Qué es lo último que sabemos sobre el cannabidiol (CBD)

El consumo de cannabidiol con fines terapéuticos se ha extendido por todo el mundo. No obstante, su eficacia y efectividad aún es muy controvertida. En medio de estas dudas, ¿qué nos dice la ciencia?
Qué es lo último que sabemos sobre el cannabidiol (CBD)
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 16 septiembre, 2022

El cannabis es una de las drogas más consumidas en todo el mundo. La OMS estima que aproximadamente 147 millones de personas (2,5 % de la población mundial) lo consumen en comparación con el 0.2 % que abusa de la cocaína y el 0.2 % que consume opiáceos.

El cannabis, conocido popularmente como marihuana, es una planta psicoactiva que contiene más de 500 componentes, entre los cuales se han logrado identificar 104 cannabidoides. De estos, solo dos han sido objeto de estudio por parte de la comunidad científica: el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

El THC es la parte de la marihuana que la mayoría de las personas reconocen por la euforia que produce. Los efectos que comúnmente se le asocian al cannabis son causados por este componente. Por su parte, el CBD no genera un “subidón” por sí mismo y está presente en muy bajas cantidades en la marihuana recreativa. Ahora bien, ¿qué más se sabe sobre este?

¿Qué es el cannabidiol (CBD)?

Es el segundo compuesto más frecuente de la marihuana, después del delta-9-tetrahidrocannabinol. El cannabis contiene más de 400 sustancias activas diferentes y el THC y el CBD son solo dos de sus 60 moléculas cannabinoides diferentes. Es de destacar que, a diferencia del THC, el CBD no es intoxicante, pues no es psicoactivo. Además, ejerce varios efectos farmacológicos beneficiosos. De hecho, tiene actividades analgésicas y antiinflamatorias mediadas por la inhibición de la ciclooxigenasa y la lipoxigenasa.

En los últimos años, muchas investigaciones han demostrado que los niveles de CBD también pueden tener un impacto positivo en la salud. El CBD puede actuar como un agente protector contra algunos efectos psicológicos negativos del THC. Asimismo, puede antagonizar los efectos adversos relacionados con el THC.

Gotas de CBD
El cannabidiol es una sustancia química que se encuentra en la marihuana que no contiene tetrahidrocannabinol (THC).

Tipos de cannabidiol

El CBD está disponible en varias formas y se puede encontrar en una amplia variedad de productos. Los tres tipos principales son los siguientes:

  • Espectro completo: esto significa que el producto contiene otros compuestos que se encuentran en la planta de cannabis, incluidas cantidades variables de THC.
  • De amplio espectro: este tipo contiene otros compuestos que se encuentran en el cannabis, pero no contiene THC.
  • Aislado: este tipo contiene solo cannabidiol y no otros compuestos de cannabis.

Los productos que pueden contener cannabidiol incluyen: aceites, aerosoles, cápsulas, lociones, dulces y bebidas. Se puede administrar en forma oral, tópica, comestible o inhalada.

Evidencia de los beneficios para la salud del cannabidiol

En la actualidad, el CBD solo ha sido aprobado para niños de dos años en adelante que padecen trastornos convulsivos, el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet. La FDA aprobó el CBD en 2018 y es el único tratamiento aprobado por esta administración para pacientes con síndrome de Dravet.

El Epidiolex, que contiene CBD, es el primer medicamento derivado del cannabis aprobado por la FDA para estas afecciones. Este producto se encuentra actualmente bajo investigación para su posible uso en diversas enfermedades psiquiátricas, neurodegenerativas, inflamatorias y cancerosas.

Por su parte, se han realizado varios estudios sobre los efectos potenciales del CBD como terapia complementaria para los trastornos de ansiedad social, la esquizofrenia, los síntomas no motores de la enfermedad de Parkinson y los trastornos por consumo de sustancias.

La ansiedad social

Es una de las ansiedades más comunes que afecta de manera significativa la vida social de las personas. En este contexto, el cannabidiol ha mostrado efectos ansiolíticos tanto en humanos como en animales.

En un estudio se encontró que el CBD es capaz de reducir significativamente el estado de alerta, la ansiedad, el deterioro cognitivo y la incomodidad en personas con ansiedad social generalizada.

Esquizofrenia

Es un trastorno psicótico caracterizado por alucinaciones, delirios y alteraciones en el pensamiento, la percepción y el comportamiento. Tradicionalmente, la esquizofrenia puede presentarse con síntomas positivos, como alucinaciones, delirios, trastornos formales del pensamiento y síntomas negativos, como dificultad para hablar, anhedonia y falta de motivación.

En una investigación se encontró que, después de 6 semanas, un grupo de pacientes con esquizofrenia que habían consumido CBD tenían niveles más bajos de síntomas psicóticos positivos. También tenían un mejor rendimiento cognitivo y un mejor funcionamiento global.

Hombre con esquizofrenia
Aunque se ha probado el CBD en pacientes con trastornos psicóticos, aún queda mucha investigación por hacer.

