Navidad en familia: 7 pautas para disfrutar - La Mente es Maravillosa

Navidad en familia: 7 pautas para disfrutar

Pedro González Núñez 16 diciembre, 2017 en Familia 269 compartidos
Personas celebrando la Navidad en familia

“La navidad no es una fecha; es un estado de la mente”. Así hablaba Mary Ellen Chase, pero, ¿qué pasa con esas personas que no la viven así? Para ellas van dirigidas especialmente este artículo, en el que recogemos una serie de pautas para disfrutar o, al menos, soportar la Navidad en familia.

Porque, por mucho que una gran mayoría de personas que celebran estas entrañables fechas disfruten de sus fiestas, no es algo que se pueda generalizar a todo el mundo. Así que, mientras unos intentan ser más empáticos y felices, otros no ven motivo alguno para hacer nada especial, y hasta sufren a lo largo de estos días por tener la sensación de ser forzadados a celebrar de alguna manera algo que no quieren festejar.

Árbol de navidad con bolas

Pautas para disfrutar la navidad en familia

Sea como fuere, y como decía Charles Dickens, “honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año”. Es decir, que no parece buena idea ser extremos en estos días, ni desde el punto de vista negativo ni excediéndonos queriendo ser más felices y empáticos solo durante 20 días. Para luego… ¿qué?

El caso es que podemos encontrar diversos motivos para no disfrutar de una Navidad en familia. Ya sea por rencillas con otros miembros, porque un ser querido no está o simplemente porque son fechas que pueden no gustarnos. Sin embargo, hay opciones para soportarlas, e incluso para pasarlo bien. Así, al menos, lo considera la psicóloga Graci Molines, como vemos a continuación.

Desea que así sea

La primera clave es desear pasarlo bien. Por más que puedan ser unas fechas que no gusten, o que haya problemas en la familia, no deja de ser una buena ocasión para disfrutar, estrechar lazos y pasar un buen rato. Así que, la disposición para hacer de estas fiestas algo positivo es básica.

Cena familiar navideña

Distingue lo importante de lo superfluo

Si estás en familia, deseando discutir por lo más mínimo, no lo dudes que lo vas a conseguir. Pero, por el contrario, si tratamos de estar receptivos, y no al acecho de cualquier comentario o acto sin demasiada importancia para “saltar”, no solo nos daremos una oportunidad para disfrutar sino que haremos que los demás también pasen unas buenas fiestas. Ellas, las personas que queremos, siempre son una buena razón para no pelear precisamente por llevarla en unas fechas en la que precisamente predominan, para aquellos que la viven y las esperan con agrado, los sentimientos.

Céntrate en lo positivo

La Navidad es un buen momento para centrarnos en lo positivo, y no al revés. Así que, si las reuniones familiares te parecen tediosas, trata de concentrarte en lo que más te gusta de ellas. Seguro que hay una persona a la que aprecias especialmente, ratos divertidos y momentos entrañables que podrás disfrutar.

Mejora tu talante

Olvida la cara mustia y ve a las reuniones navideñas familiares con ganas de sumar, de contribuir, de influir. Al hacerlo, no solo das gusto a los demás, sino que te incluyes y será más complicado que no saques algo bueno de una celebración que en parte se adapta a lo que quieres.

Familia cenando en navidad

Busca la empatía que hay en ti

Una vez más… la eterna empatía, tan necesaria siempre. En este caso, en plena Navidad familiar, es básica. Si eres capaz de entender los motivos de los demás, e incluso ponerte en su lugar, seguro que esta época te será mucho más llevadera y, quien sabe, igual hasta disfrutas. En este sentido, de alguna manera, si consigues conectar con los sentimientos de aquellas personas que las disfrutan, es más fácil que tú también termines haciéndolo.

Respeta a los demás

Muy similar al anterior punto. En este caso, recuerda que cada persona es un mundo y tiene su forma de ver la vida. Así que, por más que pueda ser difícil a veces, es necesario respetar a los demás. Escucha sus puntos de vista y, aunque no los compartas, como mínimo, sé respetuoso con sus ideas.

No saques temas peliagudos

Finalmente, la psicóloga nos ofrece una pauta muy importante. Durante una reunión en familia, donde todo el mundo se conoce bien, sabemos que hay temas que pueden provocar malestar. Así que, especialmente en Navidad, ¿por qué sacarlos a relucir? Seguro que no es el momento de incomodar a nadie.

Familia dándose regalos

La Navidad en familia no tiene por qué ser dura para nadie. Sea como fuere, aprovecha estas pautas para disfrutarla con tu gente. De hecho, estas claves no solo te servirán para sobrellevar estas fechas, te vendrán muy bien en cualquier reunión social. ¡Aprovéchalas!

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar