12 trastornos mentales por consumo de sustancias

Las drogas pueden llegar a desembocar en trastornos psicóticos, depresión, ansiedad... ¿Cómo diferenciar estos casos de un trastorno mental primario? ¡Te lo contamos!
12 trastornos mentales por consumo de sustancias
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 11 agosto, 2021.

Última actualización: 11 agosto, 2021

¿Cuántos trastornos mentales por consumo de sustancias existen? ¿Qué los caracteriza? Las drogas son sustancias que alteran el funcionamiento del sistema nervioso central y provocan cambios en el comportamiento, el organismo y la mente. Incluso, pueden llegar a originar trastornos mentales.

Cuando el trastorno no remite con el abandono de la sustancia, hablamos de un trastorno mental primario; en cambio, cuando sí remite, hablamos de trastornos mentales por consumo de sustancias.

Sin embargo, conviene diferenciar el trastorno originado por la propia droga (trastorno por consumo de la sustancia), relacionado con el consumo de la misma, de los trastornos inducidos por la droga, que incluyen la abstinencia, la intoxicación y los diferentes trastornos mentales como la depresión o el trastorno obsesivo-compulsivo.

Trastornos mentales por consumo de sustancias

Es importante diferenciar aquí diferentes tipos de trastornos relacionados con las drogas. Encontramos dos grandes grupos: el trastorno por consumo de la sustancia y los trastornos inducidos por la sustancia. Dentro de este segundo grupo, encontramos la intoxicación, la abstinencia y los trastornos mentales inducidos por consumo de sustancias (ansiedad, depresión, trastorno psicótico…). Vamos a describir bien cada uno de ellos.

Hombre preocupado por sus problemas de adicción

Trastorno por consumo de la sustancia

Es el trastorno originado por el consumo de la propia droga. Según el DSM-5 (APA, 2013), se trata de un patrón desadaptativo de comportamientos relacionados con el uso de la sustancia. Se expresa con dos o más de los siguientes síntomas durante al menos 12 meses:

  • Consumo de la sustancia durante mayor tiempo o cantidad del deseado.
  • Deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo.
  • Se emplea mucho tiempo.
  • Necesidad de consumir la droga poco tiempo después de abandonarla.
  • No se cumple con las obligaciones.
  • Se continúa tomando a pesar de las dificultades sociales o interpersonales.
  • Reducción de importantes actividades sociales, laborales o recreativas.
  • Uso en situaciones físicamente peligrosas.
  • Se continúa tomando a pesar del peligro físico y psicológico.
  • Tolerancia.
  • Abstinencia.

Trastornos inducidos por la sustancia

En el grupo de trastornos inducidos por la sustancia encontramos los siguientes:

Intoxicación

Estos trastornos están directamente relacionados con los efectos farmacológicos agudos de cada sustancia y mejoran con el tiempo, con recuperación completa excepto cuando se dañan los tejidos o surgen complicaciones.

Hay que precisar diferentes tipos: intoxicación no complicada, con traumatismo o lesión corporal, con otra complicación de índole médica, con delirium, con distorsiones de la percepción, con coma, con convulsiones o intoxicación patológica.

Pero, ¿en qué consiste la intoxicación por consumo de sustancias? Se trata, según el DSM-5, de un ‘síndrome reversible específico de una sustancia debido a su ingestión (o a su exposición)’. Aparecen cambios psicológicos o comportamentales desadaptativos, y los síntomas no se deben a una enfermedad médica ni se explican mejor por un trastorno mental.

Abstinencia

La abstinencia es un síndrome específico debido al cese o reducción del consumo prolongado y en grandes cantidades de una sustancia. Es un trastorno que causa un gran malestar.

En muchas ocasiones, el síndrome se produce en sentido contrario a la sintomatología producida por la intoxicación de la misma sustancia (por ejemplo, si se trata de alcohol [sustancia depresora], la abstinencia por el mismo causa el efecto contrario, síntomas de agitación y ansiedad).

Trastornos mentales inducidos por sustancias

Los trastornos mentales por consumo de sustancias, o trastornos mentales inducidos por sustancias, provocan una variedad de síntomas que son característicos de otros trastornos mentales. El DSM-5 especifica los siguientes:

1. Delirium

El delirium, o síndrome confusional agudo, es un trastorno de las funciones mentales superiores, que se desarrolla en un corto período de tiempo y que se caracteriza por una alteración del estado de conciencia (modificaciones del estado de alerta) y por una serie de perturbaciones cognitivas.

