No permitas que la espera desgaste tus sueños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 3 febrero, 2016
Pedro González Núñez · 3 febrero, 2016

Una gran virtud que todo ser humano debería trabajar y explotar es la paciencia. La mejor forma de de llegar a ver realizado uno de tus sueños más íntimos es sabiendo manejar los tiempos, eligiendo con inteligencia cuando actuar y cuando guardar un momento de pausa.

Los sueños no llegan a nosotros por sí solos, pero tampoco por empujar constantemente llegan antes. Aprovecharnos del poder de la inercia no solamente puede acercarnos hasta donde queremos, sino que también nos permite descansar y coger fuerza para cuando realmente la necesitemos.

Cómo se realizan los sueños

Expliquemos brevemente el proceso que lleva la realización de un sueño. Es la mejor forma de observar de forma sencilla y concisa todo el extenso trabajo que hay tras la consecución de una meta largamente añorada y buscada.

  • Lo primero que debes hacer es realizar un profundo proceso de autodescubrimiento, empezando por señalar aquellas costumbres que están más arraigadas en tu propio carácter. Conversa contigo mismo y mira en lo más hondo de tu alma para conocer cuáles son tus verdaderos sueños y anhelos.
  • Una vez has descubierto qué es lo que quieres de verdad, llega el turno de pensar cómo hacer realidad tus sueños. Debes por tanto trazar un plan sensato que te conduzca al éxito en tus anhelos más hondos. Señala en dicho plan cuales pueden ser los momentos más complicados y los posible recursos con los que vas a poder contar.
  • Pensado el plan, toca llevarlo a la práctica. Este es un punto clave, pues poner en marcha un proceso de desarrollo y realización personal no es tarea fácil, ya que puedes encontrar muchas trabas y sentirte incomprendido en muchos momentos.
  • Por último, una vez has comenzado con tu plan, no te detengas jamás. A pesar de los momentos bajos, las tristezas y los problemas, debes tener la suficiente fuerza de voluntad para que nada ni nadie te pare. Cree en ti mismo y piensa que tus sueños son factibles.

“La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.”

-Proverbio persa-

Mujer pensando en sus sueños

Claves para hacer realidad los sueños

A continuación os voy a contar algunas ideas que te permitirán hacer la espera más llevadera en caso de que sea unos de esos momentos en los que es mejor esperar. No olvides que la paciencia, popularmente llamada “madre de la ciencia“, es una virtud de gran potencia para ahorrar en impotencia y frustración.

  • Un buen consejo es la valoración. Quiérete mucho y cree en ti mismo. Durante el complejo trayecto encontrarás trabas de todo tipo, ya sean problemas logísticos, personas o inquina. Pero debes saber siempre que has elegido el camino correcto.
  • Trata de rodearte de personas que te aprecien y crean en ti. En los malos momentos, cuando todo parece irse por la borda, estar rodeado de personas cariñosas que te quieren será de gran ayuda para no perder la perspectiva.
Pareja cogiendo aire para pensar en sus sueños

  • Sigue adelante. Por muy amarga que sea la espera, por muy complejos y solitarios que parezcan los senderos que has elegido, nunca dejes de moverte y avanza en todo momento, aunque tengas que das pasos cortos. No pierdas la perspectiva jamás.
  • Si tu plan y tus sueños son demasiado complejos, trata de marcarte metas más humildes que puedas cumplir a corto plazo. Con cada pequeño objetivo realizado das un paso más hacia la consecución final de tu proyecto.

“Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea.”

-Benjamin Franklin-

Ejemplos de éxito y superación

En el mundo de la consecución de los sueños, encontramos muchos ejemplos de éxito y superación. Sin embargo, me quiero centrar en dos escritores que considero que han marcado su camino a base de tesón y paciencia.

Me estoy refiriendo a dos escritores de éxito que pueden ser reflejo de cualquiera. Son Arturo Pérez-Reverte y Javier Cercas. Dos nombres que seguro que conoces y que han plasmado sus sueños en tinta negra sobre papel blanco.

Arturo Pérez-Reverte estuvo más de 20 años recorriendo los lugares más inhóspitos de la Tierra en conflictos bélicos por los confines del planeta. Su éxito no llegaría hasta los 40 años, cuando obras como “El maestro de esgrima” o “La Tabla de Flandes” comenzaron a dar qué hablar.

Javier Cercas es un profesor y filólogo cuya vocación de escritor no se vio reflejada por el éxito hasta los 40 años. Javier Cercas tras varios fracasos literarios, recibió el apoyo del chileno Roberto Bolaño, que le animó a seguir explotando su talento. Finalmente, el reconocimiento llegó con la excelente “Soldados de Salamina”.

Es evidente que el éxito y los sueños no se cumplen en un soplo. Hay que ser fuerte, perseverante, luchador y dispuesto a trabajar y creer en uno mismo. Así que jamás pierdas la ilusión y sigue tu camino hasta ver hechos realidad los objetivos vitales que te harán más feliz, pleno y realizado.