Los 5 miedos comunes a todos los seres humanos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 20 noviembre, 2018
Edith Sánchez · 20 noviembre, 2018
Los miedos comunes de los seres humanos tienen que ver con el temor a perder la vida o la integridad, bien sea en el plano estrictamente físico, o bien sea en el terreno simbólico. Todos queremos sobrevivir y protegernos del dolor.

Nunca hay que perder de vista que el miedo es una emoción saludable porque forma parte de nuestro instinto de supervivencia. Algunos miedos comunes son perfectamente razonables. De hecho, eliminarlo no sería una buena idea, ya que al suprimirlo podríamos también perder el sentido del riesgo y exponernos innecesariamente al peligro.

Los miedos comunes a todos los seres humanos están relacionados con la preservación física y psicológica de la integridad y de la vida. Tienen carácter universal porque en buena medida nos protegen. Presentan una fuerte raíz biológica y filogenética.

A veces no se cae en la cuenta de que el miedo es también una fuerza impresionante, que puede utilizarse a favor cuando se hace consciente. Por miedo llegan a realizarse acciones descabelladas, pero también para canalizar el temor se llevan a cabo las más grandes creaciones humanas. Quizás la religión, la filosofía y la ciencia misma sean una respuesta a esos miedos comunes; una forma de conjurarlos. ¿A qué le tenemos miedo los seres humanos, en general? Usualmente a estas amenazas.

… “el miedo al miedo probablemente causa más problemas en nuestras vidas que el miedo en sí mismo”.

-Karl Albrecht-

1. La muerte

Es el temor que está en la base del instinto de supervivencia. Desde el punto de vista biológico, la vida tiende a perpetuarse. Todos los organismos se resisten a morir. Desde la perspectiva filosófica, la vida es el bien supremo, ya que de él se desprenden todos los demás bienes y virtudes.

Del miedo a la muerte se desprenden una multitud de miedos relacionados con esa resistencia a perder la vida. Le tememos a las alturas porque la posibilidad de caer nos mataría. Por lo mismo le tenemos miedo a los aviones, a la velocidad extrema, etc. Son miedos comunes a todos los seres humanos y todas las culturas. Lo que varía es la forma de asumirlos y tramitarlos.

mujer simbolizando los miedos comunes

2. La pérdida de autonomía

Se refiere al temor de perder la libertad, la capacidad de decidir nuestras acciones o pensamientos. Se relaciona, desde el punto de vista simbólico con el miedo a morir. Implica el rechazo a la idea de pérdida del yo, o de la imposibilidad para desplegar dicho yo.

Hay muchos temores que se derivan de este miedo básico. Por ejemplo, el temor a quedar atrapados bajo escombros o encerrados en un sitio con poco oxígeno o a ser atados. Todas esas son situaciones en las que la persona ve muy restringida su libertad, algo que genera mucho temor.

3. Soledad, uno de los miedos comunes

Más que el temor a la soledad en sí, uno de los miedos más comunes es el de perder contacto con el mundo. Hay varias situaciones que nos ponen en alerta de ese riesgo. El rechazo o el desprecio, por ejemplo. Son un signo de que podemos perder el vínculo con el grupo y ser condenados al ostracismo.

La falta de reconocimiento, respeto o valoración causan una herida emocional profunda e incrementan el miedo a la soledad. La envidia y los celos son sentimientos emparentados con ese temor fundamental. En la envidia reside la creencia de que uno será devaluado y/o “eliminado”, en función de los atributos de otro. En los celos hay miedo al abandono.

hombre en un puerto simbolizando los miedos comunes

4. A enfermar o sufrir una mutilación

El miedo a la mutilación forma parte del instinto fundamental de preservar nuestra unidad e integridad como seres humanos. Hacemos equivalente nuestro cuerpo a nuestro yo y queremos mantenerlo funcional. Por eso a veces tememos miedo  a ciertos instrumentos, como las agujas o los cuchillos.

El miedo a enfermar también está muy relacionado con lo que contamos. Tememos dañar nuestro organismo, generar alguna condición que altere su buen funcionamiento. Por eso nos alejamos de los sitios sucios, de las fieras, de las víboras, etc.

Hombre con miedo a una sombra de monstruo para representar los miedos comunes

5. Perjuicios al ego

Es similar al miedo a la soledad, pero en este caso más que a la exclusión, a lo que se teme es a la humillación pública. La sensación del desprecio colectivo es algo que nadie quiere experimentar. Quizás esto no implique que uno pierda su lugar dentro de un grupo, pero sí propicia una condición de inferioridad y dependencia.

Tanto este temor como el miedo a la soledad son de naturaleza social. Cuanto más diversa y abierta sea una sociedad, menor es la prevalencia de estos temores. En cambio, en los colectivos estrictos y ultra tradicionalistas, se trata de un miedo que está muy presente.

Los miedos comunes a la raza humana se conocen desde hace mucho tiempo. La publicidad y también algunas veces la propaganda de poder hacen uso de ellos para moldear nuestras acciones. El ser humano es también infinitamente inteligente y creativo. Puede aprender a sortear esos temores, sin paralizarse o sucumbir a las presiones.