Ebriorexia: sustituir la comida por el alcohol

"No comer durante el fin de semana porque se va a consumir alcohol y es necesario controlar las calorías". Esta es una práctica reciente y muy extendida entre jóvenes de 17 y 24 años. ¿Es la ebriorexia un nuevo trastorno de la conducta alimentaria?
Ebriorexia: sustituir la comida por el alcohol
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 01 agosto, 2022

La ebriorexia es una alteración de la conducta alimentaria que aparece sobre todo en jóvenes universitarias. Se manifiesta mayormente durante el fin de semana. Durante ese tiempo, y en vista de que el objetivo es consumir alcohol durante las horas de ocio, se opta por restringir la ingesta de alimentos. De ese modo se tiene un mayor control sobre el número de calorías consumidas.

En efecto, estamos ante una conducta límite tan desconcertante como preocupante a la vez porque va en aumento. Lo que empezó siendo una práctica entre universitarios, se va extendiendo entre esa otra cohorte de edad que está entre los 25 y 35 años.

Fue hace poco más de una década cuando el New York Times describió por primera vez esta práctica, dándole el nombre que ya conocemos. La ebriorexia no define, de momento, una categoría clínica ni un trastorno que aparezca en los manuales de diagnóstico. Sin embargo, es evidente que estamos ante una variante más de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Los expertos alertan de la necesidad de situar la atención en este fenómeno cada vez más frecuente.

Restringir los alimentos que se ingieren también tiene como objetivo lograr que los efectos de la borrachera aparezcan mucho antes.

Amigos bebiendo representando el binge drinking
La ebriorexia se combina con la bulimia y el aumento del ejercicio físico.

Ebriorexia: definición, características y causas

La ebriorexia es una alteración de la conducta alimentaria. La persona que la padece sustituye las calorías de los alimentos por las calorías del alcohol. No estamos ante una forma clara de adicción al alcohol, ni tampoco ante un trastorno ordinario de la conducta alimentaria como la bulimia o la anorexia. Es otro fenómeno que requiere atención, análisis y medidas de prevención.

La Universidad de Huddersfield en Reino Unido realizó una investigación en el 2020 para intentar comprender esta práctica. Se preguntaban si, efectivamente, es una costumbre exclusiva de los universitarios y cuáles podrían ser los motivadores.

Algo que pudo descubrirse es que, en realidad, es una tendencia en alza que va más allá de la comunidad estudiantil. La baja autoestima y la búsqueda de sensaciones parecen ser dos factores que actúan como desencadenantes. No obstante, existen más variables que conviene conocer.

¿Cómo se manifiesta?

La principal característica de esta práctica es restringir la alimentación durante el fin de semana, con la idea de sustituir las calorías de la comida por las del alcohol. Es decir, el objetivo prioritario de la ebriorexia es controlar el peso. Sin embargo, otra motivación es disfrutar de las propias bebidas alcohólicas y el contexto social que rodea al consumo.

  • Por otro lado, además de hacer dieta con el objetivo de compensar las calorías consumidas del alcohol, hay otro propósito. Se busca emborracharse más rápido.
  • Asimismo, también se inician prácticas intensas de ejercicio para quemar antes dichas calorías.
  • En un amplio número de casos, se deriva en la conducta purgativa. Es decir, se provocan el vómito o se recurren a los laxantes o diuréticos.

Los atracones de bebidas alcohólicas combinados con trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son más frecuentes en mujeres.

Qué efectos tiene la ebriorexia

La ebriorexia tienen un serio impacto en la salud de la persona. En especial si esta práctica se extiende a lo largo del tiempo y se convierte en un hábito.

  • Pensemos que las calorías obtenidas del alcohol son calorías vacías sin apenas un valor nutricional real. Esto se traduce en deshidratación y un gran déficit de vitaminas y minerales.
  • Se eleva el riesgo de derivar en una dependencia al alcohol.
  • También es probable que se desarrolle un trastorno de la conducta alimentaria, como la bulimia, la anorexia, el trastorno por atracón, etc.
  • A largo plazo, pueden aparecer enfermedades hepáticas, problemas cardiovasculares, diabetes, demencias, osteoporosis, alteraciones en la menstruación, aceleración del envejecimiento, etc.

