Mitos sobre el consumo de alcohol y cannabis

"Consumir una copa de vino al día es bueno para la salud", "por fumarme un porro nada malo va a suceder"... ¿Cuántas veces has escuchado afirmaciones como estas? La evidencia científica disponible las desmiente con rotundidad ¡Descubre los mitos más relacionados con el alcohol y el cannabis!
Mitos sobre el consumo de alcohol y cannabis
Gorka Jiménez Pajares

Escrito y verificado por el psicólogo Gorka Jiménez Pajares.

Última actualización: 08 diciembre, 2022

Entre las consecuencias de las adicciones se encuentran las complicaciones graves de la salud, además de las repercusiones legales o las socioeconómicas.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), cada año fallecen alrededor de 5 millones de personas en el mundo como consecuencia del consumo de tabaco, 2,5 millones por el abuso del alcohol y cerca de 200 mil personas por drogas ilícitas. Por estas razones vamos a exponer cuáles son los mitos de las adicciones y en concreto los relacionados con el consumo de alcohol y cannabis.

A este respecto, cabe destacar que el hecho de que una sustancia sea natural y se encuentre disponible en la naturaleza dista de significar que sus efectos sobre el organismo sean inocuos. Las sustancias naturales pueden tener efectos muy nocivos sobre la salud porque provocan alteraciones en el funcionamiento natural del cerebro.

Hombre preocupado por sus problemas de adicción
Según Gencat, la falta de lazos en la familia o el hecho de que las madres y los padres y las madres tengan actitudes favorables respecto al consumo de drogas es un factor de riesgo.

Desterrando los mitos sobre el alcohol y el cannabis

A continuación explicamos algunos mitos que escuchamos en el día a día sobre el alcohol y el cannabis que se encuentran analizados tanto por las autoridades sanitarias catalanas como por el Ministerio de Sanidad en su Plan nacional sobre drogas. Antes de ello, cabe reseñar que:

Consumir drogas es distinto de ser adicto

Existen mútiples factores detrás de la relación entre el consumo de drogas y la adicción. El riesgo de desarrollar adicción está influido por factores como la constitución biológica, el contexto social, la edad o la etapa de desarrollo en que la persona se encuentra. De esta manera, a más cantidad de factores de riesgo, más probabilidad hay de que el hecho de consumir drogas genere una adicción.

Así mismo, seguro que te suena la afirmación de que “todos los jóvenes consumen drogas”. Es una creencia generalizada; sin embargo, es totalmente errónea, ya que la mayoría de jóvenes evitan consumirlas y los que sí consumen, lo hacen en entornos habitualmente sociales.

Mitos y realidades sobre el alcohol

El alcohol es una sustancia que deprime el sistema nervioso central e inhibe de manera progresiva las funciones cerebrales.  Es habitual que se crea que es una sustancia estimulante porque al comienzo de su ingesta provoca euforia y desinhibición; sin embargo, su efecto es totalmente opuesto, al producir déficits en la capacidad de autocontrol.

Beber alcohol solamente en fin de semana no produce daños en el organismo

¿Cuántas veces has oído esta afirmación? Probablemente en innumberables ocasiones. Sin embargo, el daño que produce el alcohol depende de cómo se consume, de forma que a mayor consumo, mayor daño. Si durante el fin de semana agotas con las reservas de alcohol del bar que frecuentas, es una clara señal de alarma.

Es beneficioso el consumo esporádico de alcohol

Esta es una de las afirmaciones que más nos pueden sonar y una de las más erróneas que se han difundido en torno al consumo del alcohol. En la actualidad se sabe que cualquier consumo implica un riesgo y que, en consecuencia, lo más saludable es evitar beber alcohol.

Mujer con problemas de alcohol
Según el Fondo Mundial de Investigación contra el cáncer, una simple copa al día puede tener relación directa con con el desarrollo de siete tipos de cáncer: cavidad oral, colo, hígado, mama, faringe y laringe, esófago y estómago.

Mitos y realidades sobre el cannabis

El cannabis es una droga extraída de la planta cannabis sativa, con la que se fabrican dos de las sustancias más consumidas en España: el hachís y la marihuana. Entre las consecuencias del consumo de esta sustancia se encuentra el potencial que tiene de inducir trastornos tan graves como la esquizofrenia.

El cannabis es una sustancia natural, ecológica y relajante

El hecho de que una sustancia sea “natural” no implica que sea “inocua”. Así, tanto el tabaco como la cocaína son naturales y no hay que dudar de sus efectos perjudiciales en la salud. Consumir cannabis puede llegar a alterar la química cerebral de manera irreversible.

Fumarse un porro es menos perjudicial que fumar tabaco

¡Cuantas veces habremos escuchado esta afirmación! Sin embargo, el cannabis posee muchos de los carcinógenos y mutágenos que contiene el tabaco y, además, en mayor cantidad, hasta un 50 % más.

La forma de consumir el cannabis también influye: normalmente se fuma sin filtro y las aspiraciones son más profundas, incrementando los riesgos de padecer cáncer. Así, el efecto broncodilatador del cannabis es evidente y favorece la absorción de diversas sustancias tóxicas.

Al igual que el tabaco, también es perjudicial para las personas que están alrededor del que fuma marihuana o hachís, convirtiéndose en “fumadores pasivos”.

Según el Ministerio de Sanidad, existen numerosos estudios científicos que demuestran que el consumo continuado de cannabis puede producir adicción, especialmente cuando se consume durante la adolescencia.

Son muchos los mitos que rodean a las adicciones a sustancias tan cotidianas como el alcohol. Para evitar caer en creencias infundadas es útil acudir a webs de autoridades especializadas en ello como esta que te dejamos.

Te podría interesar...
Beber alcohol no mejora el ánimo, intensifica la tristeza
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Beber alcohol no mejora el ánimo, intensifica la tristeza

Beber alcohol no mejora el ánimo. De hecho, aumenta el riesgo de depresión al generar notables cambios a nivel cerebral. Lo analizamos.




Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.