Los núcleos del rafe: características y función

Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Andrés Navarro Romance
3 mayo, 2019
Los núcleos del rafe, que son agregados neuronales divididos en núcleos de pares a lo largo del troncoencefálico, cumplen funciones vitales relacionadas con la reacción a estímulos, el sueño y la vigilia. La más importante y conocida, sin embargo, es la liberación del neurotransmisor serotonina.

El cerebro es el órgano sobre el que más literatura existe y, sin embargo, sobre el que menos se sabe con total certeza. Algunos de sus componentes son bien conocidos popularmente; otros, como los núcleos del rafe del tallo encefálico lo son menos. Sin embargo, el neurotransmisor que producen, la serotonina, forma ya casi parte integral del vocabulario común. Su importancia para las funciones vitales es inestimable.

En términos neurológicos, un núcleo es una acumulación de cuerpos neuronales, más o menos delimitados, que gracias a su capacidad computacional procesan un tipo concreto de información o ejecutan una o más funciones determinadas. De hecho, gracias a los núcleos, el cerebro y el resto de estructuras nerviosas dividen sus funciones y las optimizan. 

 Los núcleos del rafe se identificaron en fases tempranas del estudio del sistema nervioso. Sin embargo, la serotonina fue identificada primero en el tracto digestivo.

Serotonina

¿Dónde se encuentran los núcleos del rafe?

El término «rafe», en relación a cualquier localización anatómica, hace referencia a una línea o hendidura que separa dos partes simétricas del cuerpo. Fue elegido para designar a estos núcleos al hallarse dispuestos en torno a la línea media del troncoencéfalo, situado entre el cerebro y la médula espinal.

Desde un punto de vista funcional, se les considera componentes de la llamada formación reticulada, que incluye muchas otras estructuras distribuidas por el SN y que juega un papel fundamental en la activación cortical o el estado de vigilia. 

Desde la médula espinal hasta el cerebro medio, los núcleos del rafe se encuentran distribuidos a casi todos los niveles del tronco del encéfalo. Su organización es en parejas de seis núcleos aproximadamente equidistantes, aunque esta disposición puede variar.

Definición y función de los núcleos del rafe

De entre todas las localizaciones desde las que el cerebro libera la serotonina sintetizada, los núcleos del rafe constituyen la localización primaria. Así, una vez producida, esta sustancia se proyecta a lo largo de todo el sistema nervioso central prácticamente.

A pesar del tipo de neurotransmisor que producen, estos núcleos están compuestos por otros tipos de células; según de qué núcleo del rafe se trate, las células serotoninérgicas varían, en proporción, entre un 20% y un 80% de la composición total celular del núcleo. 

Por lo tanto, neuronas que emplean como sustancia primaria de comunicación otros tipos de neurotransmisores, forman parte también del entramado celular que en conjunto compone estos núcleos.

Por otro lado, en su globalidad, a los núcleos del rafe se les suele dividir en dos grupos:

  • Rostral -compuesto por grupos de núcleos situados cerca de la parte superior del tronco del encéfalo-.
  • Caudal -sus núcleos se sitúan más próximos al a región inferior del troncoencéfalo-.

Los núcleos del grupo rostral contienen hasta un 85% del total de las neuronas serotoninérgicas del cerebro. Este grupo incluye los siguientes núcleos: núcleo caudal linear, núcleo dorsal del rafe y núcleo medio del rafe. De todo ellos, el segundo supone la población más abundante en todo el SN de células productoras de serotonina.

El grupo caudal, que implica una agrupación menor de neuronas serotoninérgicas, está formado por: núcleo magno del rafe, núcleo oscuro del rafe y núcleo pálido del rafe. Este último es el menor de todos los núcleos del rafe.

Las funciones nerviosas atribuibles en origen a los núcleos del rafe son muchas y complejas, puesto que las proyecciones neuronales que parten de ellos y se extienden por el SN son abundantes. 

Cerebro con visión lateral

Existen, de manera comprobada científicamente, varias funciones particulares cuyo origen puede trazarse hasta los mismos núcleos del rafe, si bien este conocimiento a día de hoy no se considera completo. De entre todos los tipos neuronales hallados en estos núcleos, los serotoninérgicos son con mucho los más estudiados en relación a la conducta humana.

A continuación, explicamos la mayoría de las funciones relacionadas con esos núcleos nerviosos:

  • Las neuronas serotoninérgicas que viajan desde el núcleo dorsal del rafe hasta otros núcleos en el troncoencéfalo cumplen un relevante papel en la regulación de los ciclos de sueño y vigilia. Estas neuronas, en momentos de alerta, presentan un elevado grado de actividad; durante la fase REM del sueño, sin embargo, se hallan generalmente inactivas.
  • Los ritmos circadianos están influidos también por la conexión que el núcleo supraquiasmático establece con el anterior núcleo y con el núcleo medio del rafe.
  • El núcleo dorsal del rafe y el núcleo magno están involucrados en los procesos naturales de inhibición del dolor. Los circuitos de la médula espinal encargados de transmitir señales dolorosas son inhibidos parcialmente por intervención de proyecciones que parten de estos núcleos.
  • La serotonina, que actúa en diversas partes del organismo y del SN, presenta un fuerte vínculo -ya sea directo o indirecto- con los estados emocionales y el humor; su participación en la regulación de estos parece fundamental. A este neurotransmisor se le relaciona también con la conducta agresiva.

Aunque la serotonina es importante para un gran número de funciones mentales relevantes, estos núcleos no dejan de serlo tampoco, ya que son los principales sintetizadores de este neurotransmisor en el sistema nervioso.