Lleva mucho tiempo crecer hasta llegar a ser un niño

Cristina Roda Rivera · 15 junio, 2015

 

“Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es una maravilla”

(Gilbert Keith Chesterton)

 

Cuando la madre de John Lennon le preguntó que quería ser de mayor, este le respondió: “Feliz”.

La madre tomó la respuesta como una bobada de niño y muchos de nosotros nos sentiríamos enternecidos por que un niño diga algo así, pero en nuestro interior pensaremos que ese anhelo es solo fruto de la inocencia y de la inexperiencia, y que en la vida, hay que hacer otras cosas. Y bueno…ser feliz si se puede.

Niño

Ya el pequeño Lennon apuntaba en sensibilidad y verdad, pues conforme pasa el tiempo, ganamos y perdemos dinero, las amistades se rompen, soñar se reduce a dormir y todas nuestras ilusiones parecen rotas….muchos nos preguntamos qué habrá pasado en nuestra vida para que la vivamos con un halo de amargura.

Es hora de recordar qué significa ser niño, que es mucho más que una talla: es una actitud ante la vida, que muchos intentan robar, pero que solo nosotros podemos salvaguardar.

10435102_342131729300596_698009588878492958_n (2)

Nadie te puede robar tu inocencia, nadie te obliga a renunciar a tu cuento de hadas, nadie te puede prohibir soñar hasta en los momentos más duros….solo si tú se lo permites.

 

¿Qué significa ser niño?

 

El niño es el que vive en el ahora, el que mira los colores, el que se siente intrigado por todo lo que le rodea, el que descifra figuras en las nubes. El niño, espontáneo, que busca risas, bromas y juegos; no apariencias, compromisos y conversaciones vacías de toda verdad.

Yo no tuve una infancia feliz, no tengo nada a que agarrarme de verdad cuando pienso en mi “yo niño”

¿De verdad piensas eso? Si alguien ha robado tu infancia, han coartado tu libertad o robado tu inocencia, son ellos los que jamás podrán recuperar la sonrisa que tuvieron en la infancia. Tú sí.

No le entregues a los que te dañaron los momentos felices que guardas de tu infancia.

Esos son tuyos, y en ellos está la base de tu personalidad, lo que realmente quieres ser en la vida.

Niño

“Desde la infancia nos enseñan: primero a creer lo que nos dicen las autoridades ,los curas, los padres…Y luego a razonar sobre lo que hemos creído. La libertad de pensamiento es al revés, lo primero es razonar y luego creernos lo que nos ha parecido bien de lo que pensamos.

José Luis Sampedro

 

Has crecido, pero no por ello tienes que renunciar a la ingenuidad maravillosa que todo niño posee. Quizás por ello, cuando estés con un niño, lo disfrutarás aún más. No hay vidas perfectas ni modelos, por mucho que digan los cuentos, la publicidad y las películas.

Hay momentos inolvidables y esos están compuestos por y para personas como tú. No te niegues la posibilidad de vivirlos.

Mi infancia fue tan feliz, que no la he superado. Ahora, todo me entristece

 

En los primeros años de vida se conforma nuestra psique, nuestro temperamento.

Nuestros recuerdos se guardan a fuego. Pequeños flashes de momentos que nos recuerdan como nos reíamos, como saltábamos, la energía desbordante al querer y al enfadarnos también con alguien.

Si has sido privilegiado en tener eso, ahora es el momento de sacarlo a la luz. Al igual que reíste en esa época, puedes hacerlo ahora. Deja de complicarte la vida.

Mira a tu alrededor, con los ojos más abiertos. Para a observar el amanecer como lo hacías de pequeño, juega con las olas….aprendiste a no tener miedo cuando eras tremendamente vulnerable.

Ahora que eres un adulto, deja de tener el miedo que la sociedad ha querido que tengas. Eso no sirve para nada. Es una trampa, no caigas más en ella.