Cómo nos gusta hablar de amor - La Mente es Maravillosa

Cómo nos gusta hablar de amor

Adriana Díez 8, Septiembre 2017 en Emociones 378 compartidos
Pareja mostrando el poder del amor

Cómo nos gusta hablar de amor, cómo nos gusta ver lo románticos que son en las películas, cómo nos gusta vivir el amor en nuestra piel, cómo nos gusta que nos llamen con esa mezcla de complicidad, ternura y cariño. Sentirlo, vivirlo, cómo nos gusta hacer planes y que salgan mejor. Porque nos encantan las historias que varían el ritmo de nuestro corazón.

Así es el amor romántico, del que nos gusta hablar, el de los finales felices pero solo hasta el beso del después, del día a día se nos cuenta poco. Nos quedamos ahí, en lo bonito, en lo mágico, en la conquista y en el coqueteo, en el amor que a veces incluso inconscientemente todos buscamos y deseamos.

Cómo nos gusta hablar de amor, no hay nada más bonito que una buena historia de dos personas que se conocen, se enamoran, y comienzan la aventura de mover los hilos para dar inicio a una relación. Pero, ¿qué nos queda después? No nos cuentan el día a día sin flores y en pantalones de pijama, el andar por casa y hacer la compra juntos. De esto no nos gusta hablar tanto porque no hay tanta magia, pero sí, eso también es hablar de amor, del que perdura y es real.

Pareja abrazada

Será que todos queremos un final feliz, pero ¡cómo vamos a tener un final si no tenemos un camino y una progresión! El final no es el primer beso, como en las películas, el final no es una chica corriendo y saltando en sus brazos, el final no es una pedida de mano, el final no es la boda. El punto y final muchas veces se pone cuando se termina el sentimiento, y esto rara vez nos lo cuentan en las películas.

“No hay ni una sola historia de amor real que tenga un final feliz. Si es amor, no tendrá final y si lo tiene, no será feliz”

-Joaquín Sabina-

Nos gusta hablar de amor, pero este sentimiento es mucho más que esto que nos cuentan. Las historias felices se construyen entre dos y se trabajan día a día, la clave para superar los comienzos difíciles está en las ganas que cada uno quiera poner. Que si son muchas, al final se multiplican y superan a la suma de las dos.

¿Amor y felicidad van de la mano?

Pues puede que sí o puede que no, o más real aún, a veces sí y a veces no. El amor nos va a hacer llorar a veces, el amor nos va a doler y tendremos dudas, pero tendrá que valer la pena. Deja que nos hablen también de este amor, escuchemos también el otro lado de la historia que no se nos cuenta.

La felicidad está en muchas parcelas de nuestra vida, sería un error creer que solo está detrás del amor. Ahí estará el error: en buscarlo y necesitarlo como una parte que falta en nosotros. Recuerda, estamos completos, buscamos para sumar, no para completar.

Nos gusta hablar de amor feliz, quizás por eso asociamos estas dos palabras tantas veces. Animados por esta ilusión no es raro que nos quedemos en ideales. Piensa que las princesas y príncipes de los cuentos también han de vivir el día a día y enfrentarse a los retos que supone construir poco a poco una vida juntos. Aunque lo silencien o no quede bien delate de la cámara, sería un error quedarnos solo en la portada de las historias, miremos y hablemos también de lo que hay detrás.

Pareja leyenda un libro juntos

Y ahora, seguiremos contando la historia

Y ahora, seguiremos contando que la pareja que tanto nos gustaba no se ha roto. Además, diremos que se siguen queriendo, que después de la primera cita, del primer beso y el primer despertar siguen durmiendo pensando que están al lado de la persona que han elegido por corazonadas. Seguiremos hablando y contando que discuten, que a veces se odian o no encuentran las palabras adecuadas para hablar, seguiremos diciendo que a pesar de todo son felices.

Seguiremos hablando de esa historia que no empezó bien, que tuvo baches, que hubo discusiones pero con trabajo y cariño lograron superarlo, seguiremos contando pero sin finales felices, solo con finales reales.

No dejaremos de hablar de amor, pero contaremos toda la historia, contaremos que otras veces en esa pareja el sentimiento no pudo con todo. Contaremos que ha aparecido también otra persona que ha precipitado el final anunciado de esa historia, hablaremos de que no todo es comer perdices. Hablaremos de amor, pero de todo el que existe, no contaremos solo el principio o hasta donde todo es bonito, hablaremos de la historia completa, de la historia real… que es mucho más emocionante (y sí, también aburrida a veces).

Adriana Díez

Ver perfil »
Te puede gustar