¿Nos podemos enamorar de la persona que queramos? El experimento que garantiza el enamoramiento mutuo

Sofia Alcausa Hidalgo · 18 febrero, 2015

Tan curioso como sorprendente, un experimento que se basa en un cuestionario de 36 preguntas y unas cuantas miradas a tu compañero de laboratorio, os garantizan que al finalizarlo el  enamoramiento es seguro…o al menos eso afirma el inventor de este curioso test, Arthur Aron, profesor de Psicología de la universidad de Toronto (Canadá).

Su tesis se basa en que el amor no es un sentimiento que aparece repentinamente, nos enamoramos porque en un momento dado lo decidimos así. Si estás cansado de las webs de Internet que te prometen encontrar el amor o de esperar a que el azar tenga ganas de echarte una mano, el profesor Aron te invita a que hagas este cuestionario.

De hecho hay una curiosa historia que te vamos a contar a ver que opinas tú. Una profesora de Literatura de la Universidad de British Columbia de Mancouver, Mandy Len Craton decidió probar el experimento que más tarde contaría en el diario The New York Times…

 

¿En qué consiste exactamente el experimento?

 

Sí, sí, no hemos olvidado a la profesora, pero vamos primero a por el experimento. En primer lugar hay que decir que el cuestionario está pensado para crear una gran intimidad entre dos personas, intimidad que a veces cuesta meses o años de conseguir entre las personas; y es que a medida que crecemos tenemos la tendencia a abrirnos menos a los demás. Este test asegura que esa intimidad se puede conseguir en tan sólo 25 minutos.

Tras el cuestionario de 36 preguntas, los dos desconocidos deben mirarse a los ojos durante 4 largos minutos sin desviar la mirada. Según Aron ¡estos dos sencillos pasos para conseguir que te enamores!

 

¿Pero siguiendo con la historia…qué ocurrió con nuestra profesora, esta curiosa mujer que quiso someterse al experimento?

 

Pues decidió hacer el experimento con un compañero de trabajo. Ambos hicieron el cuestionario en un bar y cuando terminaron, ambos pensaron que eso de mirarse a los ojos era mejor hacerlo fuera de ese bar repleto de gente, así es que se fueron caminando hasta un puente cercano… y allí comenzaron la segunda prueba…los 4 minutos de miradas; de hecho pusieron el cronómetro de sus respectivos móviles para que fueran 4 minutos, ni uno más ni uno menos.

“Pasé el primer par de minutos intentando respirar con normalidad. Hubo muchas sonrisas incómodas hasta que nos acostumbramos. Sé que los ojos son el espejo del alma”…

Lo cierto es que un año después se casó con su compañero de experimento. Por supuesto todos sus compañeros de laboratorio fueron invitados al enlace. Sorprendente ¿No?

Este experimento lo que pretende es fomentar 2 ingredientes básicos en todo enamoramiento, intimidad y confianza.

¿Quieres saber cuáles son las preguntas más interesantes del cuestionario? Pues bien, a continuación te las presentamos y como puedes observar la intimidad va aumentado al mismo tiempo que vamos avanzando en las preguntas:

 

1. Si pudieras elegir a cualquier persona en el mundo, ¿A quién invitarías a cenar?

2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿De qué forma?

3. Antes de hacer una llamada telefónica, ¿Ensayas lo que vas a decir? ¿Por qué?

4. Para ti, ¿cómo sería un día perfecto?

5. ¿Cuándo fue la última vez que cantaste a solas? ¿Y para otra persona?

6. Si pudieras vivir hasta los 90 años y tener el cuerpo o la mente de alguien de 30 durante los últimos 60 años de tu vida, ¿cuál de las dos opciones elegirías?

7. ¿Tienes una corazonada secreta acerca de cómo vas a morir?

8. Di tres cosas que creas tener en común con tu interlocutor.

9. ¿Por qué aspecto de tu vida te sientes más agradecido?

10. Si pudieras cambiar algo en cómo te educaron, ¿qué sería?

11. Tómate cuatro minutos para contar a tu compañero la historia de tu vida con todo el detalle posible.

12. Si mañana te pudieras levantar disfrutando de una habilidad o cualidad nueva, ¿Cuál sería?

13. Si una bola de cristal te pudiera decir la verdad sobre ti mismo, tu vida, el futuro, o cualquier otra cosa, ¿qué le preguntarías?

14. ¿Hay algo que hayas deseado hacer desde hace mucho tiempo? ¿Por qué no lo has hecho todavía?

15. ¿Cuál es el mayor logro que has conseguido en tu vida?

16. ¿Qué es lo que más valoras en un amigo?

17. ¿Cuál es tu recuerdo más valioso?

18. ¿Cuál es tu recuerdo más doloroso?

19. Si supieras que en un año vas a morir de manera repentina, ¿cambiarías algo en tu manera de vivir? ¿Por qué?

20. ¿Qué significa la amistad para ti?

21. ¿Qué importancia tiene el amor y el afecto en tu vida?

22. Compartid de forma alterna cinco características que consideréis positivas de vuestro compañero.

23. ¿Tu familia es cercana y cariñosa? ¿Crees que tu infancia fue más feliz que la de los demás?

24. ¿Cómo te sientes respecto a tu relación con tu madre?

25. Di tres frases usando el pronombre “nosotros”. Por ejemplo, “nosotros estamos en esta habitación sintiendo…”.

26. Completa esta frase: “Ojalá tuviera alguien con quien compartir…”.

27. Si te fueras a convertir en un amigo íntimo de tu compañero, comparte con él o con ella algo que sería importante que supiera.

28. Dile a tu compañero qué es lo que más te ha gustado de él o ella. Sé muy honesto y dile cosas que no dirías a alguien a quien acabas de conocer.

29. Comparte con tu interlocutor un momento embarazoso de tu vida.

30. ¿Cuándo fue la última vez que lloraste delante de alguien? ¿Y a solas?

31. Cuéntale a tu interlocutor algo que ya te guste de él.

32. ¿Hay algo que te parezca demasiado serio como para hacer broma al respecto?

33. Si fueras a morir esta noche sin posibilidad de hablar con nadie, ¿qué lamentarías no haber dicho a alguien? ¿Por qué no se lo has dicho hasta ahora?

34. Tu casa se incendia con todas tus posesiones dentro. Después de salvar a tus seres queridos y a tus mascotas, tienes tiempo para hacer una ultima incursión y salvar un solo objeto. ¿Cuál escogerías? ¿Por qué?

35. De todas las personas que forman tu familia, ¿qué muerte te parecería más dolorosa? ¿Por qué?

36. Comparte un problema personal y pídele a tu interlocutor que te cuente cómo habría actuado él o ella para solucionarlo. Pregúntale también cómo cree que te sientes respecto al problema que has contado.

 

La aplicación ya está en un juego de móvil

 

Muchos son los periódicos de medio mundo que han publicado las 36 preguntas del profesor Aron e incluso un chico norteamericano de 20 años tuvo la idea de crear una aplicación “The love game” o “El juego del amor”. Solo tienes que convencer a otro compañero de experimento, contestar el cuestionario y miraros los 4 minutos ininterrumpidamente. ¿Surgirá el amor? Eso lo puedes comprobar por ti mismo.