Tsunami cerebral: lo que ocurre en el cerebro antes de morir - La Mente es Maravillosa

Tsunami cerebral: lo que ocurre en el cerebro antes de morir

Sara Clemente 17 abril, 2018 en Cerebro 746 compartidos
Cerebro con fondo oscuro para representar un tsunami cerebral

Un equipo de neurólogos del Hospital Charité-Universitätsmedizin Berlín (Alemania) y la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) ha logrado uno de los mayores avances del año en materia neurológica. El cerebro, justo antes de morir, genera una ola de actividad eléctrica, fenómeno al que han bautizado como “tsunami cerebral”. Una vez pasado el temporal, la muerte es irreversible.

No obstante, este estudio pionero cuyo título es “Despolarización de la difusión terminal y el silencio eléctrico en la muerte de la corteza cerebral humana”, publicado en la revista Annals of Neurology supone un doble hallazgo.

Por un lado, el de que la conciencia puede seguir estando activa minutos después de que el resto del cuerpo haya dejado de estarlo. Por otro lado, que este retardo aumenta la probabilidad de que durante esos pocos minutos de conciencia activa-cuerpo inactivo, el proceso de muerte cerebral pueda llegar a revertirse.

La muestra de pacientes

El equipo de neurólogos alemanes y norteamericanos tomó como muestra a 9 pacientes, procedentes de Alemania (Berlín) y Estados Unidos (Cincinnati y Ohio). Todos ellos presentaban lesiones cerebrales irreversibles debido a que habían sufrido accidentes de tráfico, ictus o paros cardíacos.

Por eso, los doctores e investigadores tenían como orden no resucitarlos. Para ello, tuvieron que solicitar previamente el consentimiento de los parientes de estos pacientes para que no se les reanimara en caso de necesitarlo.

Cerebro iluminado

Cómo estudiaron el tsunami cerebral

Para estudiar la actividad eléctrica de este órgano pusieron electrodos sobre la superficie cerebral. Su principal objetivo era descubrir los mecanismos que intervenían en esa muerte cerebral. También conocer los eventos neuronales que tenían lugar durante esos instantes.

¡Y lo han conseguido! Han observado en directo el llamado “tsunami cerebral”, una ola de descargas eléctricas que recorre toda la corteza cerebral y que provoca en esta daños irreparables. Ese instante es el principio del fin de las células cerebrales. Es el momento en que se apagan, marcando su muerte irreversible.

Conciencia sin latido

Este tsunami cerebral ocurre incluso 5 minutos después de que el corazón haya dejado de latir. Sin pulsaciones cardíacas, por tanto, las neuronas pueden seguir funcionando. Así, tras el paro circulatorio, se produce una paulatina pérdida de potencial electroquímico en las neuronas. Un fenómeno que se conoce como despolarización neuronal.

¿Por qué? Porque las neuronas necesitan oxígeno para poder funcionar adecuadamente. Cuando dejan de recibir este combustible, fruto de la mengua de circulación cerebral, se nutren de reservas energéticas. Así, se mantienen con vida unos minutos, antes de apagarse completamente.

“Después de que se detiene la circulación, la expansión de la despolarización marca la pérdida de energía electroquímica almacenada en las neuronas y la aparición de procesos tóxicos que, eventualmente, conducen a la muerte”.

-Jens Dreier-

La disminución paulatina de potencial desencadena una serie de procesos tóxicos que, eventualmente, provocan la necrosis y posterior muerte celular. No obstante, como sostiene el autor principal del estudio, el doctor Jens Dreier cuando se restablece la circulación sanguínea, este proceso puede revertirse. 

Por tanto, los expertos concluyen que existe una similitud entre la muerte cerebral de los animales y la de los humanos. Además, sostienen que existe un período en el que la restauración del funcionamiento cerebral es posible, hipotéticamente.

Rostro de persona desvaneciéndose

La relevancia de su descubrimiento

El cerebro sigue siendo uno de los órganos humanos de los que menos conocimiento se tiene. Por eso, junto a los grandes avances que se han llevado a cabo en las últimas décadas, gracias sobre todo a las técnicas de neuroimagen, este hallazgo puede “conducir a la mejora en un futuro de procedimientos de diagnóstico y tratamiento”, según aseguró el propio líder de la investigación.

La muerte cerebral es “el cese irreversible de todas las funciones cerebrales”, según el Sistema de Salud de la Universidad de Miami, de Estados Unidos. No obstante, en la actualidad los científicos no saben con certeza cuál es el método de diagnóstico de la misma. Además, no se sabe el momento exacto en que se pierde la capacidad de conciencia.

En este sentido, esta investigación supone un avance, también para desarrollar estrategias contra el paro cardíaco y los accidentes cerebrovasculares (ACV). Los resultados de esta investigación pionera proporcionan datos asombrosos sobre la neurobiología de la muerte y son muy esperanzadores. ¿Se puede salvar de la muerte cerebral a una persona que ha sufrido un paro cardíaco?

Sara Clemente

"El impulso fue el Periodismo, mi ilusión y energía emocional es la Psicología. Primo la deportividad, el respeto y la educación."

Ver perfil »
Te puede gustar