Naloxona, el fármaco para contrarrestar el efecto de las sobredosis

La naloxona es un fármaco que salva vidas. Se puede aplicar por vía nasal o mediante inyección. Gracias a este medicamento se revierte de manera inmediata los efectos de una sobredosis por opioides.
Naloxona, el fármaco para contrarrestar el efecto de las sobredosis
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 15 Abril, 2021.

Última actualización: 15 Abril, 2021

Decir que la naloxona salva vidas no es una exageración. Es el fármaco que no puede faltar en un hospital y un recurso que muchas personas tienen a mano en caso de emergencia. Se usa en casos de sobredosis de opioides, como puede ser la morfina, la heroína, etc. En la actualidad, se está distribuyendo incluso como kit de emergencia a los consumidores habituales y con ello, se está reduciendo el número de fallecimientos.

El informe mundial de drogas del 2020 nos reveló que a pesar del contexto de la pandemia, el consumo no ha hecho más que elevarse. Este dato resulta cuanto menos preocupante.

En los últimos diez años la tasa de adicción a las drogas ha aumentado un 30 %. Asimismo, los expertos nos avanzan que en contextos de crisis económicas esta realidad no hace más que agravarse.

Necesitamos nuevas fórmulas, mejores mecanismos de prevención y atención, es evidente. En un escenario en el que las desventajas socioeconómicas impulsan, por ejemplo, a muchos jóvenes al consumo de drogas son más decisivos que nunca nuevos enfoques y mejores asistencias.

La naloxona es a día de hoy la defensa de primera línea en la crisis de opioides de cualquier país.

Chico adolescente adicto

¿Qué es la naloxona?

La naloxona se comercializa bajo los nombres de Narcan, Nalone, Narcanti, Prenoxad, Nyxoid, etc. Este fármaco actúa como antagonista de los receptores opioides y se usa para tratar la intoxicación aguda por opiáceos, como pueden ser la heroína, el fentanilo, la codeína, la morfina, la oxicodona, la hidrocodona…

Los mecanismos de acción de este fármaco son inmediatos, de ahí su beneficio. Inhiben el efecto de los narcóticos y revierten procesos como los problemas de respiración, la hipotensión arterial sistémica, los espamos, etc. Lo hace al llegar al torrente sanguíneo y viajar de forma directa al bulbo raquídeo.

Una vez aquí interactúa con los receptores de opioides del cerebro restableciendo en poco tiempo los problemas respiratorios. Asimismo, es interesante saber que la naloxona también paraliza la acción de las endorfinas analgésicas que el organismo produce de manera natural. Esto haría, por ejemplo, que si nos administraran este medicamento de manera errónea durante una intervención o un parto, el dolor se intensificaría muchísimo más.

Por otro lado, es conveniente tener en cuenta un aspecto muy concreto: este fármaco no sirve para tratar la adicción a los opioides, es un recurso para detener los efectos adversos del consumo de los mismos. Dicho de manera sencilla, la naloxona salva vidas a diario.

Importante incidir también en que la naloxona no es efectiva para otras drogas como la cocaína o las metaanfetaminas.

¿Qué efectos secundarios puede tener la naloxona?

La naloxona bloquea y revierte la sobredosis de opioides. Ese proceso dura entre 30 y 90 minutos. Sin embargo, en ocasiones, cuando la sobredosis es muy elevada, puede requerirse de una nueva dosis.

Por lo general, las administraciones farmacéuticas insisten es que es un medicamento altamente efectivo a la vez que seguro aunque deba aplicarse varias veces.

Así, entre los efectos secundarios descritos -poco comunes en su mayoría- se destaca sobre todo que puede presentar alguna alteración en personas con problemas cardiovasculares. En estos casos, pueden aparecer desde arritmias, hipertensión, edemas pulmonares, náuseas o vómitos.

naloxona

Cómo se usa y quién puede administrarla

La naloxona se puede aplicar de dos modos. La primera y más efectiva es vía intramuscular. También puede usarse en forma de aerosol intranasal.

Lo más interesante de este fármaco es que pueden administrarlo tanto los profesionales médicos, como paramédicos y personas ajenas al ámbito sanitario. Por sorprendente que parezca, es aquí donde reside su auténtica ventaja.

La naloxona fue diseñada para ser un recurso de emergencia capaz de salvar vidas en cualquier situación. Esto implica que aquellas personas que sean adictas a los opioides pueden tener su propio kit de administración. También los familiares o cualquier persona que se mueva por escenarios en los que es común encontrarse casos graves de sobredosis pueden tener acceso.

De este modo, hay países en los que este fármaco se receta por parte de los médicos. Sin embargo, en otros, también cabe la posibilidad de adquirirlo sin receta y a través de un farmacéutico. Cabe señalar, eso sí, que existen múltiples voces que advierten que el uso por parte de personal no sanitario puede ser un riesgo.

Sin embargo, el número de fallecimientos por sobredosis de heroína u otros opioides sigue siendo inaceptable, de ahí la necesidad de facilitar el acceso a la naloxona.

Un ejemplo, estudios como los realizados en Noruega, uno de los países con la tasa más alta de fallecimiento por este tipo de drogas, avaló la eficacia de este recurso. El número de pérdidas ha disminuido de manera notable.

Reconocer una sobredosis de opioides y usar naloxona

Cada uno de nosotros, incluidos los adolescentes, deberíamos advertir los signos de una sobredosis por opioides. Es importante conocer los síntomas y las características que nos advierten de estas situaciones tan extremas. Son las siguientes:

  • Pérdida del conocimiento. La persona no responde cuando se le llama o se le mueve.
  • Latidos irregulares.
  • Problemas para respirar, es débil y superficial.
  • Tono azulado de la piel, en especial los labios y la yema de los dedos/uñas.
  • Lengua decolorada.
  •  Pupilas extremadamente pequeñas, a veces son tan diminutas como la cabeza de un alfiler.

Ante estas situaciones es necesario reaccionar rápido. Llamar a emergencias es siempre la primera opción, pero en ocasiones, la tardanza de los mismos puede significar la muerte de la persona. Es ahí donde la naloxona cumple su función y es por ello que vale la pena que cualquier persona pueda tener acceso a este fármaco.

Te podría interesar...
Aducanumab, nuevo fármaco para el alzhéimer
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Aducanumab, nuevo fármaco para el alzhéimer

Aducanumab es un anticuerpo monoclonal que se está estudiando como posible fármaco para las fases iniciales de la enfermedad de Alzheimer.



  • Fechir M, Breimhorst M, Kritzmann S, Geber C, Schlereth T, Baier B, Birklein F. Naloxone inhibits not only stress-induced analgesia but also sympathetic activation and baroreceptor-reflex sensitivity. Eur J Pain. 2012 Jan;16(1):82-92. doi: 10.1016/j.ejpain.2011.06.009. PMID: 21745755.
  • Madah-Amiri, D., Gjersing, L., & Clausen, T. (2019). Naloxone distribution and possession following a large-scale naloxone programme. Addiction114(1), 92–100. https://doi.org/10.1111/add.14425