Objetivos SMART: ¿qué son y cómo utilizarlos para alcanzar tus metas?

Los objetivos SMART te proporcionarán una visión muy útil para alcanzar o acercarte a aquellos objetivos que te has propuesto. Descubre en qué consisten, cómo establecerlos y qué hacer, en última instancia, para integrarlos en tus planes de acción.
Objetivos SMART: ¿qué son y cómo utilizarlos para alcanzar tus metas?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 20 septiembre, 2022

Hay ciertos momentos a lo largo del año (como Navidad o el final del verano) en los que es muy común que todos nos planteemos nuevas metas. Tras estas épocas de reflexión, decidimos que queremos realizar cambios y planificamos con ilusión y esmero esa transformación. Sin embargo, el impulso no dura más de unas semanas o meses. Si te ha ocurrido, te contamos cómo los objetivos SMART pueden ser la clave y la solución.

Si queremos alcanzar nuestras metas y cumplir con nuestros planes, necesitamos tener claridad a la hora de contar con una visión bien definida. De la forma en que estructuremos los objetivos dependerá la consecución de los mismos. También necesitamos un plan que nos aporte motivación, satisfacción y pequeños éxitos. No obstante, estas son variables que no siempre tenemos en cuenta.

Si deseas avanzar en tu carrera, mejorar tus relaciones personales o adoptar nuevos hábitos, te explicamos el procedimiento a seguir para que este camino sea más liviano y fructífero.

¿Qué son los objetivos SMART?

SMART es un acrónimo que sintetiza las cualidades o las características que deben tener nuestros objetivos para que su consecución sea más sencilla. Fue el autor George T. Doran quien en 1981 propuso esta metodología en su artículoThere’s a S.M.A.R.T. way to write management’s goals and objectives“. En este habla de la importancia de cómo los gerentes seleccionan y establecen los objetivos de su organización; sin embargo, su propuesta puede extrapolarse al ámbito personal y cotidiano.

SMART es también un término que, traducido del inglés, significa ‘inteligente’. Esto nos da una idea de que se trata de una invitación a planificar de forma estratégica nuestros siguientes pasos. Y es que si bien la meta final o el objetivo a largo plazo que nos marquemos puede ser generalista, lo recomendable es establecer una serie de pasos o marcadores intermedios que nos permitan avanzar y saber dónde estamos en cada momento.

Veamos en profundidad qué significan estas siglas.

Mujer trabajando
Los objetivos SMART son claves para tener a corto plazo un objetivo a cumplir.

Específico

La primera sigla de este acrónimo hace referencia al término specific. Y es que un primer punto a considerar es que nuestros objetivos deben ser específicos y concretos. “Aumentar las ventas”, “tratar mejor a mis hijos” o “hacer deporte” son ideas demasiado vagas y esta ambigüedad e imprecisión pueden llevarnos a perder de vista la meta.

Un objetivo específico está bien definido cuando conocemos qué se desea lograr, qué personas van a estar involucradas, dónde se va a llevar a cabo la estrategia y cómo vamos a priorizar este objetivo. Así, en lugar de “hacer deporte” podemos proponernos “salir a caminar cada mañana en ayunas”.

Medible

El objetivo ha de ser mensurable. Establezcamos criterios que nos permitan medir de forma concreta si estamos cumpliendo y avanzando en la dirección correcta. Para cumplir con esta pauta, necesitamos saber qué datos vamos a recoger, dónde vamos a registrarlos, qué rango es razonable y si nuestras mediciones son fiables.

Así, siguiendo el ejemplo anterior, podemos establecer una meta de caminar 10 000 pasos, que mediremos con un reloj inteligente o una aplicación del móvil y quedarán registrados.

Esta es una buena forma de mantener presentes los pequeños logros. Algo que aumenta la motivación, la sensación de éxito y las ganas de seguir avanzando.

Alcanzable

Con nuestra capacidad, ¿qué altura de listón podemos superar? ¿Cuánto nos va a costar? ¿Estamos dispuestos a pagar ese precio? Una persona completamente sedentaria no puede proponerse correr una maratón; los logros deben ser sostenibles. Puede parecernos que “soñar en grande” es positivo, pero en realidad esto solo nos conduce a la frustración y al sentimiento de culpa por no poder lograrlo. Lo ideal es establecernos en un punto que resulte algo desafiante, pero sea asequible.

Relevante

A la hora de establecer los objetivos SMART hemos de preguntarnos “¿por qué quiero alcanzar esa meta?”, “¿es el momento apropiado?”, “¿está alineada con el objetivo final y con el proyecto en conjunto?”. Responder a estas cuestiones nos dará una idea de la relevancia de cada paso y nos ayudará a tener en mente por qué es importante llevarlo a cabo.

Con límite de tiempo

Por último, recordemos que la diferencia entre un sueño y una meta es una fecha límite. Cuando no establecemos ese marco de tiempo, es probable que tendamos a procrastinar y a no ser disciplinados. Por ello, marca ese periodo en que deberías haber terminado, esto te ayudará a concentrar tus esfuerzos.

Eso sí, procura que el rango temporal sea realista y asumible, aunque no lo suficientemente amplio como para llevarte a caer en la autocomplacencia.

Hombre pensando
Los objetivos SMART nos ayudan a tener presente aquello que sí o sí debemos realizar.

Los objetivos SMART nos ayudan a avanzar y crecer en diversas áreas

Los objetivos SMART pueden ser de gran utilidad para organizaciones y empresas, pero también para personas de manera individual e incluso para diseñar programas educativos específicos.

Esta manera de enfocar la planificación y de estructurar el camino hacia los logros resulta muy efectiva. Así, puedes utilizarla si deseas adquirir nuevas habilidades, ampliar tu círculo social, comenzar a ser más paciente o sacar adelante ese emprendimiento que tienes en mente. ¡Pruébalo y verás resultados!

Te podría interesar...
9 cualidades para alcanzar tus metas
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
9 cualidades para alcanzar tus metas

Tienes grandes sueños pero cuando miras dónde estás ahora y lo comparas con tus ambiciones alcanzar tus metas parece casi imposible.



  • Doran, G. T. (1981). There’sa SMART way to write management’s goals and objectives. Management review70(11), 35-36.
  • Jung, L. A. (2007). Writing SMART objectives and strategies that fit the ROUTINE. Teaching Exceptional Children39(4), 54-58.