Todo lo que debes saber sobre el pensamiento lateral

¿Sabías que existe un tipo de pensamiento poco ortodoxo y no lineal que te ayuda a crear ideas innovadoras? Te contamos, a continuación, en qué consiste y cómo aplicarlo.
Todo lo que debes saber sobre el pensamiento lateral
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 27 octubre, 2023

En la vida, en tus relaciones y entorno laboral, puedes resolver los problemas de dos maneras. La primera, mediante un razonamiento lógico, lineal y racional. La segunda, usando un enfoque al que el psicólogo y filósofo Edward De Bono denominó pensamiento lateral. Consiste en ofrecer soluciones innovadoras y reflexivas que van más allá del clásico procesamiento deductivo.

Pensar a través de la lateralidad es el sustrato de la creatividad y una habilidad que todos podemos potenciar. Es atreverse a sortear lo previsible para hacer de la imaginación y la intuición tus mejores aliadas. Toda empresa se beneficia de este tipo de mecanismo cognitivo y, por ello, te detallamos todo lo que deberías saber sobre esta esfera de poder.

«En el pensamiento lateral uno no busca la respuesta correcta, sino una disposición diferente de ver las cosas para poder ofrecer una respuesta innovadora, inesperada y práctica».

~ Edward De Bono (El pensamiento lateral: manual de creatividad, 1970) ~

Pensamiento lateral: definición y características

El pensamiento lateral es una forma de razonamiento que busca soluciones fuera de lo común y, a menudo, sorprendentes. En lugar de seguir una secuencia de pasos lineales o predecibles como el procesamiento lógico o vertical, se escapa de las reglas establecidas y aporta propuestas sencillas, pero extraordinarias.

Este concepto lo desarrolló el psicólogo maltés Edward De Bono en la década de 1960. Su libro, El pensamiento lateral: manual de creatividad (1970) fue toda una referencia en este campo. Esta manera de pensar, creativa e indirecta, da forma a grandes aportaciones, pero eso sí, el enfoque vertical y lateral no son excluyentes. Te explicamos sus características, a continuación.



Cuestionar suposiciones

El pensamiento lateral implica cuestionar las creencias subyacentes y esquemas rígidos que, a menudo, limitan el razonamiento convencional. Lo que hace es animarte al desafío, a dudar de lo que se suele dar por sentado para considerar nuevas perspectivas. Algo así te permitirá formar a ideas y soluciones prácticas, a la vez que muy eficaces.

Ejemplo

Un camión queda atascado debajo de un puente. Un grupo de sesudos técnicos piensan en alguna manera de retirar el vehículo de allí, sin dañar la propia estructura. Después de varias horas reflexionando en diversas ideas, llega un niño.

Gracias a su mirada curiosa y ajena a los convencionalismos, lo primero que hace es cuestionar todo lo que dicen los adultos. Después aporta su solución: basta con desinflar los neumáticos del camión.

No linealidad

El International Journal of Progressive Education destaca la necesidad de que las personas puedan pensar de manera diferente y estén abiertas a la innovación. Al fin y al cabo, en un entorno social tan complejo y competitivo como el actual, este recurso es una herramienta de transformación y gran utilidad. Y la buena noticia es que siempre estás a tiempo de desarrollarla.

Una de las características que te gustará tener en cuenta, es que no sigue una estructura rígida a la hora de razonar y procesar la información. A diferencia del pensamiento lógico o lineal, que aplica una secuencia de pasos predecibles, el lateral salta de una idea a otra de manera forma aleatoria. Ahí está su magia y potencial.

Ejemplo

Un hombre entra a un bar y pide un vaso de agua. El camarero busca debajo del mostrador, saca una pistola y lo apunta con ella. Después, este se despide dándole las gracias. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Ha intentado robarle? Para entenderlo, procura no aplicar un enfoque lineal y aplica la imaginación: el individuo tenía hipo y el propietario del local le ha prestado ayuda.

