Los 10 principios para una buena vida

Valeria Sabater · 8 marzo, 2015

 

La vida, es en ocasiones un pequeño carrusel en el que damos vueltas y vueltas sin encontrar muy bien el rumbo. ¿Por qué nos es a veces tan complicado disfrutar de la felicidad? Tal vez apuntamos muy alto, o puede incluso, que estés corriendo a contracorriente, junto a personas equivocadas y caminos que no son los tuyos.

¿Cuál es entonces el modo de tener una auténtica “buena vida”? En primer lugar, deberás detenerte y mirar a tu alrededor para tomar perspectiva de dónde te encuentras; atiende tu presente, tu “aquí ahora” con el fin de aspirar con fuerza lo que te envuelve.

Puede que te sientas complacido, es posible que si observas cada aspecto con sencilla humildad, te das cuenta de que sí, de que la tuya es una buena vida. Entonces, adelante con ella. En cambio, si notas que te has subido a lomos de un caballo equivocado en este pequeño carrusel que es la vida, pon en práctica estos simples mandamientos. Seguro que te son de ayuda.

 

10 SENCILLOS CONSEJOS PARA UNA BUENA VIDA

 

1. Tú eres la prioridad en tu vida

 

No vivas la vida de otros ni te ancles al rumbo de quienes te rodean si no te hacen feliz. ¿De qué te sirve? Darte prioridad y valorarte no es ser egoísta, en absoluto. Es invertir en tu propia integridad y equilibrio emocional. Si no sigues tus principios y te subyugas a los valores de quienes te rodean, te irás desvaneciendo poco a poco… Date prioridad, escúchate.

 

2. Lucha por lo que crees

 

Toma partido por aquello que te define y lucha por ello. Todos tenemos una voz interior que nos sirve de empuje y motivación, ya sea a nivel laboral o a nivel personal. Ser consecuente con nuestras creencias y valores es uno de los pilares esenciales para llevar una buena vida. Te ayudará a sentirte realizado/a.

 

3. No eres perfecto/a y no tienes obligación de serlo

 

No te pongas metas irrealizables ni te obsesiones con no cometer errores. Las personas no somos infalibles, somos criaturas imperfectas moviéndonos en un mundo imperfecto donde aspirar a ser felices. Y es algo que puede conseguirse.

¿De qué modo? Empieza conociendo tus propias limitaciones y aprendiendo cada día de tus errores para mejorar. Y recuerda, nunca te compares con otras personas.

 

4. No intentes complacer a todo el mundo

 

Sigue tu rumbo y tus principios. No tienes por qué agradar a todas las personas que te rodean, ni aún menos complacer a aquellos que te hacen daño. Protégete de las relaciones tóxicas y toma tus propias decisiones.

 

5. Vive “el aquí y ahora”

 

El pasado ya no existe, no es tangible, se fue. El futuro es esa ilusión que culmina nuestro horizonte, pero lo que de verdad importa, es lo que ves y lo que sientes ahora. Cultiva tu felicidad en este mismo momento, ofrécete una buena vida basada en este presente que ahora te acaricia.

 

6. Protege tu espacio personal, tu tiempo, tus sueños

 

En ocasiones, vamos demasiado deprisa. El trabajo, las obligaciones, las presiones diarias… Apenas disponemos de tiempo para nosotros mismos. Puede incluso, que ni siquiera dispongas de tu propio espacio personal, de esos pequeños instantes de soledad en que “ser nosotros mismos”, en el que hacer balance de nuestra vida, e incluso soñar.

Busca esos instantes, porque no son un regalo, en absoluto, son una necesidad.

 

7. No vivas en “los zapatos de otra persona”

 

Hay quien en un momento de su vida, acaba dándose cuenta que se ha pasado gran parte del tiempo siendo una versión falsa de sí mismo. Personas que han vivido la vida de otros, de esa pareja, de ese familiar, de ese ser que decía querernos pero que en realidad, nos ha hecho meternos en sus zapatos impidiéndonos ser nosotros mismos.

No lo permitas, sé siempre la auténtica versión de tu “yo”, con toda su esencia e integridad.

 

8. Centra tu visión en lo positivo

 

Suena sin duda a la clásica frase de manual de autoayuda, pero no por ello es menos verdad. Ver nuestros días desde ese cristal del positivismo, te permitirá sin duda disponer de una buena vida. Una vida iluminada por la esperanza.

 

9. Sé humilde, ayuda, atiende, escucha

 

Permítete abrirte a quienes te rodean con franqueza, sinceridad y humildad. Te ayudará a entender mucho mejor a las personas, a la vez que te hará sentirte más pleno. Pocas cosas pueden tener un impacto más positivo para gozar de una buena vida.

 

10. Elige a personas que reflejen aquello que aspiras ser

 

No hay nada más reconfortante que rodearse de personas a las que admirar, de las que aprender. Seres humildes que se ofrecen sin esperar nada a cambio, que no te juzgan y que te valoran como lo que eres, en toda tu integridad. Amigos, compañeros y parejas que dan brillo a tu vida.