Las 7 principales causas de divorcio

Las principales causas de divorcio están asociadas a la insatisfacción o a conflictos en aspectos muy concretos. ¿Quieres conocer cuáles son y cómo abordarlas?
Las 7 principales causas de divorcio

Escrito por Edith Sánchez, 23 Enero, 2021

Última actualización: 21 Mayo, 2021

Las principales causas de divorcio son muy variadas. Sin embargo, la mayoría de ellas tiene que ver con pactos que se rompen. Muchos de esos pactos se establecen al comienzo de la relación, aunque no siempre se hace de manera explícita. Por el camino, alguno de los dos se muestra incapaz de cumplir su parte.

Más allá de la definición de las principales causas de divorcio, lo que siempre suele primar es la dificultad para tramitar los conflictos. Es normal que en la pareja haya desencuentros y problemas, pero estos se vuelven irresolubles y dolorosos cuando no se gestionan de forma serena y madura.

Los problemas de pareja también tienen mucho que ver con la comunicación. A veces no se logra pedir lo que se desea, de la forma adecuada. Así mismo, muchas veces se hace oídos sordos a la demanda del otro. Este elemento está implícito en varias de las principales causas de divorcio. Veamos las siete más frecuentes.

En general, el divorcio sólo tiene lugar cuando no lo quiere uno de los cónyuges”.

-Yukio Mishima-

Pareja enfadada

1. Falta de compromiso

Una de las principales causas de divorcio es la falta de compromiso emocional con el otro. A veces no hay tiempo, o simplemente no existe la disposición de atender a las expectativas o necesidades de la pareja. Se le pasa por alto, no se incluye en los planes o simplemente no se le da un espacio a la relación.

Con frecuencia, esto es resultado de realidades más profundas. Sucede cuando la relación se asume exclusivamente desde el punto de vista emocional. Para que la pareja funcione se requiere de racionalidad y de toma de decisiones, ya que los afectos son inestables y tienden a transformarse con el tiempo.

2. Agresividad continua

En este caso las emociones están a flor de piel y se mantienen vivas, pero de forma errónea. La agresividad continua habla de problemas sin resolver en la pareja. El enojo continuo es una manifestación de frustración, de inconformidad, resentimiento o rechazo. Se mantiene vigente porque no se ha encontrado el camino para ir al fondo de lo que ocurre.

También sucede que uno de los miembros de la pareja tiene dificultades consigo mismo y convierte al otro en el “sparring” de su inconformidad. Con las agresiones continuas se mina la posibilidad de hablar y cuando esto ocurre, el problema se prolonga y se intensifica. Poco a poco solo van quedando las heridas en carne viva y una cadena de resentimiento que luego ya no se puede deshacer.

3. Infidelidad, una de las principales causas de divorcio

La infidelidad es otra de las principales causas de divorcio. Es uno de esos casos en los que se rompe un pacto, implícito o explícito, dentro de la pareja. A veces este hecho sella el final de una relación que ya estaba muy deteriorada, mientras que en otros casos corresponde a una ligereza que termina teniendo consecuencias graves.

Hay relaciones que resisten la infidelidad, mientras que en otras se convierte en una afrenta imposible de superar. Es usual que la mentira resulte más dolorosa para la persona engañada, que la infidelidad misma. Lo que se rompe aquí es la confianza y sin ella básicamente es imposible seguir adelante.

4. Expectativas defraudadas

No son pocas las parejas que se unen a partir de expectativas poco realistas o muy elevadas, frente a la relación y a la convivencia misma. Vivir juntos implica un cambio en el estilo de vida, que incluye gratificaciones, pero también renuncias y dificultades.

Es importante que ambos tengan una buena disposición a adaptarse. Por más compatibles que sean, no siempre van a coincidir en los pequeños detalles de la vida cotidiana. Así mismo, si se idealiza a la pareja, lo que sigue después es una desilusión. Es importante conocerse bien antes de unirse y, si no es así, estar abierto a la adaptación.

5. Falta de equidad

Uno de los aspectos cruciales en la relación de pareja es la repartición razonable de los compromisos. Aspectos como los aportes económicos, las tareas domésticas, el cuidado de los hijos y todo aquello que sea de manejo común, debe organizarse de tal modo que resulte equitativo.

Una de las principales causas de divorcio es la falta de equidad en uno o varios de estos aspectos. Si uno de los cónyuges siente que toda la responsabilidad, en algún aspecto, recae solo sobre él, de seguro no va a estar conforme. En especial si esto no se compensa con liberación de responsabilidades en otro aspecto.

6. Abuso

El abuso es un caso especial, que siempre debe mirarse con cuidado. Corresponde a los casos en los que hay conductas que sobrepasan los límites morales de la relación de pareja. Este abuso puede ser de índole emocional, física o sexual.

Aquellas parejas en las que hay abuso suelen ser reacias al divorcio, precisamente porque la estructura abusiva genera vínculos muy fuertes, aunque sean enfermizos. Más que una de las principales causas de divorcio, debería convertirse en una de las principales razones para concretarlo.

Pareja

7. Dificultades económicas

Las dificultades económicas no tienen gran peso, si la relación de pareja es sana. En cambio, cuando hay problemas de otro tipo, muchos de ellos tienden a concentrarse en el tema del dinero. El aspecto financiero puede convertirse en medio de chantaje, sometimiento o competencia. A veces también se trasladan a las finanzas las frustraciones individuales por un proyecto de vida que no satisface.

Como se ve, los principales motivos de divorcio tienen que ver con problemas que también son superados por muchas parejas, con la excepción del abuso. Como quiera que sea, tanto unirse como separarse son decisiones que cambian la vida y debe dárseles la importancia y la profundidad que merecen.

Te podría interesar...
Ruptura de pareja: cómo sanar las heridas
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Ruptura de pareja: cómo sanar las heridas

Una ruptura de pareja es una situación compleja y dolorosa que no siempre sabemos cómo afrontar. En este artículo, te explicamos cómo hacerlo para avanzar.



  • Solute, F. E., Nejad, M. Y., Hosseinzadeh, M., Navimipour, N. J., Sahafi, A., & Darwesh, A. (2019). Proponer un nuevo método para la investigación de la relación entre las causas de divorcio y las reglas de asociación. Dilemas Contemporáneos: Educación, Política y Valores, 7.