Onirismo o delirio del sueño: ¿qué es y cómo se manifiesta?

Existen alteraciones cerebrales que cursan con alucinaciones inquietantes, con pesadillas muy vívidas en que la persona, estando despierta, ve, siente y escucha cosas que no son reales, pero que resultan perturbadoras. Analizamos este fenómeno.
Onirismo o delirio del sueño: ¿qué es y cómo se manifiesta?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 16 febrero, 2021.

Última actualización: 16 febrero, 2021

El onirismo o delirio del sueño es un síndrome asociado a una alteración de la conciencia. Se caracteriza, básicamente, por experimentar alucinaciones visuales, táctiles y hasta olfativas a modo de pesadilla consciente, lo que resulta altamente turbador para la persona. El origen de este trastorno es muy complejo, pero siempre tiene como desencadenante alguna fisiopatológica cerebral.

Este tipo de condición no siempre se relaciona con los sueños lúcidos. Es decir, en este caso, la persona suele estar en estado de vigilia (despierta) sin embargo, se ve sumida de pronto en la misma atmósfera onírica y extraña que acontece en plena fase REM del sueño. Así, y como cabe suponer, este efecto es, en muchos, casos consecuencia directa del consumo de alucinógenos, estupefacientes, etc.

Como curiosidad, cabe señalar que la primera vez que se describió el onirismo fue en 1924. El psiquiatra alemán Wilhelm Mayer-Gross introdujo en su obra Estados confusionales: la forma de experiencia oneiroide este término para perfilar un fenómeno que más tarde, sería incluso motivo de inspiración para la pintura, la escritura y la escultura.

Este estado mental era una forma de demostrar, de hasta dónde podía llegar la mente humana en estados alterados.

“Todo lo que vemos no es sino un sueño dentro de un sueño”.

-Edgar Allan Poe-

Mente de una mujer con luz simbolizando el onirismo o delirio del sueño

Onirismo o delirio del sueño: definición, síntomas y tratamiento

El onirismo o delirio del sueño es un estado psicológico en el que la persona experimenta alucinaciones similares a las pesadillas que se pueden vivir durante la noche. Esta condición forma parte de lo que conocemos como trastornos productivos de la conciencia y aunque no aparezca como tal en los manuales de diagnóstico como el DSM-V, lo cierto es que es un fenómeno muy conocido y también estudiado.

Un ejemplo, si hay un país que lleva tiempo profundizando en esta condición es Rusia. Trabajos, como los realizados en la Universidad de Moscú, lo describen como un síntoma recurrente en algunos pacientes diagnosticados con esquizofrenia. No obstante, cabe incidir en que el onirismo tiene múltiples desencadenantes; tanto es así que todos nosotros podemos experimentarlo si se da la circunstancia.

¿Cuáles son los síntomas?

Algo interesante sobre el onirismo o delirio del sueño es que no cursa únicamente con alucinaciones. En realidad, antes de que aparezcan esas alteraciones visuales y sensoriales, la persona experimenta emociones encontradas, pensamientos conflictivos, efusividad, nerviosismo e incluso la sensación de que alguien les vigila.

  • Así, a la perturbación cognitiva antes citada, se le añaden las alucinaciones, tanto visuales, como las sensaciones físicas (como si alguien los tocara) e incluso las auditivas.
  • A pesar de que esas imágenes puedan tener un elevado realismo, muchas personas son conscientes de que esa experiencia no es real. Otras, en especial aquellos pacientes con esquizofrenia, son incapaces de diferenciar la realidad de la alucinación. Es más, en algunos casos creen que alguien ha escenificado ese contexto o ambientación inusual para sorprenderlos (como si se encontraran, por ejemplo, en El show de Truman).
  • Asimismo, el onirismo o delirio del sueño cursa con desorientación espacial y temporal. Es decir, mientras dura el fenómeno y también después de este, es común que la persona no sepa dónde se encuentra ni qué día es.
Cerebro con humo simbolizando el onirismo o delirio del sueño

¿Cuál es el origen del onirismo o delirio del sueño?

Tal y como hemos señalado, cualquiera de nosotros podríamos en algún momento dado, experimentar onirismo o delirio del sueño. Un ejemplo, esta alteración psicológica puede aparecer como resultado de factores biológicos normales, como la privación del sueño.

Es decir, si estuviéramos 3 o 4 días sin dormir, es probable que experimentáramos alguna alucinación momentánea. Como un microsueño en estado de vigilia. Ahora bien, lo habitual es que el onirismo o delirios del sueño aparezca por los siguientes factores:

  • Sustancias psicoactivas. El consumo excesivo de alcohol es el desencadenante más habitual del onirismo. Como también lo es el LSD, la mescalina o la adicción a los hipnóticos, los antidepresivos, etc.
  • Episodios agudos de esquizofrenia. Por lo general, se empieza con un estado muy intenso de ansiedad que poco a poco, deriva en un brote psicótico y con él estas alteraciones de la conciencia.
  • Enfermedades. Existen problemas orgánicos en los que es posible que aparezca el onirismo o delirio del sueño. Las infecciones, las enfermedades degenerativas cerebrales y sufrir, por ejemplo, una hemorragia gastrointestinal, puede hacer que surja este problema.
  • Alteraciones del sueño. Si bien es cierto que este tipo de alucinación se experimenta en estado de vigilia, puede aparecer como respuesta a una alteración de la fase REM. La persona se despierta de improviso y sufre una experiencia similar a los sueños vívidos.

¿Qué tratamientos existen?

El onirismo o delirio del sueño no es, por sí mismo, una condición grave. Tal y como aparece, se va. Ahora bien, esta realidad clínica no es más que el efecto secundario de una enfermedad, adicción o problema concreto que lo desencadena. Es ese y no otro, la dimensión sobre la cual hay que situar todas las atenciones.

Se ha podido observar que, en estos casos, los antipsicóticos no son ineficaces. Los psiquiatras recomiendan benzodiacepinas y terapia psicológica para ayudar a la persona a tomar contacto con la realidad, facilitar el manejo de las emociones y favorecer a su vez, un enfoque mental más organizado.

El correcto descanso, unos buenos hábitos de vida en los que excluir el consumo de drogas, alcohol, etc., también es básico y esencial en todos los casos.

Te podría interesar...
El síndrome de resignación, una enfermedad misteriosa
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El síndrome de resignación, una enfermedad misteriosa

El síndrome de resignación define una condición psiquiátrica que afecta a niños y adolescentes en condición de migrantes y refugiados.



  • Hobson JA. Dreaming as delirium: a mental status analysis of our nightly madness. Semin Neurol. 1997 Jun;17(2):121-8. doi: 10.1055/s-2008-1040921. PMID: 9195654.
  • Rotshtein, VG (1965). "On the peculiarities of the Kandinsky-Clérambault syndrome during the oneiroid-schizophrenic state". Zhurnal Nevropatologii I Psikhiatrii Imeni S.S. Korsakova(in Russian). Moscow, Russia. 65 (11): 1704–1709.
  • Saĭfulina, A. K.; Chudnovskii, V. S. (1975). "Electroencephalographic findings in mental disorders with an oneiroid syndrome". Zhurnal Nevropatologii I Psikhiatrii Imeni S. S. Korsakova (in Russian). Moscow, Russia. 75 (6): 872–877.