El Ministerio de la Soledad en el Gobierno de Japón

Nunca ha sido tan fácil comunicarnos con el otro lado del planeta, pero nunca ha sido tan difícil hacerlo con quienes tenemos al lado. Hoy hablamos de un problema con el que la sociedad japonesa lleva tiempo luchando.
El Ministerio de la Soledad en el Gobierno de Japón
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera el 02 Mayo, 2021.

Última actualización: 02 Mayo, 2021

En un intento por abordar los problemas de salud mental en Japón, el gobierno ha creado el Ministerio de la Soledad. Para ello nombró recientemente a Tetsushi Sakamoto como ministro a cargo.

El Ministerio de la Soledad deberá paliar los gravísimos problemas de aislamiento en la sociedad nipona. La iniciativa se tomó después de que Japón experimentara un aumento en las tasas de suicidio por primera vez en 11 años.

Japón ha acogido con satisfacción la creación de este Ministerio de la Soledad para cambiar la situación de muchas personas que se encuentran aisladas. Un fenómeno que se ha extendido todavía más durante el tiempo en el que la pandemia ha obligado a mantener distancias de seguridad. Es una respuesta a las cifras preocupantes sobre el suicidio y la retirada social.

Muchos profesionales de la salud elogiaron la medida, ya que Japón ve un deterioro de la salud mental entre los ancianos, las mujeres trabajadoras, los trabajadores a tiempo parcial y los desempleados.

Sakamoto dijo que la primera tarea es identificar quiénes ya están aislados o solos, así como quiénes corren el riesgo de ser aislados de la sociedad.

Japonés joven estresado y aislado

Ministerio de la soledad: una respuesta al aumento de suicidios

La pandemia ha intensificado el fenómeno. La sociedad japonesa lleva años acusando las consecuencias de la ausencia de vínculos entre los miembros de su sociedad.

A raíz de la pandemia, miles de personas han sido apartadas de su entorno laboral habitual. El contacto social de los japoneses se ha reducido aún más.

Los estudiantes tienen miedo y angustia. Muchos han perdido el trabajo a tiempo parcial y no pueden pagar sus estudios en una sociedad sumamente competitiva. Quienes están sufriendo también adversidades en sus ingresos son los trabajadores en las industrias del entretenimiento, la hostelería y las mujeres, que suelen tener trabajos peor remunerados en el sector de servicios.

Las mujeres se han visto particularmente afectadas por la situación actual

Es particularmente preocupante ver que aumentan las cifras de suicidios entre las mujeres. Muchas de ellas se han visto alejadas de sus entornos de interacción y a menudo tienen una mayor carga de trabajo en el hogar o tienen que cuidar de parientes ancianos.

Un sector que está sufriendo de manera especial es el de las madres solteras, ya que la disponibilidad de los abuelos para cuidar a sus nietos se ha reducido drásticamente.

Ministerio de la Soledad: problemas de soledad desde hace años

En 2010, Japón reportó 31.600 suicidios, una cifra que se había reducido a 20.169 en 2019. En 2020, la cifra se recuperó por primera vez en 11 años. Se alcanzaron las 20.919 muertes según datos del Ministerio de Salud. El alarmante aumento de los suicidios especialmente entre las mujeres se atribuyó a la situación actual.

El número de casos de suicidio en Japón aumentó un 3,7 por ciento en 2020 a un total de 20.919 muertes.

La prevalencia de los problemas de salud mental ya eran muy altas antes de la pandemia, pero la pérdida de empleos, los protocolos de distanciamiento social y otras restricciones que son prácticamente incompatibles con la interacción social han hecho que sea aún más difícil luchar contra los sentimientos de desesperanza en estos tiempos difíciles.

Reino Unido fue el primer país en nombrar un ministro de la soledad en 2018. Esto ocurrió después de que un informe de 2017 descubriera que más de nueve millones de personas dijeran que a menudo o siempre se sentían solas. El Reino Unido ha pasado ya por tres ministros de la soledad en tres años.

¿Por qué Japón acarrea con tantos problemas de salud mental?

Japón es una sociedad colectivista. La importancia de la posición y el servicio que desempeñes para tu país se mezcla con una gran competitividad individual. Para los japoneses, formarse, prosperar y luchar por tener una sociedad avanzada es un ideal común.

De ahí valores cívicos tan increíbles como el respeto de los turnos, la persecución de la corrupción, la limpieza de los espacios públicos, el extremo cuidado de las plantas y jardines, etc. Todo este ideal sería positivo si el trabajo no ocupara un lugar tan central.

Las consecuencias de la presión

La responsabilidad y la presión ha marcado la salud mental de muchas personas jóvenes. Han retrasado la formación de una familia o terminado con relaciones de pareja. Prefieren optar por su carrera profesional sin que haya nada que pueda “distraerles".

Por otro lado, algunos jóvenes, agotados y desbordados por la presión social, “se han retirado de la competición", y al hacerlo también se han retirado de su propia vida. Al fallar lo que para ellos es el motor central, también han dado por cerradas al resto de áreas de sus vidas. Eligen vivir en casa de los padres para siempre, recluyéndose en su habitación, de la que no salen para nada.

Y por último y más grave: los intensos horarios de trabajo dejan muy poco espacio para las relaciones sociales. Los japoneses, ya de por sí introvertidos, se han quedado casi sin opciones.

El teletrabajo y la falta de reuniones sociales durante la lucha de Japón contra la situación actual han hecho que la gente se sienta cada vez más estresada y sola.

Mujer japonesa triste y estresada

Ministerio de la Soledad: un camino colectivo que acaba de empezar

Sakamoto pretende reunir a varios especialistas para confeccionar una lista de prioridades. Espera promover actividades que eviten la soledad y el aislamiento social y protejan los lazos entre las personas. Las medidas también incluyen la revitalización regional, así como abordar la caída de la tasa de natalidad en Japón.

Existe coordinación entre el recién creado Ministerio de la Soledad, el Ministerio de Salud en la prevención del suicidio y con el Ministerio de Agricultura en los bancos de alimentos. La idea es trabajar de una forma integral y tomar una serie de medidas urgentes. ¿Podrá el Ministerio de la Soledad cubrir las expectativas que se han puesto en él?

No sabemos qué resultados tendrá, pero la lucha contra la depresión pasa por la lucha contra la pobreza, el aislamiento, el estigma de enfermedad mental y de la deslegitimación del valor de una persona asociada a su trabajo.

Solo una respuesta grupal, podrá solucionar un problema colectivo que se manifiesta en los individuos de distinta forma.

Te podría interesar...
Hikikomori, jóvenes nipones aislados en su cuarto
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Hikikomori, jóvenes nipones aislados en su cuarto

Los Hikikomori son jóvenes japoneses encerrados en su habitación durante años que rehuyen de cualquier contacto social y prefieren vivir una vida virtual.