Entre ellas encontramos desorientación, ideas delirantes y alucinaciones. Las drogas (y los medicamentos) pueden causar un síndrome confusional, bien por intoxicación o bien por abstinencia.

2. Trastornos neurocognitivos

Los trastornos neurocognitivos también pueden ser causados por drogas, e implican un declive cognitivo moderado o significativo, respecto al nivel de ejecución previo, en uno o más dominios cognitivos: atención, funcionamiento ejecutivo, aprendizaje y memoria, lenguaje, área perceptivo-motora y cognición social.

3. Trastorno psicótico

El trastorno psicótico es aquel que surge durante el consumo o inmediatamente después de él, y que no se explica por una intoxicación aguda. Tampoco forma parte del síndrome de abstinencia de la droga. Implica una pérdida del contacto con la realidad y alteraciones perceptivas como alucinaciones, o alteraciones del pensamiento, como delirios.

4. Trastorno del estado de ánimo

La depresión o un trastorno bipolar también pueden ser inducidos por las drogas. Sin embargo, estos trastornos, y en general los trastornos mentales por consumo de sustancias, remiten cuando la persona abandona el consumo de la droga o cuando supera la fase de abstinencia.

5. Trastorno de ansiedad

Las drogas también pueden originar cuadros ansiosos. Entre ellos encontramos el trastorno de ansiedad generalizada (TAG) o las fobias específicas.

6. Trastorno sexual

Las drogas desencadenan también alteraciones en el área sexual. Por ejemplo, trastorno de erección en los hombres o deseo sexual hipoactivo en las mujeres.

7. Trastorno del sueño

Los trastornos del sueño que pueden ser causados por las drogas incluyen: insomnio, hipersomnia, síndrome de las piernas inquietas…

Mujer con insomnio por trastorno mental por consumo de sustancia
8. Trastorno perceptivo persistente por alucinógenos

El trastorno perceptivo persistente por alucinógenos, en inglés hallucinogen persisting perception disorder (HPPD), es un cuadro que se caracteriza por la presencia continua de perturbaciones visuales o flashbacks, similares a las experimentadas durante el consumo de drogas alucinógenas.

9. Trastorno obsesivo-compulsivo

Los trastornos obsesivo-compulsivos (TOC) que pueden surgir debido al consumo o abandono de una sustancia incluyen: diferentes subtipos de TOC (por ejemplo, TOC de limpieza, TOC de comprobación…), el trastorno dismórfico corporal o el trastorno de acumulación, entre otros.

Trastorno mental inducido por la droga vs. trastorno mental primario

Según el DSM-5, es necesario esperar cuatro semanas después de la intoxicación o la abstinencia de la sustancia para poder hacer el diagnóstico de uno de los trastornos mentales por consumo de sustancias. De esta forma, si los síntomas remiten, se podría realizar el diagnóstico de trastorno inducido por sustancias; si no, se trataría de un trastorno mental primario.

Esto es lo que nos permite distinguir si es la sustancia (o la abstinencia de la misma) lo que ha causado el trastorno o no (en este segundo caso, hablaríamos de un trastorno mental primario, que ya existía o que existiría independientemente de la sustancia).

Como vemos, las drogas pueden llegar a interferir verdaderamente en nuestra salud física y mental. Ya no solo por el consumo de la droga, sino por el abandono de la misma después de un consumo continuado y prolongado en el tiempo. En estos casos, lo mejor es siempre pedir ayuda profesional.

Te podría interesar...
¿Qué relación hay entre el consumo de drogas y los trastornos mentales?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Qué relación hay entre el consumo de drogas y los trastornos mentales?

Las drogas son sustancias adictivas que provocan graves daños cerebrales en el cerebro a causa de un consumo abusivo de las mismas. Se relacionan e...



  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.
  • Grau, A. Trastornos exógenos u orgánicos. En Vallejo, J. (1991). Introducción a la psicopatología y psiquiatría. 3ª edición. Masson-Salvat, Madrid.
  • Sánchez, E. (2001). Trastornos adictivos y otros trastornos mentales. Psiquiatría Biológica, 8(2): 64-73
  • Kodysz, S. (s.f.). Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Breve revisión bibliográfica. Hojas Clínicas de Salud Mental: 15-21.