Los mejores cuentos para descubrir las inteligencias múltiples

Pedro González Núñez · 6 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 6 septiembre, 2019
El cuento es una forma de relato muy útil para muchos propósitos. En este caso nos centraremos en él como una forma de acercarnos y desarrollar las diferentes inteligencias propuestas por Howard Gardner.

Si nos atenemos a las teorías de Howard Gardner, el brillante profesor de la Universidad de Harvard, observaremos que los cuentos para descubrir las inteligencias múltiples constituyen una buena forma de acercarnos a su teoría, tanto para niños como para adultos.

Según Gardner, no podemos reducir la inteligencia únicamente a aquella parte que más se estimula o se tienen en cuenta en el ámbito académico. La inteligencias lógica y verbal son importantes, pero no más que otras, como la emocional, social o musical.

La teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner

Antes de entrar de lleno en los cuentos, hagamos un breve repaso de la teoría de las inteligencias múltiples inspirada en los trabajos de Howard Gardner.

Howard Gardner
Howard Gardner

Según sus investigaciones, adultos y niños tienen la oportunidad de desarrollar diferentes tipos de inteligencia; de esta manera, más que hablar de inteligencia, podemos hablar de un perfil de inteligencia, igual que hablamos de un perfil de personalidad.

Así, Gardner, en su obra Inteligencias múltiples, considera ocho tipos de inteligencias, que son:

  • Inteligencia lingüística. Capacidad para comprender la lectura, la escritura y el habla.
  • Inteligencia musical. Es la capacidad para cantar, interpretar, escuchar, tocar un instrumento o crear y analizar música.
  • Inteligencia lógico-matemática. Se acerca al concepto tradicional de inteligencia. Es la capacidad para identificar, calcular y verificar hipótesis por el método científico.
  • Inteligencia espacial. Capacidad para crear modelos mentales en tres dimensiones y presentar ideas visuales, así como percibir detalles, esbozos, etc.
  • Inteligencia cinética-corporal. Incluye la capacidad para resolver problemas y realizar actividades usando el cuerpo.
  • Inteligencia intrapersonal. Es el tipo de inteligencia que facilita la formación de imágenes precisas de uno mismo, tanto virtudes como defectos.
  • Inteligencia interpersonal. Permite entender a los otros y trabajar con personas para ayudarlos a identificar y superar problemas.
  • Inteligencia naturalista. Se usa para observar y estudiar la naturaleza, clasificar objetos y establecer patrones.

Cuentos para descubrir las inteligencias múltiples

Entre los cuentos para descubrir las inteligencias múltiples destaca el escrito por la autora Begoña Ibarrola. Esta autora ya llamó la atención con otras obras como Cuentos para el adiós y Cuentos para sentir. Según la propia autora, los cuentos son un medio excelente para educar. Además, considera que los padres tienen en los cuentos un gran escenario para pasar un buen rato junto a los hijos.

Por eso, esta psicóloga de Bilbao (Euskadi) aprovecha un medio milenario, el cuento, planteándose un libro sencillo en el que cada historia se centra en el desarrollo de una de las inteligencias propuestas por Howard Gardner. Además, Ibarrola incluye fichas para que padres y maestros puedan trabajar las diferentes inteligencias múltiples en sus hijos y alumnos. Dichas fichas incluyen preguntas, consejos y actividades.

Otros cuentos para estimular las inteligencias múltiples

Podemos encontrar, ya sea dentro del mundo del los clásicos o de los más modernos, diferentes cuentos para estimular las inteligencias múltiples de los niños. En este sentido, cualquier cuento escrito es perfecto para trabajar la inteligencia lingüística, pues el niño tendrá que leer, comprender y, si lo recita, hablar. En este caso, un libro de cuentos es perfecto.

Respecto a otras inteligencias, por ejemplo, la musical, también podemos encontrar muchas opciones. Una de las más clásicas es El flautista de Hamelín: un contexto que puede funcionar como excusa para que el niño cante, incluso interprete con una flauta y, en definitiva, empiece a relacionarse con la música.

Un cuento clásico, dado que tiene su propia moraleja, puede ser útil para estimular la inteligencia lógico-matemática. Se puede pedir al niño que realice diversas operaciones matemáticas y sumas o restas, pero el hecho de que un cuento tenga moraleja le demostrará que, según ciertos comportamientos y actos dan paso a unas consecuencias u otras, lo cual es una secuencia lógica para el pequeño.

«Todos los niños regresaron a sus hogares, trayendo con ellos nuevamente la felicidad al reino».

-El flautista de Hamelín-

Niña leyendo un cuento

Trabajar otras inteligencias

A la hora de interpretar las demás inteligencias, podemos usar el cuento a nuestro antojo. Si interpretamos, podemos aprovechar la inteligencia cinético-corporal. La espacial es sencilla, pues mientras se cuenta el cuento, el chico realiza e imagina sus propias creaciones. Si lo lee él solo, fortalece la inteligencia intrapersonal, mientras que, si lo hace con profesores o padres, realiza lo propio con la interpersonal.

Obviamente, trabajar la inteligencia naturalista implica usar cualquier cuento relacionado con ella. En este sentido, encontramos muchas opciones, desde El libro de la selva hasta El gran libro del mar. Una vez conoces los mejores cuentos para descubrir las inteligencias múltiples y cómo usarlos para este fin, el resto es sencillo. Ponlo en práctica para que tus pequeños desarrollen todo su potencial.

Ibarrola, Begoña. (2012). Cuentos para descubrir inteligencias (Padres y maestros). Madrid: Ediciones SM.