Mitos acerca del amor

04 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga María Vélez
¿Te has parado a pensar en cómo experimentas el amor? ¿Qué ideas se te pasan por la cabeza? O bien, ¿Qué ideas se nos imponen y nos hacen daño porque no sentimos que deba ser así? Aquí te contamos algunos mitos acerca del amor que pueden dañarnos a nosotros y nuestras relaciones.

El amor es un sentimiento universal relacionado con el cariño y el afecto. Sin embargo, la forma en la que se expresa, se define y se entiende, varía culturalmente. No obstante, desde la cultura griega nos han venido hablando del amor romántico, y éste ha influenciado en gran medida nuestra concepción de amor. El amor romántico es un tipo de amor pasional, intenso y loco, que indudablemente nos ha dejado en herencia una serie de mitos acerca del amor.

Estos mitos nos llevan a idealizar, soñar e imaginar que el amor es perfecto o que tiene que ser de cierta forma para funcionar. Todas estas ideas nos pueden hacer pensar que las relaciones tienen una fórmula mágica y que si no la tienen simplemente no estamos en la relación perfecta. Podemos esperar que nuestra pareja o nuestra relación se comporten de cierta manera y si no lo hace muchas veces nos sentimos decepcionados o abandonamos la lucha por la relación.

Hoy en día, además, algunos de estos mitos se han relacionado con comportamientos que condicionan la relación de pareja y que pueden llegar a ser incluso violentos. Por ello, es importante identificarlos y desmontarlos, con el objetivo de crear nuevas concepciones del amor más saludables e igualitarias.

Mitos

Ya Platón relató en El Banquete cómo Zeus lanzó un rayo a unos seres duales (hombre-hombre, mujer-mujer o mujer-hombre) que intentaron invadir el Monte Olimpo. Fue así, como estos seres que estaban completos, fueron divididos y condenados a buscar de por vida a su otra mitad. Así, se construyó uno de los principales mitos del amor, el de convertir la búsqueda de la otra mitad en el objetivo vital y la única forma de alcanzar la plenitud.

Se pueden diferenciar cuatro grandes de mitos acerca del amor: el amor todo lo puede, el amor requiere entrega total, el amor verdadero está predestinado, el amor es posesividad y exclusividad. Además de estos mitos, existen unas creencias populares que también se han mitificado y que pueden hacernos daño y dificultar nuestras relaciones.

El amor es fácil

El primero de los mitos acerca del amor que puede perjudicar tu relación es que creer que el amor es fácil. Que para sea verdadero tiene que ser sencillo y sin problemas, así que al primer revés en la relación decides abandonar el barco. La realidad es que el amor no tiene que ser terrible, pero requiere trabajo duro y constancia. Así, mucho más que mágico, el amor es una decisión y un compromiso.

El mejor amor es al principio

Otro mito es que el amor romántico es la fase más importante de amor. Es cierto que el enamoramiento de los primeros meses es inigualable y que no hay nada mejor que sentirse en las nubes. Esta creencia puede llevarnos a infravalorar la nueva forma de relacionarse con el tiempo, incluso a pensar que el amor se ha desvanecido tras el período inicial.

Así, es importante valorar el tipo de amor que se cultiva con el tiempo, el que se basa en la confianza, te impulsa y saca lo mejor de ti durante el tiempo que dure.

El amor sólo pasa una vez

Una de las cosas que definitivamente es un mito es que el amor sólo pasa una vez. Este mito puede provocar que no pongamos el mismo empeño en cada relación, incluso que sigamos idealizando a parejas pasadas infravalorando a otras personas que tenemos alrededor.

Existen muchas formas de amar y muchas oportunidades para hacerlo. Por ello, si el amor ha llegado alguna vez a ti y por algún motivo se fue, esto no quiere decir que no se pueda volver a sentir.

El amor es ciego

Algunos defienden que el amor es ciego, sin embargo ir con los ojos cerrados detrás de tu amor o en tu relación simplemente estás siguiendo un cliché. Es necesario tener los ojos y el corazón abierto para conocer al otro, ver lo que pasa con tu relación, y cómo la puedes mejorar. Si vives el amor ciegamente, vivirás en las sombras de tu relación.

El amor realista

Aunque faltarían multitud de mitos, es al menos importante plantearse qué forma de querer tenemos. Hay que reconocer y desmontar esas creencias que al final nos llegan a hacer daño, haciéndonos tener objetivos inalcanzables o poco saludables.

En el amor, lo realmente importante es comprender y respetar al otro, aceptarlo y aceptarnos para poder disfrutar de alguien que ha decidido acompañarnos en la vida.