Los 10 principios para la vida, según los nativos americanos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 24 marzo, 2019
Edith Sánchez · 24 marzo, 2019
Los 10 principios para la vida de los nativos americanos son un catálogo de conductas que ellos consideraban relevantes para mantener la paz individual y colectiva. Los occidentales podemos aprender grandes lecciones de ellos.

Los principios para la vida de los nativos americanos  han sido pensados para garantizar el bienestar de las siguientes siete generaciones. Por lo tanto, no se orientan solo a cada individuo presente, sino que se proyectan al futuro.

La nota predominante en estos principios para la vida es el respeto y la valoración de las personas y el entorno. También una exaltación de los valores asociados a la honestidad y la generosidad.

Cuando la sangre de tus venas vuelva al mar, y el polvo de tus huesos regrese al suelo, quizás recuerdes que esta tierra no te pertenece a ti, sino que tú perteneces a esta tierra”.

-Proverbio Sioux-

Los nativos americanos, así como otras comunidades originarias, daban gran importancia a la vida colectiva. Por eso mismo, otorgaban gran relevancia a las pautas de conducta que garantizaban una convivencia armónica. Podemos aprender mucho de ellos. Estos son los principios para la vida que establecieron.

1. Trata a la tierra con respeto

Tratar a la tierra con respeto significa, fundamentalmente, no contaminarla o deteriorarla. Buscar todos los medios para preservar su integridad.

Esto implica, fundamentalmente, hacernos cargo de los desechos que emitimos, bien sean sólidos, líquidos o gaseosos. La tierra es nuestro hogar y si ella enferma, nosotros también.

Bola del mundo transparente al aire libre

2. Agradece al Gran Espíritu por cada nuevo día

El Gran Espíritu puede tener un significado diferente para cada persona. Para algunos será un dios determinado, para otros la naturaleza misma o el concepto de vida, en sentido universal.

A lo que los nativos americanos convocan es a agradecer diariamente por la vida. Esta no es una acción más, sino el punto de partida para cultivar una actitud global saludable.

3. Honra tu palabra

Uno de los principios para la vida más importantes en los nativos americanos es el respeto por la palabra. Esta se ha devaluado mucho en el mundo actual.

Es importante concienciarnos de que los actos de comunicación son eso: actos. Equivalen a hechos y, por lo tanto, no debemos perder de vista sus consecuencias.

4. Trabajar en conjunto, uno de los principios para la vida

Los seres humanos somos gregarios por naturaleza. De una u otra forma, nos necesitamos y nos volvemos más fuertes cuando aprendemos a trabajar en conjunto.

Un buen trabajo en equipo es mucho más satisfactorio, afianza los lazos y genera mejores resultados. Aprender a cooperar es un objetivo loable y necesario.

Equipo de trabajo uniendo sus manos

5. Toma solo lo que es necesario

Esto vale para una gran diversidad de situaciones. Se trata de un llamado a la moderación y al equilibrio. Tenemos necesidades físicas y psíquicas y podemos satisfacerlas, sin ir más allá.

El exceso, más tarde o más temprano, conduce al sufrimiento, a la enfermedad o a un hartazgo insoportable. Los nativos americanos consideran que este es uno de los principios para la vida que garantiza la salud física y emocional.

6. Toda vida es sagrada

No hay que ver la vida simplemente como un hecho biológico. Se atenta físicamente contra la vida de otro, pero también se puede atentar contra su vida psicológica.

El otro es sagrado y, por eso, es fundamental realizar acciones para preservar su integridad y su existencia. Así mismo, ese mandato se extiende a toda forma de vida.

7. Cuida el bienestar del cuerpo y la mente

El autocuidado es un acto de amor propio y constituye uno de los principios para la vida del que depende el bienestar. La buena salud es una condición fundamental para disfrutar plenamente de todo lo demás.

Cuidar del bienestar significa evitar hábitos o acciones que puedan deteriorarnos o ponernos en riesgo del algún modo. También, hacer todo lo necesario para recuperar la salud, cuando esta se pierde.

8. Haz lo que debas hacer en bien de todos

El bien colectivo es un objetivo que todos deberíamos compartir. Al hacerle bien a los demás, también nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

No es posible construir el bienestar individual, si al mismo tiempo no se construye el bienestar colectivo. Los problemas y los sufrimientos ajenos, de uno u otro modo, también terminan alcanzándonos.

9. Sigue los ritmos de la naturaleza

Este es uno de los principios para la vida que muchas veces no se comprende lo suficiente. Tiene que ver con la sincronía que debemos establecer con nuestro entorno natural y con nuestra condición biológica.

Supone adaptarnos a las diferentes edades, a los ciclos del día y de la noche, a las condiciones del contexto en el que vivamos, etc. La palabra clave es adaptación junto a una actitud de flexibilidad.

Mujer respirando

10. Disfruta del viaje de la vida, pero no dejes huellas

Los nativos americanos piensan que es bueno ir ligeros por la vida. Así como hay que saber hacer presencia, también hay que aprender a diluirse. No dejar huellas significa para ellos no intentar que el ego sea más importante que las acciones mismas. Tomar demasiado a pecho el propio yo solo conduce a limitar el disfrute de la existencia.

Todos estos principios para la vida son una guía, que perfectamente puede aplicarse a cualquier persona. Resumen la filosofía de los nativos americanos, que se orienta a exaltar la vida en comunidad, la honestidad y el sentido común. Son un interesante catálogo a consultar, si sentimos que hemos perdido el rumbo.

  • Ramírez, R. (2009). Nacionalismo tribal y sexismo: Reflexiones desde las mujeres nativo-americanas de Estados Unidos. Desacatos, (31), 35-50.