Ser madre en la adolescencia - La Mente es Maravillosa

Ser madre en la adolescencia

Andrea Pérez 5 septiembre, 2016 en Psicología 280 compartidos
mujer embarazada

La adolescencia es una edad llena de cambios personales y emociones difíciles de manejar. Es la etapa en la que se comienza a experimentar la responsabilidad de la adultez, pero con las inseguridades y miedos de la niñez.

Son estas edades donde se empieza a tener las primeras relaciones sexuales que, en algunos casos, dan como resultado un embarazo. La noticia del embarazo lleva consigo muchas preguntas y dudas acerca del presente y el futuro. Especialmente si el hijo no ha sido “buscado”.

Afrontar la crisis de ser madre desde la crisis de ser adolescente

A todas las edades, y más especialmente durante la adolescencia, la noticia de un embarazo provoca reacciones emocionales intensas. En ocasiones se torna en alegría, mientras que en otras la noticia es recibida con dudas, incertidumbre y muchas preguntas aun sin resolver.

Cuando un embarazo es buscado y planificado la noticia suele acompañarse de una intensa alegría y felicidad. Sin embargo, cuando no se espera la situación es diferente, existe una mezcla de sentimientos encontrados entre el quiero, no lo quiero y no lo sé.

ilustración de mujer embarazada

Ser consciente de la nueva situación puede detonar en algunas personas una crisis emocional. En el caso de mujeres jóvenes, esta reacción viene potenciada por la propia etapa del desarrollo que se está viviendo. Es una crisis dentro de otra crisis que hace que la situación sea algo más difícil de lo normal.

La decisión es siempre tuya

Una vez que la noticia es asimilada y compartida con los demás, es el momento de tomar decisiones. Muchas de las personas opinaran y darán su punto de vista. Las personas que forman parte de la vida de la embarazada intentarán ayudar de la mejor forma que saben.

Se puede escuchar y atender lo que otros, con cariño, quieran decir. Sin embargo, debe ser quien está embarazada la que finalmente decida qué hacer. Aunque a la hora de reflexionar estemos acompañados, es en la soledad de nuestra propia intención donde se deben forjar las decisiones ante las distintas alternativas.

La experiencia de ser madre o padre en la adolescencia

Ser madre o padre por primera vez asusta, pero experimentarlo por primera vez en la adolescencia, aterra.  La llegada de un bebé al mundo implica nuevas responsabilidades y tareas que hasta ahora nunca se habían asumido

Los principales retos de ser madre o padre en la adolescencia son tanto económicos como psicológicos. Aunque el nacimiento conlleve alegría también puede estar acompañado de ansiedad o tristeza. Aunque el bebé haya nacido el mundo para los padres no vuelve a ser el mismo.

Nace tu hijo, llega un tesoro

Desde el momento que el bebé nace hay una vida nueva que es prioritaria por encima de todo. Los recién nacidos requieren atención constante, la vida del adolescente pasa a girar en torno a un nuevo ombligo y las responsabilidades se multiplican.

La importancia del apoyo

Además de responsabilizarte de una nueva persona los padres deben continuar responsabilizándose de sus antiguas obligaciones, bien seas académicas o laborales. Para poder compaginar ambas tareas es imprescindible contar con distintos apoyos.

La familia y los amigos son una parte muy importante en el proceso de tener un hijo. Los seres queridos están ahí para apoyar, cuidar y ayudar con las responsabilidades diarias.

apoyo

Al igual que a cualquier edad ser padres es una tarea ardua y difícil cargada de buenos y malos momentos. La adolescencia supone una dificultad añadida pero con los apoyos adecuados y  un ambiente propicio para ello posible afrontar el reto que la llegada de una nueva vida conlleva. 

Y vosotros, ¿habéis sido padres o madres jóvenes? En los comentarios estaremos encantados de leer vuestra experiencia: seguro que les será útil a las personas que se encuentren en ese proceso actualmente y que sin duda todos aprenderemos!

Andrea Pérez

Psicóloga general sanitaria. Trabajo atendiendo a personas con discapacidad y enfermedad mental. Escribo para que los conocimientos lleguen a un público más amplio. En continuo reciclaje y aprendizaje.

Ver perfil »
Te puede gustar