Enfermedad de Parkinson (EP)

Es un trastorno neurodegenerativo crónico caracterizado por síntomas motores como bradicinesia, temblores, alteraciones en la postura y rigidez. La EP también se caracteriza por síntomas no motores como trastornos del sueño, déficits cognitivos y trastornos psiquiátricos como psicosis, depresión y ansiedad.

Tres estudios clínicos en pacientes con EP mostraron efectos beneficiosos significativos productos de la administración de CBD. Estos efectos positivos estaban relacionados con mejoras en los síntomas no motores (psicosis, trastornos del sueño, baja calidad de vida, problemas con las actividades diarias y estigma).

También se encontró que el CBD tiene efectos antidepresivos, ansiolíticos y neuroprotectores/procognitivos. Estos efectos parecen ser responsable de mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas con EP.

Trastorno por consumo de sustancias

Los trastornos por uso de sustancias se derivan del consumo prolongado de sustancias adictivas, y de su posterior dependencia mental y física. Esto puede conducir a un deterioro social, académico y laboral, junto con efectos negativos para la salud.

En una revisión sistemática se halló que la idea de que el CBD puede tener propiedades terapéuticas en la adicción a los opioides, la cocaína y los psicoestimulantes cuenta con bastante respaldo. Algunos datos preliminares también señalan que puede ser beneficioso en la adicción al cannabis y al tabaco en humanos.

Para terminar, los resultados de las investigaciones previas deben ser tomados con mucha cautela. La evidencia de la efectividad del cannabidiol para condiciones distintas a la epilepsia pediátrica es muy limitada, así como sus consideraciones de seguridad.

Los ensayos clínicos están igualmente limitados en su diseño, muestra y duración de la observación. Esto hace que la generalización de los resultados y los datos a largo plazo sean escasos. Por lo tanto, se necesitan más estudios para evaluar completamente el potencial del CBD como una intervención eficaz para diversas enfermedades psiquiátricas y médicas.

Te podría interesar...
Cannabis: la ruleta rusa de los trastornos mentales
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Cannabis: la ruleta rusa de los trastornos mentales

El cannabis es la droga ilegal más consumida. Las últimas investigaciones científicamente contrastadas han demostrado que su consumo habitual provo...

 



  • Bergamaschi, M. M., Queiroz, R. H. C., Chagas, M. H. N., De Oliveira, D. C. G., De Martinis, B. S., Kapczinski, F., ... & Crippa, J. A. S. (2011). Cannabidiol reduces the anxiety induced by simulated public speaking in treatment-naive social phobia patients. Neuropsychopharmacology36(6), 1219-1226.
  • Crippa, J. A. S., Hallak, J. E., Zuardi, A. W., Guimarães, F. S., Tumas, V., & Dos Santos, R. G. (2019). Is cannabidiol the ideal drug to treat non-motor Parkinson’s disease symptoms?. European archives of psychiatry and clinical neuroscience269(1), 121-133.
  • Hany, M, Rehman, B, Azhar., y Chapman, J. (2022). Schizophrenia. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK539864/
  • Hartney, E. (2021, 09 de octubre). What is cannabidiol (CBD). https://www.verywellmind.com/what-is-cannabidiol-22318
  • Jahan, A. R., & Burgess, D. M. (2021). Substance Use Disorder. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK570642/
  • Lafaye, G., Karila, L., Blecha, L., & Benyamina, A. (2022). Cannabis, cannabinoids, and health. Dialogues in clinical neuroscience.
  • Lattanzi, S., Brigo, F., Trinka, E., Zaccara, G., Striano, P., Del Giovane, C., & Silvestrini, M. (2020). Adjunctive cannabidiol in patients with Dravet syndrome: a systematic review and meta-analysis of efficacy and safety. CNS drugs34(3), 229-241.
  • Meissner, H., & Cascella, M. (2021). Cannabidiol (CBD). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556048/
  • McGuire, P., Robson, P., Cubala, W. J., Vasile, D., Morrison, P. D., Barron, R., ... & Wright, S. (2018). Cannabidiol (CBD) as an adjunctive therapy in schizophrenia: a multicenter randomized controlled trial. American Journal of Psychiatry175(3), 225-231.
  • Prud'homme, M., Cata, R., & Jutras-Aswad, D. (2015). Cannabidiol as an intervention for addictive behaviors: a systematic review of the evidence. Substance abuse: research and treatment9, SART-S25081.
  • Rapin, L., Gamaoun, R., El Hage, C., Arboleda, M. F., & Prosk, E. (2021). Cannabidiol use and effectiveness: real-world evidence from a Canadian medical cannabis clinic. Journal of Cannabis Research3(1), 1-10.
  • Silvestro, S., Mammana, S., Cavalli, E., Bramanti, P., & Mazzon, E. (2019). Use of cannabidiol in the treatment of epilepsy: efficacy and security in clinical trials. Molecules24(8), 1459.
  • Cannabis. Alcohol, Drugs and Addictive Behaviours Unit. https://www.who.int/teams/mental-health-and-substance-use/alcohol-drugs-and-addictive-behaviours/drugs-psychoactive/cannabis