Patrones de pensamiento que provocan estrés y ansiedad

Patrones de pensamiento que provocan estrés y ansiedad

Eva Maria Rodríguez 5, Abril 2015 en Psicología 119 compartidos
Patrones de pensamiento que provocan estrés y ansiedad

Potencialmente, el estrés es algo que nos amenaza a todos. Los diferentes acontecimientos y conflictos de la vida pueden causar estrés a una persona. Y si estos acontecimientos y conflictos se acumulan, los problemas para la salud mental pueden ser importantes. La memoria, las imágenes de estos eventos, calan en la vida de la persona y evocan el dolor y el sufrimiento.

Pero, aunque se superen, cuando se evocan estas imágenes, se pueden producir situaciones tensas que predisponen al estrés y la ansiedad. Estas imágenes son desencadenantes internos que causan estrés incluso en ausencia de factores reales de estrés.

Es importante ser consciente de las trampas en las que podemos caer y que nos que causan estrés.

Para ello, vamos a ver las distorsiones cognitivas más comunes que pueden crear estrés. Hay que ser conscientes de estas distorsiones para replantear los modelos de pensamiento que nos conducen a ellas.

Patrones de pensamiento que provocan estrés y ansiedad

Distorsiones cognitivas que provocan estrés y ansiedad

#1 – Que lo pienses no quiere decir que sea real

Tendemos a creer que algunos de nuestros pensamientos son reales por el hecho de que tienen una gran fuerza, han sido aceptados por otros o los hemos repetido muchas veces. Pero, en realidad, los pensamientos son solo pensamientos y no representan necesariamente una realidad objetiva.

Hay un elemento de sesgo subjetivo que comienza a funcionar en estas situaciones, cuando la persona distorsiona la realidad y se imagina todo tipo de escenarios relacionados con el evento. De esta manera, la percepción puede ser responsable de los sentimientos de ansiedad e inseguridad que la persona está experimentando. Por lo tanto, es vital  comprobar la realidad antes de sacar conclusiones y hacer suposiciones  sobre la situación.

#2 – Juicio de valor sobre suposiciones subjetivas

Cuando las personas comenzamos a creer que todos los pensamientos son verdad solo porque así se muestran en nuestra imaginación, nos encontramos ante pensamientos distorsionados. Esta forma irracional pensamiento aparece porque los seres humanos tendemos a formar opiniones y hacer juicios de valor sobre las personas, situación, y eventos.

Una vez más, el sesgo subjetivo puede distorsionar la realidad. Cuando basas tus conclusiones solamente en aquello que piensas, puedes caer en la trampa con este tipo de distorsión. A veces, pensamientos al azar cruzan nuestra mente y ponen semillas irracionales en ella.

#3 – No todos los pensamientos son igual de importantes

Cuando las personas comenzamos a creer que todos los pensamientos son igualmente importantes, podemos cometer un error. Algunos pensamientos solamente representan nuestra opinión o son el resultado de nuestra evaluación particular. Algunos de ellos podrían ser importantes y otros pueden ser irrelevantes.

Sin embargo, las personas no discriminamos, por lo general, entre los pensamientos importantes y los pensamientos irrelevantes, y sacamos una conclusión que conduce al estrés. Tenemos que ser conscientes de los pensamientos que son exagerados y generalizables.

#4 – Pensamientos amenazantes

A veces nos imaginamos una amenaza en cada situación y empezamos a creer cada pensamiento que viene en nuestra mente. No todos los pensamientos son reales; algunos de los pensamientos plantean amenaza innecesarias, que son los pensamientos disfuncionales.

Pero, la persona que los recibe tiende a creer en ellos y se siente amenazada y se siente estresada. Debemos tener cuidado con esta tendencia y no ceder ante cada pensamiento que viene a nuestra cabeza.

#5 – Quedarse atrapado en un estilo de pensamiento estresante

A veces podemos quedarnos atrapados en un estilo de pensamiento que abarca la permanencia, la omnipresencia y la personalización.

Estas trampas pueden causar un inmenso estrés en la persona que cree que el estrés va a durar para siempre (distorsión de permanencia). Pero, en realidad, muy pocos factores de estrés duran para siempre.

#6 – Generalización de los estados de estrés

Cuando una persona tiende a creer que los efectos del estrés se han generalizado y van a afectar a todos los aspectos de sus vida, está cometiendo un error en su forma de pensar, y necesita replantear su estilo de pensamiento.

Las personas pesimistas tienden a cometer este error de sobre-generalización y comienzan a creer que el estrés que afecta a una faceta de su vida, tarde o temprano, lo abarcará todo. Pero, en realidad, esto no es cierto.

Controlar los pensamientos para lidiar con el estrés

Es posible lidiar con el estrés de manera más efectiva cuando tratamos de manejarlo mediante el control de nuestros pensamientos y no ceder a cada pensamiento que viene a la mente en relación con una situación estresante.

Tenlo en cuenta para no distorsionar tus conclusiones y replantear tus pensamientos con patrones de pensamientos saludables y funcionales.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para [email protected] los que leéis este blog.

Ver perfil »