La personalidad improductiva: ¿cómo es?

La personalidad improductiva no se define solo por la holgazanería. Tiene la sutil habilidad de delegar en los demás tareas que le son propias, siempre tiene mil excusas y el don de crear un mal ambiente allí por donde va.
La personalidad improductiva: ¿cómo es?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 03 abril, 2021.

Última actualización: 03 abril, 2021

¿Has oído hablar alguna vez de la personalidad improductiva? Es muy posible que ahora mismo estés visualizando la imagen de alguien en concreto en tu mente. Así es, quien más y quien menos conoce a un amigo, compañero del trabajo o vecino amante de la ley del mínimo esfuerzo, adicto a delegar tareas y que a su vez es un sofisticado experto en el arte de perder el tiempo.

Ahora bien, la improductividad va más allá de lo que uno haga o deje hacer en el entorno de una empresa, por ejemplo. Es importante reflexionar en algo muy concreto. A veces, el simple hecho de invertir en uno mismo para alcanzar el bienestar y la felicidad también requiere que seamos «productivos». Es decir, de algún modo, todo en esta vida requiere de saber movilizar energías y recursos para lograr algo.

Así, dimensiones como la procrastinación cotidiana, por ejemplo, revierte de manera directa en el propio malestar. Hay por tanto, muchas maneras de ser improductivos, es cierto. Por ello, vale la pena profundizar en este tema para sacar nuestras propias conclusiones.

Mujer descansando y evidenciando una personalidad improductiva

Características de la personalidad improductiva

La personalidad improductiva no define solo a quien no realiza nada (o casi nada) útil en todo el día o quien procrastina un día sí y otro también. Es algo más complejo y sofisticado. Decimos esto porque hay casos en los que la propia dilación en el desempeño en una organización no es causa directa de la forma de ser una persona.

Estudios como los realizados en la Universidad de Rostock (Alemania) nos señalan que a veces las características propias de un trabajo pueden hacer que las personas no puedan rendir como les gustaría. Es decir, es importante comprender primero que a veces, la improductividad no es causa directa del carácter de alguien, sino del contexto que le envuelve.

Teniendo esto claro, comprendamos ahora que dimensiones erigen la auténtica personalidad improductiva.

¿Cómo son las personas que no rinden en ninguna situación?

Las personas que no rinden no solo demuestran su baja productividad en el ámbito laboral. Todos hemos conocido a amigos, familiares u otros conocidos que además de no hacer nada, tampoco dejan hacer. Es como quien tiene un compañero de trabajo que nunca sale de su habitación y que además le molesta que el resto lleven a cabo las tareas básicas de limpieza de la casa.

  • Las personas improductivas siempre tienen excusas. Es decir, si se les hace una demanda, siempre tienen mil razones para escabullirse de esa tarea.
  • Niegan que esas responsabilidades sean suyas. Otra característica que les define es escabullirse con notable habilidad, alegando que esa actividad no entra dentro de sus tareas o categoría laboral.
  • Ya lo haré mañana. Este es sin duda otro clásico, es la procrastinación cotidiana y descarada.
  • Me faltan datos/instrumentos/para llevar a cabo esa actividad. Otro clásico donde los haya es alegar que no pueden llevar a cabo ese trabajo porque no disponen de las herramientas o información suficiente para cumplirla.
  • La mentira con la que rehuir de sus responsabilidades. Admitámoslo, pocas cosas ocasionan tanta frustración como la falsedad. Así, es común que nos digan que esa tarea ya está hecha o que tal persona la ha llevado a cabo.
  • ¿Por qué tengo que hacerlo si no sirve de nada? Todos nos hemos visto en esta situación cuando alguien nos dice cosas como: ¿por qué limpiar si se va a volver a ensuciar? ¿Por qué hacer ese proyecto si no va a tener utilidad alguna?

Por último, y no menos importante, hay algo que está muy claro. La personalidad improductiva origina un mal clima de trabajo. Son figuras que obstaculizan toda tarea, que encienden los desencuentros y las emociones negativas.

Chico representando a la personalidad improductiva

Las personas improductivas según Erich Fromm

Siempre es bueno releer a las grandes figuras de la filosofía y la psicología social.Erich Fromm también nos dejó sus interesantes aportaciones al respecto del campo de la personalidad improductiva. Así, en su libro Anatomía de la destructividad humana nos explicó algo muy simple, algo en lo cual, todos estaremos de acuerdo:

“La personalidad improductiva define a personas de notable negatividad para el tejido social. Lo único que buscan es su propio beneficio y para ello, abusan de sus iguales”.

-Erich Fromm-

Por otro lado, es interesante saber que el célebre psicoanalista estipuló que existen diferentes tipologías de personas improductivas. Las analizamos:

La personalidad mercantilizada

En esta primera categoría entran todos esos hombres y mujeres de nuestra sociedad que solo tienen un objetivo: escalar posiciones vendiéndose a sí mismos, pero sin hacer nada útil.

A menudo, nos encontramos a figuras que pretenden “vendernos” que son altamente eficaces y brillantes solo por hablar bien, tener una buena imagen o tener contactos sociales poderosos.

Personalidades explotadoras

En este caso, lo que podemos encontrarnos son a personas que se valen de otros para realizar las tareas que les son propias. Hay quien no solo elude sus responsabilidades, sino que explotan otros para que las cumplan.

La personalidad improductiva acaparadora

¿Alguna vez has conocido a alguien que dice que va a ocuparse de todo y que finalmente no cumple nada? Es el típico amigo o compañero de trabajo que parece, a simple vista, muy dispuesto para encargarse de las cosas. Sin embargo, el tiempo pasa y ninguna de esas actividades o responsabilidades llegan a cumplirse.

Para concluir, estas son sin duda situaciones que se ven a diario. No es fácil lidiar con estas figuras porque su conducta y actitud, acaban afectando a todo el entorno. Lo importante, es dejar claro a la persona improductiva que su comportamiento lejos de ayudar, obstaculiza. Exigirle cambios y ponerles un plazo es siempre algo esencial. 

Te podría interesar...
Personas controladoras: 7 características
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Personas controladoras: 7 características

Las personas controladoras intentan controlar su entorno y, sobre todo, las personas de su entorno, a través de diferentes mecanismos.



  • Fromm, Erich (1975) Anatomía de la destructividad humana. Ed. Trotta
  • Prem R, Scheel TE, Weigelt O, Hoffmann K, Korunka C. Procrastination in Daily Working Life: A Diary Study on Within-Person Processes That Link Work Characteristics to Workplace Procrastination. Front Psychol. 2018 Jul 5;9:1087. doi: 10.3389/fpsyg.2018.01087. PMID: 30026712; PMCID: PMC6042014.