Los 5 mayores enemigos de la salud cerebral

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 18 noviembre, 2017
Edith Sánchez · 18 noviembre, 2017

La buena salud cerebral depende de muchos factores. Los más importantes son el ejercicio y la oxigenación. Sin embargo, los alimentos que consumimos también juegan un papel decisivo. Estos nos aportan o nos quitan sustancias que inciden directamente en el funcionamiento de nuestro cerebro.

La alimentación saludable se basa en productos naturales. Busca, sobre todo, mantener un equilibrio. Nada de lo que se coma en exceso es bueno. Tampoco introducir alimentos industriales, demasiado procesados, dentro de la dieta. Particularmente los que tienen grandes cantidades de dulce, sal o grasa.

Muchas veces el estado de ánimo, la capacidad para aprender o la memoria se ven afectadas por el consumo de algunos alimentos. Se trata de productos que incluyen componentes con el potencial para afectar al sistema nervioso y en especial al cerebro. De ahí que sea muy importante tener cuidado.

Algunos componentes se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados pero pasan desapercibidos. Solo se notan al mirar los ingredientes aunque a veces sus nombres no aclaran nada. A continuación señalamos cuáles son cinco de esos alimentos y componentes que debes evitar para tener una buena salud cerebral.

Nuestras vidas no están en manos de los dioses, sino en manos de nuestros cocineros”.

-Lin Yutang-

1. Gluten

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentra en varios cereales. Aunque son diferentes entre sí, se les da ese nombre genérico porque guardan muchas similitudes. Se encuentran presentes en el trigo y sus variantes, la cebada, el centeno y otros alimentos parecidos.

Estas proteínas se adhieren al intestino delgado y provocan desórdenes metabólicos, digestivos e inmunológicos. Algunas personas son más sensibles al gluten. Otros no tanto, aunque básicamente en todos los casos genera afectaciones. El gluten es uno de los enemigos de la salud cerebral, pues afecta el sistema nervioso en general.

alimentos con gluten que afectan a la salud cerebral

2. Educolorantes artificiales

Los educolorantes son sustancias que sustituyen al azúcar en los alimentos. Hay algunos que son naturales, pero la mayoría de ellos son artificiales. Se sabe que alteran la salud cerebral. De hecho, muchos los llaman “venenos para el cerebro” porque producen excitación en las neuronas.

El aspartamo y la sacarina, dos educolorantes artificiales, se han asociado con ciertos desórdenes del sistema nervioso. Entre ellos, la depresión, la ansiedad, las migrañas recurrentes y las dificultades en el habla. Estas sustancias están en una amplia variedad de alimentos industriales. En general, en todos aquellos que tienen la etiqueta “light” o “bajo en azúcar”.

3. Glutamato monosódico

Casi todos los alimentos empaquetados o enlatados tienen este componente. Se trata de una sal supremamente concentrada. Se emplea para conservar la comida y también para dar mayor sabor y olor a los alimentos. Se ha comprobado que su consumo estimula la producción de dopamina en el cerebro.

La dopamina genera una sensación de bienestar momentánea. Sin embargo, el glutamato monosódico también tiene un alto componente de las llamadas “excitotoxinas”. Existen fuertes indicios de que estos elementos afectan la salud cerebral. El glutamato monosódico se asocia incluso con enfermedades graves como el Parkinson, el Alzheimer, la demencia y la fatiga crónica.

glutamato monosódico que afecta a la salud cerebral

4. Azúcar refinado

El azúcar es considerado como uno de los “tres venenos blancos”, junto con la sal y la harina refinada. Actualmente es uno de los componentes más usados en diferentes tipos de comida. Su consumo prolongado da origen a diferentes dificultades y también pone en riesgo la buena salud cerebral.

El azúcar refinado limita la función de una proteína llamada BDNF. Esta realiza importantes funciones dentro del sistema nervioso como proteger la memoria y facilitar la conexión entre las neuronas. Se ha comprobado que las personas con esquizofrenia o depresión empeoran cuando consumen azúcar regularmente.

5. Flúor

El flúor es un elemento que se le añade al agua potable, principalmente para mantener su pureza y salubridad. Aunque es imperceptible, ahí está en el chorro que sale del grifo. Este componente ha sido severamente cuestionado. Se sospecha que podría tener relación con el bajo rendimiento intelectual y la alteración de algunas funciones cognitivas.

agua del grifo con flúor que afecta a la salud cerebral

La Red de Acción del Flúor (FAN) presentó 34 estudios que así parecen corroborarlo. Organismos como UNICEF también se han pronunciado en contra del flúor dentro del agua. Se sabe que alcanza concentraciones más altas en el agua envasada.

Para mantener la buena salud cerebral, lo mejor es consumir alimentos frescos. Los mayores enemigos del sistema nervioso están en los alimentos empaquetados y procesados. Además de que no tienen un alto valor nutricional, también enferman. Mejor evitarlos.