Me siento utilizado por mi pareja ¿qué puedo hacer?

Pocas sensaciones son más devastadoras que la de sentirse utilizado por alguien, en especial por la propia pareja. ¿Qué podemos hacer si percibimos que están junto a nosotros solo para aliviar soledades, por dinero, sexo u otros intereses?
Me siento utilizado por mi pareja ¿qué puedo hacer?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 04 diciembre, 2020.

Última actualización: 04 diciembre, 2020

Me siento utilizado por mi pareja. Percibo que muchas de las cosas que dice y hace no son del todo sinceras y que, tras ellas, se esconde algún tipo de interés egoísta. ¿Qué debería hacer?”. Son muchas las personas que se han visto en esta misma tesitura emocional en algún momento de sus vidas. Ante esta sensación, lo más común es decirnos que debemos romper esa relación de inmediato.

Sin embargo, no todo el mundo tiene esa primera opción en mente. Cuando se ama, se deja espacio a las dudas y a la posibilidad de que tal vez las cosas cambien con el tiempo, de que solo sea una sensación errónea o que todo tenga una explicación. Y así, discurren las semanas, los meses e incluso los años. Porque en ocasiones el amor es ciego y acabamos tolerando lo intolerable.

Es necesario por tanto ajustar un poco más nuestro detector frente a las “relaciones afectivas dañinas” para saber actuar antes. Alargar esos vínculos en los que existe intereses soterrados y segundas intenciones nos puede supeditar a unas situaciones de claro desgaste, vulneración de la autoestima e infelicidad.

Chico pensando que me siento utilizado por mi pareja

¿Qué hacer si me siento utilizado por mi pareja?

¿Por qué las personas utilizan a otras? En gran parte de los casos para alcanzar determinados objetivos o saciar necesidades concretas. Pensarlo nos abruma, es cierto. Saber que la persona que dice amarnos está con nosotros por fines instrumentales y no afectivos duele y vulnera. No obstante, lo cierto es que, por término medio, cuesta bastante verlo al principio.

Muchos no vemos que quien comparte nuestra vida y la otra mitad de la almohada se está aprovechando de nosotros. A menudo, es nuestro entorno quien percibe ciertas cosas que ya les pone sobre alarma. Es decisivo antes de nada saber identificar de manera temprana que nos están utilizando. Los embaucadores y embaucadoras son muy hábiles a la hora de manipular.

Analicémoslo en detalle.

Antes de nada, identifica y clarifica qué quieren

La Universidad de Zagreb (Croacia) dispone de un interesante estudio que nos recuerda algo interesante. Todo comportamiento manipulador tiene una meta y en el seno de las relaciones siempre se echará mano de las artimañas emocionales. Nada puede ser tan efectivo como tirar de los hilos del afecto para lograr algo. Estas son las estrategias más comunes.

  • La persona que busca utilizarte siempre tiene prisa. Es la que siempre te declarará antes sus sentimientos y también la que te propondrá una vida en común lo antes posible. Quemar etapas en el plano afectivo para lograr cuanto antes aquello que desean es su principal objetivo.
  • Hace uso del victimismo. Ante sus ojos todo el mundo se ha comportado mal con ella excepto tú, que eres su salvación.
  • Rara vez lo sabrás todo de esa persona. No te dirá cuánto gana o cómo es la relación con su familia. Quien quiere algo a cambio nunca es sincero en todas las áreas de su vida.
  • El manipulador suele evidenciar comportamientos pasivo-agresivos. A instantes se muestran solícitos o amables y al poco evidencian cierta hosquedad, frialdad emocional o incluso agresividad.
  • Muchas de sus muestras de afecto son impostadas. Debemos atender los detalles cotidianos, las voluntades, las preocupaciones auténticas por nosotros…

¿Con qué finalidad nos utilizan?

Cuando nos decimos aquello de “me siento utilizado por mi pareja”, aparece en la mente un necesitado “por qué”. La realidad que estamos viviendo duele, pero desespera también el saber qué buscan y qué ansían de nosotros. Por lo general, pueden darse las siguientes situaciones.

  • Hay personas que solo desean tener a alguien junto a ellas. La necesidad de evitar la soledad suele ser lo más común.
  • Relaciones de usar y tirar. En la actualidad, abundan las personas que solo buscan un vínculo reciclable, uno en el que disfrutar durante un tiempo determinado sin mayor trascendencia para después saltar a una nueva relación.
  • El sexo y la búsqueda de emociones. En efecto, una de las razones por la que podemos sentirnos utilizados es por ser simplemente ese alguien con quien tener sexo, alguien con quien experimentar esa pasión fugaz que no busca nada más que el placer puntual y sin compromisos.
  • Motivos económicos o materiales. Esta es otra motivo común y recurrente en entre quienes establecen relaciones de pareja por puro interés y no por afecto.

Una ruptura a tiempo nos ayuda a permanecer enteros

Cuando me siento utilizado por mi pareja no caben las excusas, ni tienen sentido las falsas esperanzas. Quien te ama no manipula. Quien te quiere no te instrumentaliza para obtener algo a cambio. Porque el afecto sincero no va de egoísmos, va de sinceridades y autenticidades y si no es esto lo que recibimos, lo más saludable e inteligente es proceder a una ruptura.

  • Es necesario que valoremos nuestra situación y procedamos a tomar una decisión lo antes posible. Cuando lo hagamos, es recomendable expresar a nuestra pareja por qué lo hacemos. Hablar con asertividad, valentía y convicción sobre cómo sentimos y lo que no podemos tolerar es necesario.
  • Evitemos caer en las trampas del buen manipulador. Es muy posible que nos pidan perdón, segundas oportunidades y promesas de cambio. Esto, rara vez sucede.
  • Busquemos el apoyo de amigos y familiares, tanto antes como después de esa decisión.
Mujer pensando en que me siento utilizado por mi pareja

Tiempo para reparar la herida: sentirnos utilizados deja secuelas

Cuando me siento utilizado por mi pareja durante varios meses (o incluso años) mi autoestima puede quedar muy tocada. Nadie sale indemne del todo de esa situación. Ser un instrumento para un fin duele y puede distorsionar incluso la visión que tenemos de nosotros mismos. Es común que nos asalten preguntas como ¿por qué yo? ¿cómo he podido ser tan ingenuo?

Ante estas experiencias siempre es conveniente realizar un duelo, darnos un periodo de desahogo, aceptación y necesitada reconstrucción de la autoestima. Sanar el tejido psicológico dañado y recuperar la esperanza y la confianza en las personas es siempre algo esencial.

Te podría interesar...
Mi pareja antepone a su familia: ¿qué puedo hacer?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Mi pareja antepone a su familia: ¿qué puedo hacer?

Mi pareja antepone a su familia. Son muchas las personas que se ven en medio de esta tesitura. ¿Qué es lo mejor que puede hacerse?



  • Grieve, R. y Panebianco, L. (2013). Evaluar el papel de la agresión, la empatía y las distorsiones cognitivas egoístas en la manipulación emocional de rasgos. Revista australiana de psicología , 65 (2), 79–88. https://doi.org/10.1111/j.1742-9536.2012.00059.x
  • Opat Jozić, N., & Ombla, J. (2019). Manipulation of romantic partner’s behavior: Verification of psychometric characteristics of instruments. Psihologijske Teme28(2), 313–332. https://doi.org/10.31820/pt.28.2.5