Exploración de múltiples perspectivas

Esta forma de pensar parte siempre de la exploración de múltiples enfoques y soluciones en paralelo. En lugar de limitarse a una sola ruta, el razonamiento lateral considera una variedad de posibilidades y conexiones. Estos serían algunos ejemplos de este enfoque cognitivo a la hora de resolver un problema:

  • Busca varias alternativas
  • No se queda con una única solución
  • Evalúa todos los flancos de un problema
  • Se sirve siempre de la curiosidad y de la imaginación
  • Aunque las resoluciones parezcan obvias, intenta ir un poco más allá

Ejemplo

Una empresaria debe buscar inversores para su negocio. Lo más habitual es procurar dar con personas que ya conozca y que confíen en ella. Sin embargo, decide dar el salto y buscar en otros países haciendo presentaciones originales y desafiantes de sus ideas.

Genera ideas divergentes

Otro de sus rasgos particulares es generar una amplia gama de ideas, a menudo extrañas o poco convencionales. Las personas que suelen usar esta metodología de pensamiento, saben que, a la hora de resolver un problema, es clave aportar muchas ideas singulares y, a veces, hasta estrambóticas. La evaluación posterior será la que elija la idea más útil.

Ejemplo

Dos mujeres se presentaron ante el rey Salomón, afirmando ser madre del mismo niño. Para resolver tal conflicto, el soberano propuso dividir al niño en dos mitades, dándole a cada mujer una de las partes. Al instante, la auténtica progenitora renunció a reclamar al pequeño con el fin de salvar su vida. La duda quedó resuelta.

Reconoce patrones de pensamiento (metacognición)

Tal y como explican en la revista Science of Learning, la metacognición es la capacidad que tenemos las personas de ser conscientes de cómo pensamos para regular este proceso. Te interesará saber que el razonamiento lateral se preocupa por monitorizar el propio pensamiento y detectar algún tipo sesgo cognitivo. 

Ejemplo

Un padre le propone a su hija que solucione el siguiente enigma: «un hombre arrastra su coche hasta un hotel y, entonces, descubre que está en bancarrota. ¿Cómo es posible?». La niña sabe que su progenitor le plantea siempre retos muy imaginativos.

Contiene su impulsividad y evita, ante todo, decir lo primero que le venga a la mente. Monitoriza su forma de procesar la información, esforzándose por encontrar una respuesta lo más original posible. Hasta que la obtiene: «En realidad, ese hombre está jugando al Monopoly».

¿Qué utilidad tiene este tipo de pensamiento?

Edward De Bono definió este tipo de pensamiento enfatizando su gran utilidad para la sociedad. Desarrollar esta técnica permite que las personas aborden los problemas desde distintos puntos de vista. Algo así actúa como disparador del cambio, como ejercicio de transformación social y herramienta de bienestar. Veamos sus finalidades:

  • Desarrollo personal: practicar este tipo de razonamiento optimiza mucho más tus habilidades de resolución de problemas, fomenta la creatividad y expande tu mente.
  • Innovación empresarial: estimula la innovación, ayuda a identificar nuevas oportunidades de mercado y a encontrar formas más eficientes de abordar desafíos comerciales.
  • Resolución de problemas: este recurso cognitivo permite explorar una amplia gama de posibilidades y encontrar soluciones innovadoras, que quizás no fueron evidentes mediante enfoques más tradicionales.
  • Resolución de conflictos: en situaciones de adversidad o discrepancia, este pensamiento contribuye a encontrar soluciones alternativas que satisfagan a todas las partes involucradas, en lugar de adherirse a enfoques rígidos.
  • Generación de ideas para proyectos: si trabajas en un proyecto creativo, como el desarrollo de un producto, la planificación de un evento o la creación de contenido, el pensamiento lateral resulta útil para generar ideas frescas y emocionantes.
  • Tomar decisiones informadas: ten en cuenta que esta herramienta ayuda a decidir aspectos trascendentes de tu vida diaria, al considerar diferentes perspectivas y enfoques. Te guiará para evaluar las opciones desde ángulos inusuales y tomar decisiones más informadas.
  • Creatividad: fomenta la creatividad al desafiar las limitaciones del pensamiento convencional y al alentar la generación de ideas novedosas. Es una herramienta valiosa para la innovación en campos como el arte, el diseño, la publicidad, la tecnología, las artes, la ciencia, etc.

