Molly Russell, la niña que se suicidó a causa de Instagram y Pinterest

Molly Russell tenía un tablero en Pinterest con 469 imágenes relacionadas con el suicidio. Además, en su cuenta en Twitter, donde contaba con 200 000 seguidores, publicaba citas de la misma temática. Al final, terminó quitándose la vida con 14 años.
Molly Russell, la niña que se suicidó a causa de Instagram y Pinterest
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 15 noviembre, 2022

Molly Russell tenía 14 años cuando eligió dejar de vivir en el 2017. Desde entonces, su familia ha iniciado una ardua batalla contra quienes, según ellos, son los auténticos responsables. El forense, Andrew Walker, concluyó que esta joven británica murió por un acto de autolesión provocada por una depresión ocasionada por su interacción con contenido en línea perjudicial.

La niña tenía un tablero en Pinterest relacionado con el suicidio. Asimismo, su cuenta de Twitter (con más de 200 000 seguidores) publicaba citas relacionadas con la idea de dejar de existir, de quitarse la vida. Lo mismo sucedía en Instagram. El algoritmo de estas redes sociales le ofrecía de manera continuada imágenes de la misma temática.

Bien es cierto que Molly sufría un trastorno depresivo, pero este universo digital, falto de filtros y orientado solo a favorecer la permanencia del usuario en la aplicación, reforzó y alimentó esa idea, hasta que, tristemente, la cumplió. Han pasado cinco años desde su pérdida y su familia, devastada, continúa exigiendo responsabilidades y cambios.

A pesar de que el contenido vinculado al suicidio está ya prohibido en redes sociales, los usuarios han creado mecanismos para seguir creando y recibiendo contenidos de esta temática. En el caso de Molly Russell, estos medios actuaron como los desencadenantes finales para su fatal decisión.

Los adolescentes están expuestos a información a menudo nociva para su salud mental.

Los altos ejecutivos de Pinterest asumieron la responsabilidad

Molly Hunter pasó infinitas horas con su móvil y ordenador consumiendo contenido relacionado con el suicidio. Tras la investigación, pudo verse que Pinterest solía mandarle correos con mensajes del siguiente tipo: “diez tableros sobre la depresión que te pueden gustar”. Sabemos, incluso, que lo último que hizo la niña antes de morir fue guardar una imagen en Instagram con un mensaje sobre la depresión.

Recordar y sacar la luz este hecho duele y nos llena de indignación. No obstante, es importante visibilizar este hecho y lo que los forenses británicos pusieron en evidencia. El contenido que recibía la adolescente era excesivamente gráfico y muy duro. Las grandes tecnológicas como Instagram o Pinterest normalizaron este hecho de manera irracional, dejando que el algoritmo actuara sin ningún contrapeso.

El informe forense responsabilizó de este trágico final a Meta, la empresa matriz de Instagram y Pinterest. La cultura corporativa de estas empresas, orientadas solo a obtener beneficios, está afectando a la salud mental de nuestros adolescentes. Es más, estudios realizados en colaboración con varias universidades en el 2018 destacan que las redes sociales elevan tanto las autolesiones como las tendencias suicidas en los adolescentes.

El tema es de una elevada gravedad. Tanto es así que Meta ha tenido que enfrentarse, por primera vez, a un juicio por alentar al suicidio a una adolescente en el tribunal del Reino Unido. Veamos a continuación qué desenlaces se sucedieron.

Los responsables de Meta admiten que en el 2017 había contenido que debería haberse eliminado. Sin embargo, en la actualidad y, según ellos, se ha mejorado bastante en ese aspecto.

Pinterest admite que su plataforma no era segura

La jefa de salud y bienestar de Meta, Elizabeth Lagone, y el jefe de operaciones comunitarias de Pinterest, Judson Hoffman, comparecieron en persona para declarar durante la investigación. Lo primero que hicieron los altos ejecutivos fue lamentar lo sucedido con Molly Russell y admitir que, efectivamente, Pinterest no era una plataforma segura.

