas se esconden vampiros emocionales. En este artículo trataremos las personalidades de los vampiros emocionales.

Las personas que aportan elementos valiosos a la relación aumentan el deseo que querer estar con ellos e intercambiar momentos. Generalmente, el trato con ellos es cordial y sincero. Pero, en ocasiones, es inevitable encontrarnos con personas que tienden a desestabilizarnos emocionalmente.

«Prefiero unos pocos allegados a las malas compañías; pero deben saber ir y venir oportunamente».

-Friedrich Nietzsche-

Mujer triste pensando en su vida mirando por la ventana

Personalidades de los vampiros emocionales

Dos elementos son característicos de los vampiros emocionales. El principal es el tiempo, ya que para poder acercarse a la persona con la que desean crear un vínculo necesitan constancia y ganarse su confianza. En el momento en el que gozan de su simpatía comienzan a poner en juego el segundo concepto: la proximidad. De esta manera, comienzan a sacar provecho de los puntos sensibles del otro y emplearlos a su beneficio. Además, puede tratarse de un amigo, un familiar o incluso tu pareja.

Cuanta más confianza y proximidad existe en la relación con un vampiro emocional, más complicado es superar y combatir los efectos negativos emocionales que nos puede generar. A continuación veamos los diferentes tipos de personalidades vampíricas que existen:

1. Personalidades de los vampiros emocionales: La personalidad negativa

Las personalidades negativas de los vampiros emocionales tienen como principal cometido hacerte sentir inferior. Para ello, todos tus logros, iniciativas, opiniones, etc., todo lo que tenga que ver o provenga de ti, lo valorarán como algo negativo. Además, se encargarán de hacértelo saber por todos los medios.

Una frase característica por su parte será «no sabes hacer las cosas bien». También se suelen mostrar contrarios y en oposición a tus opiniones personales, aunque sea consciente de que no tiene razón.

El inconveniente más importante es que si pones en duda la forma de actuar de un vampiro emocional con personalidad negativa seguramente se justifique diciendo que solo «busca lo mejor para ti». Después de un tiempo cerca de esta persona, te percatarás de que constantemente su forma de expresarse se basa en críticas destructivas.

2. Personalidad víctima

Las personalidades de los vampiros emocionales de tipo victimista es realmente agotadora. Lo más característico es que culparán siempre a otros de todos sus males y te hablarán sobre lo injusta que es la vida con ellos. Se quejarán constantemente sin un ápice de autocrítica.

Un rasgo básico a tener en cuenta cuando hablamos de una personalidad victimista es que es complicado encontrar en ellos un sano apoyo emocional. Siempre le darán más importancia a su mundo y problemas por encima de los tuyos. Además, no tomará tiempo en escucharte y centrarse en qué te ocurre. Mucho menos ofrecerte una ayuda incondicional en caso de necesitarla.

3. Personalidad no empática

Otra característica de las personalidades de los vampiros emocionales es su falta de empatía. La empatía es un componente esencial de la inteligencia interpersonal, término creado por Howard Gardner. Con este nos referimos a la habilidad cognitiva de una persona para comprender el universo emocional de otra.

Mujer mirando a otra con envidia

Una persona nos muestra que no tiene empatía es egoísta, emprende acciones sin pensar si ocasionará malestar en su interlocutor. Los vampiros emocionales en ningún momento pretenderán ponerse en la situación y piel del otro, adoptando una actitud que posiblemente les lleven a eliminar de su rutina el optimismo.

4. Personalidad melancólica y violenta

Como comentábamos anteriormente, los vampiros emocionales tenderán a ver el lado negativo de las cosas. Además, en todo momento se mostrarán reacios a nuevas alternativas. Suelen ser personas difíciles de convencer, que te intentarán trasladar su credo vital de negatividad y malas sensaciones. Muchas veces, dejan aflorar sus traumas y frustraciones en forma de malos gestos y actitudes ante los demás y la propia vida. También, a través del enfado, la ira y la soberbia.

«Prefiero unos pocos allegados a las malas compañías. Pero deben saber ir y venir oportunamente».

-Friedrich Nietzsche-

En conclusión, los vampiros emocionales son aquellas personas que se caracterizan por ser negativas, carentes de empatía y emociones positivas, y que nos tratan de hacer sentir mal como alivio momentáneo a sus frustraciones y traumas.

Por último, en La Mente es Maravillosa disponemos de un curso on-line sobre Vampiros emocionales impartido por Pilar Muñoz y Cristina Franco de Miguel. Este curso puede ayudarte a identificar a este tipo de personalidades y saber cómo protegerse y tratarse con ellos.

Vampiros emocionales

  • Bernstein, A. J. (2003). Vampiros emocionales: cómo reconocer y tratar con esas personas que manipulan nuestros sentimientos(Vol. 29). Edaf.
  • Freire, E. (2013). Los malos del cuento: cómo sobrevivir entre personas tóxicas. Grupo Planeta Spain.
  • Stamateas, B. (2014). Más gente tóxica. B DE BOOKS.