¿Cómo nos afectan las fake news?

Edith Sánchez · 2 enero, 2018

Las fake news o noticias falsas son un fenómeno que existe desde hace muchos años. Sin embargo, con la aparición de las redes sociales se ha convertido en un fenómeno muy frecuente. Se suponía que Internet iba a democratizar la información. Y lo ha hecho. Sin embargo, también ha traído consigo fenómenos como el del engaño masivo.

Casi siempre las fake news van acompañadas de una imagen. Esto es lo que aparentemente les da credibilidad. Sin embargo, la imagen también resulta ser falsa o simplemente sacada de contexto. De este modo, se crea la ilusión de que algo es verdad sin serlo.

En otras ocasiones, lo que se hace es difundir un dato falso o inexacto. Una comunidad con determinados intereses se encarga de hacer circular masivamente esa información. Al repetirse tanto en las redes sociales, se da por cierta sin serlo. Hay casos extremos como el de un supuesto sismo en Perú anunciado con antelación. La información llegó a generar verdadero pánico.

Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa”.

-Alfred Adler-

¿Por qué aparecieron las fake news?

La primera pregunta que viene a la cabeza es por qué aparecen las fake news. ¿Qué saca una persona con poner a rodar una información falsa? La respuesta tiene que ver con dos objetivos que tienen estos mentirosos profesionales: obtener dinero y desprestigiar para favorecer los intereses propios.

teclado-con-letras-formando-la-frase-fake-news

Por un lado, las fake news resultan ser un negocio muy lucrativo. Hay sitios que difunden noticias que se salen de lo común. Estas llaman mucho la atención de los lectores. Tienen títulos e imágenes impactantes. De inmediato se despierta el morbo y lo demás es historia. Por cada click de los usuarios, algo entra en las arcas de quien produce estas falsas novedades.

Por otro lado, se ha visto que las fake news sirven para aplicar el viejo principio maquiavélico: “Calumniad, calumniad… De la calumnia algo queda”. Se ve mucho en tiempos de campañas políticas. Surgen informaciones de fuentes desconocidas, acusando a alguno de los candidatos de vicios, delitos o errores que no son ciertos. Luego se aclaran, pero siempre queda alguna duda. De hecho, a veces ni siquiera llegan a aclararse. O si se aclaran, la gente no cree que la verdad sea la verdad.

Los riesgos de las fake news

El tema no pasaría de ser anecdótico si no fuera porque entraña varios riesgos y peligros. La información precisa y verificada es la fuente principal para la toma de decisiones acertadas. También es a partir de las noticias como configuramos una visión acerca de lo que ocurre en el mundo.

Mujer con ojo sorprendidos leyendo fake news

Cuando hay grupos de interés detrás de las fake news se convierten en un elemento de manipulación. Ayudan a reforzar prejuicios y a formarse una idea equivocada de algunos grupos humanos, países, personas, etc. Generalmente, lo que queda es una semilla de sospecha, en todo caso.

Las fake news también tienen el peligro de desatar situaciones de zozobra o de pánico, incluso. Como ocurrió en Perú con el supuesto terremoto. Es algo que también se repitió en Colombia, donde cientos de personas durmieron a la intemperie por una información falsa sobre un inminente movimiento telúrico. O en México, cuando poco después del gran terremoto de 2017 comenzaron a circular “predicciones” sobre un tsunami.

Cómo identificar las fake news

Es muy importante que aprendamos a identificar las fake news de la información real. Todos estamos llamados a convertirnos en consumidores responsables de las noticias que circulan por las redes sociales. No podemos ser instrumentos de oscuros intereses y de mezquinas intenciones.

logo de Facebook simbolizando las fake news

Cuando recibes una información, lo primero que debes verificar es la fuente. ¿Es un medio conocido? ¿O se trata de algún sitio del que jamás habías oído hablar? Visita la web de donde proviene. Explora sus contenidos. Si todo está plagado de publicidad y la mayoría de los títulos hablan de situaciones estrambóticas o poco creíbles, no le des crédito. Las notas firmadas siempre son más confiables.

Otra táctica es la de copiar parte de la información y ponerla en un motor de búsqueda. Así aparecerán los sitios que se disputan esa información y los que la desmienten. Las fake news suelen ser muy emocionales y sensacionalistas. Lee bien lo que dicen y asegúrate de que los datos estén bien sustentados y bien escritos. No te dejes manipular.