  • Asimismo, señalan que tanto en esta aplicación como en Instagram se violaron las políticas de seguridad de la empresa. Es decir, se publicaron imágenes e información saltándose las normas que regulan el uso de estas aplicaciones.
  • Indicaron que hay contenido en sus redes sociales que debe ser eliminado. Insistieron que la empresa está firmemente comprometida en lograr que su utilización sea una experiencia saludable para todos, en particular, para los adolescentes. Saben que tanto Pinterest como Instagram no son perfectos, pero desde el 2017 hasta la actualidad se han mejorado muchas cosas.

¿De verdad se han mejorado las redes sociales desde que Molly Russell murió?

¿Ha servido la muerte de Molly Russell para que las políticas de estas empresas cambien como deseaban la familia de la pequeña? ¿Son estas plataformas mucho más seguras ahora? Lo analizamos.

Hay imágenes que los equipos de revisión pasan por alto

Cada día se publica un gran número de contenido nuevo que, a veces, se escapa del filtro de los equipos de revisión. Es cierto que tanto Instagram y Pinterest aplican restricciones para todo tipo de imágenes de contenido sexual o que inviten a la ideación suicida; sin embargo, hay ciertas imágenes que eluden al algoritmo.

Palabras clave y hashtags alternativos

En la actualidad hay grupos y comunidades que buscan, refuerzan y promueven conductas problemáticas. Suelen usar palabras en clave y hashtags con doble sentido que facilitan encontrar información relativa al suicidio, las autolesiones o comportamientos vinculados a la bulimia o a la anorexia, etc.

El padre de Molly Russell lucha para que las autoridades desarrollen un proyecto de ley de seguridad en línea lo antes posible.

Chica preocupada en la terapia psicológica pensando en Molly Russell
Las redes sociales alimentan en los jóvenes ideas de devaluación y de comparación social, minando así su autoestima e ilusiones.

Por favor, antes de buscar información relativa al suicidio, haz lo siguiente

Todos pasamos por momentos complicados en que la vida duele. En esos instantes, casi por inercia o por costumbre, buscamos información en internet y en nuestras redes sociales. Debes saber que cuando pasas por un mal momento lo que encuentres en tu Instagram, Twitter o TikTok puede que, lejos de ayudarte, te haga sentir peor.

Si hay algo en tu vida que no va bien, si te sientes solo, perdido y con un gran dolor emocional, lo primero que debes hacer es hablar con alguien de tu confianza. Deja las redes sociales a un lado por un tiempo. Explícale a esa persona por lo que estás pasando. Te darás cuenta de que, en realidad, no estás solo, de que hay gente que te quiere y desea ayudarte.

Debes saber que ese dolor que sufres no dura de manera eterna. Hay recursos a tu alcance que te permitirán sentir mejor y pasar página a esta época de oscuridad. Así que, por favor, si estás pensando en buscar un final, date otra oportunidad y busca apoyo. Lo que puedas encontrar en el feed de tus redes sociales no siempre te permitirá salir de donde estás.

Te podría interesar...
Aislamiento y redes sociales: ¿cómo afecta a los adolescentes?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Aislamiento y redes sociales: ¿cómo afecta a los adolescentes?

El aislamiento y redes sociales tienen un vínculo común altamente problemático, en especial para los adolescentes. Lo analizamos



  • Luxton DD, June JD, Fairall JM. Social media and suicide: a public health perspective. Am J Public Health. 2012 May;102 Suppl 2(Suppl 2):S195-200. doi: 10.2105/AJPH.2011.300608. Epub 2012 Mar 8. PMID: 22401525; PMCID: PMC3477910.
  • Memon AM, Sharma SG, Mohite SS, Jain S. The role of online social networking on deliberate self-harm and suicidality in adolescents: A systematized review of literature. Indian J Psychiatry. 2018 Oct-Dec;60(4):384-392. doi: 10.4103/psychiatry.IndianJPsychiatry_414_17. PMID: 30581202; PMCID: PMC6278213.