Cómo afecta el estrés a nuestra salud

¿Cómo afecta el estrés nuestra salud?

Eva Maria Rodríguez 11 diciembre, 2014 en Psicología 19 compartidos
¿Cómo afecta el estrés a nuestra salud?

Existen muchos tipos de estrés, y no todos son igual de perjudiciales para salud. De hecho, el estrés puede ser positivo.

El estrés es cualquier tipo de cambio que causa la tensión física, emocional o psicológica. En este sentido, no siempre es algo negativo o perjudicial. De hecho, hay un tipo de estrés, llamado eustrés, que resulta positivo, ya que está provocado por tensiones que derivan en diversión y emoción.

Otro tipo de estrés es el agudo, que puede ser tanto positivo (eustrés) como negativo (distrés). Éste último es el que más a menudo encontramos y el que normalmente la gente conoce o asocia. El estrés agudo se experimenta en respuesta a una amenaza percibida de inmediato, ya sea física, emocional o psicológica. Esta amenaza puede ser real o imaginaria.

La percepción de amenaza que desencadena la respuesta, durante la cual el sistema nervioso se activa, aumentan los niveles de cortisol, adrenalina y otras hormonas, lo que provoca aumento del ritmo cardíaco y aumento de la presión arterial, y el cuerpo se prepara para luchar o huir.  Esto puede resultar positivo cuando se está practicando un deporte de riesgo, por ejemplo.

Es lo que se conoce como estrés agudo episódico cuando el estrés empieza a ser algo preocupante, ya que parece que inunda todos los aspectos de la vida, creando un caos relativo. Éste es el primer paso antes de llegar a lo realmente problemático: el estrés crónico. El estrés crónico es un tipo de estrés que parece no acabar nunca, y lo que antes era episódico pasa a ser algo habitual.

Hablábamos antes que el estrés puede desencadenar una respuesta huida ante una amenaza percibida. Esta respuesta, provocada por los cambios físicos y hormonales, retarda ciertas funciones fisiológicas, como la digestión, pero también desvía la sangre a los miembros del cuerpo que emprenderán la huida o servirán para defenderse, dotando a estos miembros de una gran fuerza y energía.

El cuerpo está preparado para enfrentarse a algo con contundencia o para salir corriendo. Cuando esto ocurre de vez en cuando, el cuerpo vuelve de manera natural a su estado anterior, pero cuando el estrés es crónico, resulta difícil relajarse, lo que puede producir daños en el cuerpo.

El estrés crónico ¿Cuáles son sus consecuencias para la salud?

.
El estrés crónico y la sobreactivación del sistema nervioso que supone conlleva síntomas físicos que podemos considerar señales de alarma. Los primeros síntomas, relativamente leves, son dolores de cabeza o aumento de la susceptibilidad a sufrir resfriados (el estrés baja las defensas y estamos más expuestos a contraer enfermedades).

Una mayor exposición al estrés crónico puede dar lugar al desarrollo de enfermedades y problemas más graves, como ansiedad, depresión, trastornos obsesivos compulsivos, diabetes, obesidad, hipertiroidismo, enfermedades bucales (dientes y encías), úlceras, caída del pelo, disfunción sexual, etc. Algunos estudios incluso relacionan el estrés con el aumento del riesgo de sufrir cáncer.

En cualquier caso, se ha estimado que el 90% de las visitas que se realizan al médico están relacionadas con síntomas relacionados parcialmente con el estrés. Por lo tanto, mejorar nuestra salud mental y aprender a controlar el estrés será muy útil para mejorar nuestra salud física.

Eva Maria Rodríguez

Profesora, escritora, blogger y madre de dragones. Espero que mi experiencia como madre, como educadora y como mujer sea de utilidad para tod@s los que leéis este blog.

Ver perfil »
Te puede gustar