5 películas que se adelantaron a su época

Hay películas que parecen no encajar en la época actual. Sin embargo, con el paso de los años, nos damos cuenta de que no lo hicieron porque quizás se rodaron demasiado pronto, anticipándose a una evolución social posterior.
5 películas que se adelantaron a su época
Cristina Roda Rivera

Escrito y verificado por la psicóloga Cristina Roda Rivera.

Última actualización: 23 abril, 2022

Vamos a recordar algunas películas que se adelantaron a su época, tanto por su planteamiento artístico como argumental. Algunas de estética rompedora, argumentos prohibidos y temas tabú perfectamente retratados. Otras ni tan siquiera provocaron escándalo en su época, ya que su verdadero mensaje estaba “cifrado” dentro de su argumento.

Algunas son historias de terror que no envejecen. Otras películas crearon el cine moderno y el contemporáneo, dando forma a determinada forma de hacer que reproducirían otros cineastas.

Y por supuesto están las películas que se atrevieron hablar de la homosexualidad, del deseo femenino o del adulterio con un enfoque que nos hace creer que sus guionistas estaban siendo mejor asesorados que muchos en la actualidad.

A continuación encontrarás algunas de ellas y que hoy siguen siendo una revolución absoluta.

1. Dirty Dancing

Si hay una película rompedora, independiente y comprometida con temas sociales esa es Dirty Dancing. ¿Cuántas veces viste este clásico moderno? ¿La tenías grabada en un VHS casero que pusiste una y otra vez?

Los padres “dejaban ir” a las jóvenes al cine allá por 1987 para que vieran una película de romance, con un cartel promocional muy clásico y en la que un chico enamoraba a una chica formal y estudiosa. No imaginaban ni por asomo toda la revolución sexual-feminista que escondía esta película.

El Dr. Houseman le dijo a su hija que todas las personas eran iguales. Cuando ella los trató como si lo fueran, y esperó que él hiciera lo mismo, un pozo de desilusión se abrió entre ellos. ¿Cuántas familias hablan de valores que nunca practican? El filme también habla de la hipocresía de los padres en la educación de sus hijos.

Todo estaba disimulado, pero Dirty Dancing es un alegato de la libertad femenina y su deseo; una reflexión sobre los límites de consentimiento sexual. Bajo la apariencia de una película romántica adolescente, se desliza sobre una contranarrativa de libertad y feminismo.

2. El resplandor

Cualquiera de los trabajos de Stanley Kubrick podría haber aparecido en esta lista, tanto por su estética como por sus temas. Lo que hace diferente a El resplandor es tratar la pérdida de la salud mental con eventos de terror de fondo, sin saber cuál de los dos asuntos nos resulta más terrorífico.

En el plano técnico, El resplandor se estrenó en 1980 y no tiene elementos visuales que hayan envejecido. La película es atemporal, por lo que no sorprende que haya inspirado a otras.

Muchas películas del género depositan su esperanza para producir terror en los efectos especiales; sin embargo, está película está lejos de jugárselo todo a esa carta.

Pero, ¿qué sucede con el argumento? ¿Por qué nos resultan tan aterradoras las imágenes? Quizás no recuerde aquella idea de que cualquiera, bajo determinadas circunstancias, puede “perder la cabeza”.

3. Romeo y Julieta

La adaptación del romance condenado de Shakespeare sigue tan joven y efervescente como cuando se estrenó. Muchas personas fuimos conscientes de la revolución audiovisual y argumental de esta película en su momento y no nos equivocábamos.

Y es que es una de las razones por las que el cine debe adaptar los clásicos de la literatura. Veintiséis años de su estreno no son nada. Parece un tiempo completamente inapropiado para la bomba brillante de sonido, furia, estilo neo-disco y anhelo eterno de elixir de juventud.

La cinta de Romeo + Julieta de Luhrmann nunca tuvo la intención de llegar a la madurez de edad, por eso envejece tan bien. Quizás es la película más adolescente jamás creada.

Como icono de referencia y estilo está la imagen del atlético y exquisitamente andrógino Mercucio. Explotaba todo su carisma a ritmo de Young Hearts Run Free, con un sostén de lentejuelas, tirantes y una peluca de algodón de azúcar.

Fue casi con seguridad lo más raro que habíamos visto hasta entonces en el cine. Al igual que el cura tatuado, la angelical pareja muerta de deseo sexual, los malos tratos de un padre a toda su familia en una mansión de ensueño y las ropas californianas con pantalones de pitillo y botas de cowboy de acero.

Romeo+Julieta fue un despertar sensorial para muchos adolescentes, que vieron como una película rendía homenaje a su imaginación rara y desbordante, aunque a todos los adultos les pareciera una “herejía a Shakespeare” y no estuvieran de acuerdo con esta adaptación.

Ahora todas esas imágenes siguen en nuestro recuerdo como prueba de los sueños que un día tuvimos.

4. El apartamento

Esta deliciosa comedia de Billy Wilder se atrevió a introducir elementos novedosos en un género típico. Un soltero alquila su apartamento para que sus compañeros disfruten de la compañía de distintas mujeres. Así transcurre su cotidianidad hasta que nuestro protagonista se enamora.

El apartamento es una historia sutil, delicada y acogedora. La película de Wilder nos habla del amor como elemento revolucionario, de los debates internos a los que nos enfrentamos cuando en nuestro interior nos animan a seguir direcciones incompatibles.

Nos habla de cómo, cuando la cuerda se rompe por la propia tensión, tenemos una oportunidad para evolucionar. Así, estamos bajo la influencia de las circunstancias, pero también de nuestros deseos y nuestra voluntad.

Los guionistas mezclan con soltura y elegancia, drama y humor. El espectador puede, en un mismo instante, por la inocencia del protagonista y, al mismo tiempo, sentir pena por su candidez.

5. La gata sobre el tejado del Zinc

Basada en una obra de Tennessee Williams, La gata sobre el tejado del Zinc retrata como pocas películas la frustración de un hombre por no poder amar libremente a otro.

La película cuenta la historia de Maggie (Elisabeth Taylor), casada con Brick (Paul Newman), un exhéroe del fútbol empapado en licor que odia su vida.

La pareja visita a la familia de Brick para celebrar el cumpleaños del patriarca “Big Daddy”. Maggie recibe el apodo apropiado de “la gata” porque su objetivo principal en la familia es tener una camada de nietos de Big Daddy. Ella es el epítome de la sexualidad femenina. Desea a su esposo y se entrega al rol reproductivo que la sociedad le ha asignado.

Sin embargo, Brick se niega a acostarse con ella. Él cree que Maggie jugó un papel en el suicidio de su mejor amigo, que fue también el amor de su vida. Aun así, Maggie sabe que lo que se espera de ella, como esposa, es que tenga hijos de Brick.

Maggie arde como una gata en el tejado deseando que su esposo se acueste con ella, exhibiendo su hiperfeminidad. La tensión central de la película está subrayada por la mendacidad, la mentira y el engaño. La verdad reprimida está constantemente a punto de ser desatada y es la “cosa inadmisible” que impregna la familia.

Las dos fuentes principales de represión mendaz son los deseos homosexuales de Brick y la muerte inminente de Big Daddy por cáncer. Irónicamente, son estos dos los que más valoran la integridad y la honestidad. Una película compleja y revolucionaria, antes y ahora.

Te podría interesar...
11 películas motivadoras que te inspirarán a ser mejor persona
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
11 películas motivadoras que te inspirarán a ser mejor persona

Las películas son una manera de vivir las historias más extraordinarias de superación, lucha y grandes valores humanos. Te traemos 11 películas mot...