La cultura de la delgadez como causa principal

Vivimos desde hace décadas en una cultura en la que reina la tiranía del cuerpo perfecto y la delgadez como forma única de belleza. Las redes sociales son ese espejo en el que los jóvenes se miran a diario para compararse y también juzgarse. Esto deriva en prácticas cada vez más perjudiciales a la vez que sofisticadas.

  • Por término medio, la baja autoestima y la imitación social son los elemento nucleares que desencadenan la ebriorexia. Por un lado, está la necesidad de controlar el propio peso y, por otro, el deseo de integración al grupo. Beber y emborracharse es esa práctica a la que una parte amplia de los jóvenes dedican el fin de semana.
  • Las escasas habilidades de afrontamiento emocional son otro factor. No disponen de recursos para manejar la ansiedad, para desactivar de sus narrativas mentales los cánones de belleza socialmente impuestos.
  • La presión académica, los problemas laborales, familiares y el desencanto general con la sociedad son otros motivadores para recurrir al alcohol como mecanismo de escape.
Mujer triste que sufre ebriorexia
Por lo general, se tarda bastante en tomar conciencia de que existe un problema con la alimentación y el consumo de alcohol.

¿Qué puedo hacer si reduzco mi alimentación para consumir alcohol?

En el 2018, la Universidad del Sur de California publicó un artículo sobre la ebriorexia. Proponía incluir una nueva categoría diagnóstica, la de trastorno de conducta alimentaria y alcohol. Es evidente que estamos ante un problema de elevada gravedad, en el que se conjugan dos esferas clínicas: el consumo de alcohol y un trastorno alimentario.

En estos casos, es necesario acudir al médico para ser derivados a centros especializados. Necesitaremos una atención multidisciplinar para atender desde el plano psicológico, nutricional y médico. Por lo general, quien padece este problema no solicita ayuda hasta que aparece un estado de elevada desnutrición y se evidencia, además, una adicción al alcohol.

Se necesitará, por tanto, realizar un adecuado diagnóstico para trazar un plan individualizado para cada paciente. Dichos programas estarán conformados por médicos, psicólogos, nutricionistas y otros terapeutas que nos brindarán el apoyo necesario para reconstruir la propia vida, aplicando nuevos y mejores hábitos cotidianos.

No dudemos en solicitar ayuda experta.

Te podría interesar...
Influencers en comida: así afectan a cómo nos alimentamos
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Influencers en comida: así afectan a cómo nos alimentamos

Los influencers en comida y las redes sociales están cambiando nuestros hábitos de alimentación. Analizamos este fenómeno a continuación.



  • Griffin, B.L., Vogt, K.S. Drunkorexia: is it really “just” a university lifestyle choice?. Eat Weight Disord 26, 2021–2031 (2021). https://doi.org/10.1007/s40519-020-01051-x
  • Pietrabissa , G., Rossi , A., Gaudenzi , M., Bertuzzi , V., Tagliagambe , A., Volpi , C., Manzoni , G. M., Cattivelli , R., Mannarini , S., Castelnuovo , G., & Simpson , S. (2021). Drunkorexia: empirical investigation and analysis of the characteristics of the phenomenon in an Italian sample of adolescents and young adults. Psychology, Society & Education10(3), 285-299. https://doi.org/10.21071/psye.v10i3.13920
  • Laghi F, Pompili S, Bianchi D, Lonigro A, Baiocco R. Psychological characteristics and eating attitudes in adolescents with drunkorexia behavior: an exploratory study. Eat Weight Disord. 2020 Jun;25(3):709-718. doi: 10.1007/s40519-019-00675-y. Epub 2019 Mar 19. PMID: 30888609.
  • Malaeb, D., Bianchi, D., Pompili, S., Berro, J., Laghi, F., Azzi, V., Akel, M., Obeid, S., & Hallit, S. (2022). Drunkorexia behaviors and motives, eating attitudes and mental health in Lebanese alcohol drinkers: a path analysis model. Eating and weight disorders : EWD27(5), 1787–1797. https://doi.org/10.1007/s40519-021-01321-2

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.