¿Qué es la personalidad sociotrópica y cómo se manifiesta?

En apariencia, las personas con este patrón de conducta pueden pasar como gente excesivamente amable. En el fondo, se debaten entre el miedo a ser rechazados y la necesidad de aprobación.
¿Qué es la personalidad sociotrópica y cómo se manifiesta?
Gema Sánchez Cuevas

Revisado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 06 abril, 2022

La personalidad sociotrópica no es tanto una entidad independiente en sí misma, sino un patrón de conducta. Su característica esencial es que corresponde a un tipo de comportamiento orientado en exceso hacia las relaciones interpersonales, al punto en que esto deja de ser saludable y adopta tintes patológicos.

En la personalidad sociotrópica se le da un excesivo valor al otro. Es como si la persona tuviera que vivir en función de mantener buenas relaciones con los demás, incluso si esto supone entrar en contradicciones o experimentar malestar consigo mismos. Se podría decir que es un deseo obsesivo e inadecuado de agradar.

Desde el punto de vista psicológico, la personalidad sociotrópica sería el polo opuesto a la personalidad autónoma. En esta última el interés está centrado en ser consecuente con uno mismo, con independencia de la aceptación o el rechazo de los demás. Veamos de qué va todo esto.

Ser hermoso significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros. Necesitas ser aceptado por ti mismo”.

-Thich Nhat Hanh-

Mujer hablando con su amigo sobre si ¿Se puede olvidar la lengua materna?
Quien tiene una personalidad sociotrópica se esfuerza mucho para conseguir la validación y la aprobación de los demás.

La personalidad sociotrópica

Lo que caracteriza a la personalidad sociotrópica es un profundo deseo de ser aceptado por los demás. Al mismo tiempo, parten de la idea de que esa aceptación se logra complaciendo y exaltando a los otros. En otras palabras, ajustarse a los deseos de los demás, incluso renunciando a los propios, y darles un lugar protagónico a los demás en todas las situaciones.

Como se puede suponer, se trata de un comportamiento que rara vez se asocia de forma explícita a un problema o trastorno. Es muy fácil que pase desapercibido e incluso que se le tome por virtud. No es fácil distinguir entre una persona particularmente amable y cordial frente a alguien que tiene una personalidad sociotrópica.

Lo que determina la diferencia entre lo uno y lo otro son dos aspectos. El primero es que en la personalidad sociotrópica hay una complacencia extrema con los demás, incluso si son extraños. La segunda es que la persona con este tipo de rasgos llega a comportarse así, incluso si esto representa pasar por encima de sus propios deseos o le causa malestar psicológico.

Los rasgos de la personalidad sociotrópica

Una personalidad sociotrópica muestra indicios en el exceso de afabilidad. Alguien así es solícito y servicial en extremo, al punto en que termina resultando poco natural e inadecuado. Muestran expresiones demasiado afectuosas con personas que apenas conocen o se desviven por complacer a cualquiera, sin que haya un motivo para ello.

Según una escala creada por Aaron Temkin Beck, otros rasgos de la personalidad sociotrópica son los siguientes:

  • Hay preocupación en el individuo por la posibilidad de no ser aceptado socialmente.
  • Sienten nerviosismo al acercarse socialmente a alguien, ya que no conocen su posible reacción de antemano.
  • Acepta la arbitrariedad o el control ajeno, si percibe que esto complace a los demás.
  • Tiene dificultades para desempeñarse sin ayuda externa.
  • La persona desea estar sola y no acompañada, la mayor parte del tiempo.

Según los datos disponibles al respecto, la personalidad sociotrópica está asociada a un riesgo mayor de desarrollar síntomas depresivos. Esto se debe a que en muchos casos este tipo de estructura está asociada a experiencias traumáticas previas y estrés interpersonal.

Chica preocupada
La timidez y la falta de asertividad son dos características comunes de la sociotropía.

Otros aspectos de interés

La personalidad sociotrópica también se ha asociado con rasgos como la introversión y la falta de asertividad. En principio, constituye una falta de habilidad social que se compensa con la complacencia extrema y la necesidad de aprobación ajena. Sucede cuando una persona no ha encontrado la manera de establecer vínculos equitativos y respetuosos con los demás.

También se ha encontrado que este tipo de personalidad frecuentemente va acompañada de problemas de autocontrol. Es como si no pudieran lograr comportarse de una manera distinta a la que sugieren los otros. Si los demás tienen conductas nocivas, el sociotrópico no será capaz de resistirse, sino que imitará para ser plenamente aceptado en un grupo.

Otro de los factores que está presente en estas personalidades es la ansiedad. La necesidad de ajustarse a las expectativas de otros y el miedo a ser rechazados o abandonados hace que en sus vínculos haya miedo y estrés. No quieren dar pie para que los demás se alejen o desaprueben su conducta.

En la personalidad sociotrópica sobrevive una contradicción básica: relacionarse con los demás es problemático, pero al mismo tiempo se trata de una necesidad muy sentida. Detrás de este tipo de conductas suele haber traumas no resueltos que deben ser abordados en el marco de una psicoterapia para propiciar conciencia y cambio.

Te podría interesar...
La sociotropía, cuando volcarte en exceso en los demás termina mal
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La sociotropía, cuando volcarte en exceso en los demás termina mal

La sociotropía define un tipo de personalidad orientada al cuidado y atención ajena de manera patológica para obtener aceptación.



  • Bruch, Monroe A; Rivet, Kathy M .; Heimberg, Richard G .; Hunt, Anne; McIntosh, Bonnie (1999), "Shyness and Sociotropy: Additive and Interactive Relations in Predicting Interpersonal Concerns", Journal of Personality , Blackwell Publishers, 67 (2): 373–406, doi : 10.1111 / 1467-6494.0005.
  • Fernández-Rey, J., Madrid, H.M., Pardo-Vázquez, J.L. (2004). Sesgos de procesamiento de información emocional en individuos sociotrópicos. Psicothema.
  • Tobar, R. T., Arias, A., & Avella, S. (2013). Procesamiento de información congruente sociotrópica y autonómica en sujetos con sintomatología depresiva y ansiosa. Revista Vanguardia Psicológica Clínica Teórica y Práctica, 4(1), 31-40.