Las mujeres forjamos amistades más fuertes y cercanas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 10 abril, 2017
Fátima Servián Franco · 10 abril, 2017

Un estudio que acaba de presentarse en el encuentro anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia ha analizado las amistades de jóvenes de ambos sexos. Este concluyó que en el caso de las chicas, si estas lograban mantener una amistad con otra chica a lo largo del tiempo, incluso si había distancia de por medio, es porque se preocupaban de establecer un contacto telefónico continuo y prolongado.

Las féminas suelen tener relaciones de amistad mucho más fuertes y cercanas que los hombres. Estas son muy parecidas a las relaciones románticas, en el sentido de que si rompen es más probable que lo hagan de forma catastrófica.

Los chicos, por su parte, conservaron a sus amigos gracias a hacer cosas juntos. Los hombres, sin embargo, al no ser tan drásticos en sus relaciones amistosas, tendrían más probabilidades de mantener su pandilla con el correr de los años.

Niños paseando

La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido.

La amistad es más difícil y más rara que el amor, por eso hay que salvarla como sea

Las amistades, como todas las relaciones valiosas en la vida, tienen altibajos. Se dice que los hombres solucionan todos los problemas con una pelea y después con un abrazo, en cambio, las mujeres tendrían una tendencia mayor a guardarse el enfado. Otro tópico sobres las amistades de los hombres es que cuando están preocupados sobre algo, solo necesitan tomar algo juntos y no hablar sobre ese problema. En cambio, las mujeres necesitan contarse todo.

Estas ideas, aunque muy habituales, no dejan de ser vagas generalizaciones simplistas e imprecisas. Eso sí, parece que algunos de estos razonamientos pueden tener algo de razón. Las amistades de los hombres son más instrumentales y menos emocionales. Por tanto, sus relaciones de amistad están más enfocadas a disfrutar de una actividad en común. Lógicamente, según el contexto social, los detalles de la relación pueden cambiar, pero la esencia en sí es la misma.

Las mujeres suelan reunirse regularmente con viejas amigas o, al menos, llamarse por teléfono de vez en cuando para ponerse al día. En cambio, esta dinámica es menos habitual en el sexo masculino. Los vínculos de amistad que creamos las mujeres, nos reportan además de satisfacción plena, apoyo emocional y seguridad, una fuente de bienestar para desarrollar una autoestima alta y buena.

 

Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan como estamos y se esperan a oír la contestación

La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad

No hay duda que el ser humano es social por naturaleza. El cual crece, se desarrolla y madura con el trato con otras personas que le rodean. Hacer amigos es algo fundamental y muy importante en la vida de cualquier persona. Los beneficios que nos aporta las amistades son numerosos, tanto a nivel social como para nuestra salud emocional y física.

Las buenas amistades nos aportan:

  • Apoyo emocional y seguridad.
  • Ayuda a desarrollar una autoestima alta.
  • Favorecen la integración social.
  • Aporta compañía sincera.
  • Brindan placer.
  • Nos permiten crecer personalmente.
  • Aportan apoyo y seguridad en los momentos más difíciles.

Por el contrario, la ausencia de amigos es igual de mala que el tabaquismo o la adicción al alcohol. Investigadores de la Universidad de Brigham Young en los Estados Unidos concluyeron, después de estudiar a 300 mil personas durante siete años, que la falta de relaciones interpersonales equivale a fumar más de 15 cigarros al día o tomar seis vasos de bebidas embriagantes diariamente.

Niña compartiendo su amistad en un columpio bajo un árbol

Si alguna persona no se ha sentido identificada con estas afirmaciones o no está de acuerdo con algún punto, indicar que estas ideas son tan solo un acercamiento a la realidad. Cada persona y grupo de amigos tiene una forma de relacionarse y que son muchos más los parecidos entre unos y otros que las diferencias.

¿Qué cosa más grande que tener a alguien con quien te atrevas a hablar como contigo mismo?