¿Cómo se aplica en las empresas?

El razonamiento lateral es el pilar que edifica el éxito de cualquier organización. Pero la clave está en cómo aplicarlo y saber vertebrar esta esfera en todo el capital humano. La revista European Research on Management and Business Economics describe algo llamativo en esta materia. Es obvio que resulta esencial digitalizar a toda empresa para mejorar su desempeño.

Ahora bien, las nuevas tecnologías deben acompañarse siempre de una estrategia con base en la innovación y la creatividad para favorecer su auténtico avance. En este punto, la lateralidad cognitiva actuará como el mejor aliado para los equipos. Te describimos cómo puede introducirse en el día a día:

  • Incentivos para la creatividad: ofrecer refuerzos, premios y reconocimientos a las ideas innovadoras, creará un ambiente donde se fomente la originalidad.
  • Lluvias de ideas: basada en alentar a los empleados a que generen propuestas sin restricciones y a pensar de manera no convencional, esta técnica resulta siempre muy útil.
  • Estudio de casos exitosos: estudiar casos de empresas que han utilizado con éxito el pensamiento lateral para resolver problemas o innovar en su industria, puede servir como inspiración.
  • Equipos multidisciplinarios: formar equipos de trabajo entrenados en diferentes habilidades, trae diversidad y la oportunidad de tener siempre diferentes perspectivas para un mismo problema.
  • Ejemplos y proyectos piloto: realizar proyectos piloto o experimentos sustentados en ideas generadas a través del pensamiento innovador, conduce a las empresas probar nuevas soluciones antes de implementarlas a gran escala.
  • Técnicas de creatividad: nunca está de más que, desde recursos humanos o mentores especializados, enseñen a los empleados estrategias específicas de creatividad, como la técnica de los 6 sombreros para pensar de Edward De Bono.
  • Técnicas de resolución de problemas: como ya señalamos, este recurso es muy útil para la resolución de conflictos. Habilitar a las personas para abordar los desafíos, discrepancias y problemas interpersonales, es un ejercicio básico y esencial.


Pensar de forma lateral, una herramienta de poder

En un mundo lleno de desafíos y oportunidades, la lateralidad cognitiva brilla como un faro en todo entorno social. Gracias a esta estrategia, iluminas caminos no convencionales para revelar soluciones sorprendentes.

Al liberarte de las cadenas de la lógica convencional, abrirás las puertas a la creatividad, a la innovación y la posibilidad de cambiar el mundo de formas inesperadas.

Procura entrenar este enfoque y mirada interna que combina el atrevimiento y el desafío. Asimismo, ten presente que pensar de manera lateral, no está reñido con razonar de forma vertical. Ambos recursos pueden aplicarse de manera combinada para llegar a ideas excepcionales, útiles y novedosas. ¿Te animas?


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Aydemir, A., & Üniversitesi, A. Ç. (2021). Social innovation and lateral thinking tendencies of preservice social studies teachers. International journal of progressive education17(3), 250-262. https://eric.ed.gov/?id=EJ1308381
  • De Bono, E. (2008). El pensamiento lateral: manual de creatividad. Paidós. https://books.google.es/books?id=seyjkUgT1f0C&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false
  • Fernández-Portillo, A., Almodóvar-González, M., Sánchez-Escobedo, M. C., & Coca-Pérez, J. L. (2022). The role of innovation in the relationship between digitalisation and economic and financial performance. A company-level research. European Research on Management and Business Economics28(3), 100190. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2444883421000498
  • Fleur, D. S., Bredeweg, B., & van den Bos, W. (2021). Metacognition: ideas and insights from neuro- and educational sciences. Science of Learning6(1), 13. https://www.nature.com/articles/s41539-021-00089-5

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.